Home Page Image

 
 
 
 
 
 
 


2000 Primer Debate presidencial (R. Gallardo, M. Ledo, Camacho, Cárdenas, Labastida, Fox)

25 de Abril de 2000

CONDUCTORA: Bienvenidos a este debate en el que participan seis candidatos a la Presidencia de la República. Las reglas del debate, acordadas por los candidatos, son las siguientes: La primera intervención de cada candidato será de tres minutos. Posteriormente, tendrán tres participaciones, de tres minutos cada una; se sugirió que se abordarán, en ese orden, asuntos de política, economía y sociales. Finalmente, los candidatos tendrán dos minutos para exponer sus conclusiones. Cabe mencionar que el orden de la participación de los candidatos y su ubicación fue determinada mediante sorteo, efectuado hace apenas 90 minutos. Hechas estas aclaraciones, damos inicio al debate. Tiene la palabra el candidato Porfirio Muñoz Ledo.

Porfirio Muñoz Ledo.- Este es el primer encuentro entre los candidatos, pero no será el último. Algunos se resisten a la confrontación por que tienen poco que ofrecer. Los debates son pruebas definitorias en los procesos democráticos y derechos del ciudadano, que ha de ser el verdadero ganador. Un debate es una discusión para aclarar proyectos y valorar personalidades, para conocer nuestras diferencias, las que explican que seamos candidatos distintos. Evitaron la réplica y las confrontaciones directas, pero no podrán simular que todos somos lo mismo, que en el fondo somos iguales. Quieren persuadir al público de que es lo mismo el pinto que el colorado…

Quieren persuadir al público de que es lo mismo el pinto que el colorado y que por eso no vale la pena cambiar, falso. Ustedes comprobarán que no hay únicamente dos ni cuatro candidatos, somos seis. Todos aspiramos a obtener su voto, yo aspiro a convencerlos.

El verdadero resultado depende de la libre y secreta determinación de los electores. En las democracias no se manipulan las encuestas, ni se anticipan los resultados, se conocen hasta el conteo de los sufragios. Esta es la victoria inicial de la equidad, en un proceso desigual y dispendioso; nos enfrentamos a tres partidos de gobierno que han disfrutado no sólo los beneficios del poder, sino más del 90% del tiempo dedicado a las campañas en la radio y la televisión, desde el lanzamiento de sus precandidatos hasta ahora, han gastado varias veces lo que cuestan las contiendas electorales más ricos del mundo.

Llego a este debate con optimismo, porque confío en la capacidad de juicio de los mexicanos, quienes podrán medir hoy la distancia que existe entre el saber y el repetir, entre la experiencia y la improvisación, entre la convicción y el engaño; ustedes no se dejarán arrollar por la mercadotecnia vacía, esta no es una elección de supermercado, los actores principales del futuro son los ciudadanos de México.

Vengo libre de toda complicidad, propongo un proyecto de largo plazo y soluciones concretas a problemas urgentes. No basta remendar, es necesario reconstruir. El estadista no debe pensar en las próximas elecciones, sino en las próximas generaciones, es responsabilidad de la política, edificar con los jóvenes y para los jóvenes, una nueva moral, una nueva República.

-LA C. MAYTE NORIEGA.- Gracias, señor Muñoz Ledo.

-EL C. CUAUHTEMOC CARDENAS SOLÓRZANO: Me dirijo a quienes nos están viendo y escuchando. Quiero convocarlos para que juntos podamos cambiar el rumbo del país, tomando en nuestras manos la conducción de nuestros destinos.

El próximo 2 de julio vamos a tomar los mexicanos una decisión trascendental: O seguimos como vamos o logramos un cambio definitivo en el rumbo del país y en la condición de desarrollo de nuestra nación.

Ustedes tendrán que elegir básicamente entre los candidatos del régimen, los candidatos del sistema, o por una alternativa distinta.

Yo quiero recordarles que Francisco Labastida, el candidato del PRI, es el candidato del continuismo, es el candidato de Ernesto Zedillo.

Por más que haya habido una elección interna en su partido, todos sabíamos que desde un principio era el candidato ya elegido por Ernesto Zedillo.

Sabemos también que es el candidato que representa la corrupción del régimen, que representa las complicidades del régimen con el narcotráfico, con el crimen organizado; que él, junto con el candidato de Acción Nacional, y ambos partidos, el PRI y el PAN, se opusieron a que conociéramos los mexicanos la lista de los defraudadores de la Banca.

Entonces, ustedes sabrán por quién están votando si decidieran hacerlo por el candidato del PRI.

Saben también lo que representa Vicente Fox. El, más allá de que se haya puesto, siendo diputado, unas orejas para tratar de, pues, caer bien en ese auditorio, votó como diputado todas las reformas salinistas.

Ustedes saben que él también, como su partido y el PRI y el candidato del PRI, se han opuesto a que se den a conocer las listas de los defraudores del FOBAPROA, de quienes han causado la quiebra de la Banca del país.

Saben también que él representa una propuesta para la educación superior y la atención a la salud sean servicios de paja; saben también que él sería un candidato bienvenido del régimen.

Yo les invito a votar por una opción distinta, por un Gobierno que se conduzca con patriotismo y con honradez; un Gobierno que ponga por delante y como prioridad la educación, la salud, el combate a la corrupción, pero de esto hablaré en mis próximas intervenciones.

-C. MODERADORA, LIC. MAYTE NORIEGA.- Gracias, señor Cárdenas Solórzano.

Tiene la palabra el candidato Vicente Fox Quesada.

-EL C. VICENTE FOX QUESADA: El día de hoy tú y yo podemos escribir la historia.

Esta noche nos presentamos seis candidatos, de los cuales cinco compartimos una idea en común: la urgente necesidad de la alternancia en el poder.

Hoy por hoy, por primera vez en la historia, las encuestas señalan que un candidato de oposición está adelante en el camino a la Presidencia de la República.

Tenemos una oportunidad histórica, única. En menos de 70 días podemos terminar con más de 70 años de malos gobiernos, en menos de 70 días podremos cambiar más de 70 años de un sistema corrupto, que ha robado a los mexicanos el fruto de su trabajo, que ha dejado a papás y a mamás con temor a que sus hijos puedan estar en la calle.

Tenemos una oportunidad histórica. Estamos a menos de 70 días de poder terminar con estas crisis económicas recurrentes, que han dejado a millones de mexicanos y de mexicanas en la pobreza, en la marginación, en el desempleo; que han dejado a muchas familias sin poder comprar la leche que necesitan para sus hijos; que han dejado a los jubilados sin su ahorro y que han dejado a los jóvenes sin las oportunidades para poder quedarse en su propia tierra.

Con la responsabilidad que significa estar al frente en el camino a la Presidencia de la República, hoy quiero comprometer ante todos ustedes que convocaremos a un Gobierno plural, incluyente y ciudadano, que integraremos un proyecto común de nación con las ideas de todos los mexicanos y que convocaremos a un acuerdo nacional para unir a todos los mexicanos.

En el país entero está encendida la luz de la esperanza.

El debate de esta noche, más que un debate entre seis candidatos, significa un debate entre dos futuros, es una conversación entre tú y yo, para decidir si dejamos a nuestros hijos sin futuro o tenemos el coraje, la visión, la inteligencia para cambiar el rumbo de nuestro país, para hacer de nuestro México un México mejor.

Hace falta un suceso que cambie el rumbo de nuestro país.

Yo he comprometido cada latido de mi corazón, cada segundo, cada minuto de mi tiempo, pero sin ustedes no se puede. Con ustedes todos podemos. Contigo no nos detendrán. Contigo cambiaremos México este 2 de julio.

-C. MODERADORA, LIC. MAYTE NORIEGA.- Gracias, señor Fox Quesada.

-C. MODERADORA, LIC. MAYTE NORIEGA: Gracias, señor Fox Quezada. Tiene la palabra el candidato Manuel Camacho Solís.

-C. MANUEL CAMACHO SOLIS: Señores candidatos; mis amigos que nos escuchan y nos acompañan.

Este es un momento histórico. Estamos por decidir si lo que va a predominar es un sistema que tiene secuestrada a la nación o si va a ser posible que el poder esté controlado por los ciudadanos.

México tiene muchas oportunidades. No tengo ninguna duda de que la economía puede mejorar, aquí lo vamos a plantear.

No tengo ninguna duda de que nuestro sistema político puede ser verdaderamente democrático y sometido a la ley.

Estoy convencido que con un gobierno honesto y una política económica más justa se puede reducir la pobreza.

Pero entonces la gran pregunta que ustedes se hacen: ¿es por qué si México tiene todas estas oportunidades no podemos marchar en esa dirección?

No se ha podido por una razón básica, porque el poder no ha servido a la gente.

El poder ha servido a una facción, a una facción de políticos corruptos, de tecnócratas dogmáticos y de empresarios asociados en la corrupción con estos políticos.

El representante de esta facción es el señor Francisco Labastida.

No es un asunto personal contra él, es simplemente una posición política en contra de esa facción.

Yo le pregunto aquí a Francisco Labastida: ¿Si el poder puede servir a la gente cuando él dejó pendiente el asunto de Acteal, cuando echó abajo los acuerdos de San Andrés, cuando cerró los ojos ante el asunto de Aguas Blancas y de los paramilitares, cuando no hizo la reforma del estado, cuando no logró resultados para reducir la inseguridad y cuando en su oficina se terminó de cocinar y de negociar el FOBAPROA, que es el acto más grave que se ha hecho contra la economía del pueblo de México en el siglo XX?

Yo le pregunto a Francisco Labastida: ¿si con el equipo que tiene piensa que el poder puede servir a la gente, con personalidades como el señor Bours, que está en el corazón del FOBAPROA, con Gamboa, con Beltrones, con Figueroa, con el señor doctor Córdoba, que ya anda por ahí cerca?

Yo le pregunto, le reclamo, y le pido que me conteste: ¿Si él cree, si está convencido de que el poder va a servir a la gente con esas decisiones que él ha tomado y con ese equipo que lo acompaña?. Muchas gracias.

-C. MODERADORA.- Gracias señor Camacho Solís. Tiene la palabra el candidato Francisco Labastida Ochoa.

-LIC. FRANCISCO LABASTIDA OCHOA.- Muy buenas noches, mucho gusto en saludarlos.

Bueno, yo vine a platicar aquí, fundamentalmente, sobre los problemas de ustedes y cómo solucionarnos. Percibo que Manuel Camacho ya empezó a atacarme, ya lo esperaba. Sabemos que Vicente Fox le ofreció una chamba en su gabinete y ya está actuando, obviamente, como su empleado. Diciendo esto, pasamos a lo que es importante; esta noche, este debate y ustedes, fundamentalmente, porque la cuestión de fondo no es quién de los candidatos gane este debate, sino cómo gana el pueblo mexicano.

Aquí la cuestión de fondo no es quién va a vivir en Los Pinos, sino dónde van a vivir ustedes, lo importante no es a quién va a cuidar el Estado Mayor, sino quién los va a cuidar a ustedes, qué medidas se van a tomar para que haya una policía profesional, honesta y al servicio de ustedes y de la seguridad pública. Vengo a hablar, pues, de ustedes, de la gente, y no de los políticos.

Hemos tenido aciertos como nación, pero también se han cometido graves errores, todavía tenemos mucho por hacer. Es inaceptable que en México existan 40 millones de mexicanos con pobreza, que haya muchas personas que no tienen empleo y que los salarios no alcancen. Esto debe cambiar y vamos a cambiarlo. Muchos políticos han usado el poder para enriquecerse, muchos políticos de muchos partidos han usado el poder para enriquecerse, para servir a sus amigos o para servir a sus camarillas.

El cambio que propongo en México, el cambio con rumbo, es que el poder sirva a la gente. Por eso, en esta campaña, me he empeñado en presentar propuestas concretas de qué hacer, más empleos, mejores salarios, menos pobreza; más seguridad, menos corrupción, ninguna impunidad. Por eso, pido su respaldo, su confianza y su voto.

Lograremos que todas las mujeres embarazadas tengan atención médica, soy el único candidato que tiene una propuesta para impulsar la educación de calidad al detalle y que llegue al fondo del problema. Con más empleos lograremos que muchas más personas tengan acceso al Seguro Social, voy a combatir la corrupción.

He presentado ya 10 propuestas, el día de ayer agregué una más. Lo hice cuando fui gobernador en Sinaloa, cuando combatí la corrupicón y la violencia, cuando metí al 40% del policía a la cárcel.

Tengo la decisión de hacer grandes cambios en el país para dejar atrás la etapa de apretarse el cinturón. Lo único que me anima en esta contienda es darte a tí y al país buenos resultados, que tú vivas mejor, que los avances de la economía se reflejen en tu bolsillo.

Yo represento el cambio con rumbo, el cambio con seguridad para el país, el cambio verdadero.

-LA MODERADORA: Gracias, señor Labastida Ochoa: tiene el uso de la palabra el candidato Gilberto Rincón Gallardo.

-GILBERTO RINCÓN GALLARDO: Gracias a todos los que nos ven y nos escuchan esta noche.

Tengo 40 años luchando contra el autoritarismo priísta. Siempre he estado en la oposición, en el México sin libertades de hace cuatro décadas fui detenido 32 veces por mi compromiso con el cambio democrático.
El último encarcelamiento duró tres años y medio, era 1968. Jamás me beneficié del gobierno o del régimen que afortunadamente hoy está acabando ¿quién de los que esta noche me acompañan conoció en carne propia la represión del régimen autoritario al que muchos nos enfrentamos?

La democracia imperfecta que hoy tenemos, se construyó con luchas ciudadanas, sindicales, estudiantiles, campesinas. Durante décadas de resistencia, difíciles negociaciones y lentos avances.

Con la reforma política de 1977, logramos que minorías no reconocidas rompieran el cerco de un sistema cerrado, compartido ya desde entonces por el PRI y por el PAN.

Soy alguien que mide la estatura de los individuos por sus valores humanos como la honradez, la congruencia y la responsabilidad, nunca por la talla física, sobre todo, porque desde que era niño tuve que superar desventajas físicas.

Como millones de mexicanos logré vencer la adversidad, tuve que luchar para que se me tratara igual que a los demás, quizás por ello pronto surgió en mí la vocación de enfrentarme a cualquier tipo de discriminación.

Por ello surgió mi profunda fe en la democracia, porque sé que sólo bajo ese sistema, los individuos pueden alcanzar igualdad de oportunidades; vengo a dirigir este mensaje, de manera especial a los jóvenes que quieren cambiar porque se les está robando el futuro.

A las mujeres cansadas de estar marginadas, hoy como ayer, vengo hablarle a los que son discriminados por su origen de clase, su orientación sexual, por motivos religiosos, por ser indígenas, por ser discapacitados, por sufrir una enfermedad o solamente por ser considerados unos viejos.

Represento a Democracia Social, un partido de jóvenes que quieren hacer política de otra manera, que es resultado de un afortunado encuentro entre la experiencia de luchadores sociales y la capacidad crítica y renovadora de esa generación joven que hoy construye la nueva izquierda democrática.

Hoy el cambio debe ser con todo, con respeto a la pluralidad y sin caudillismo.

-LA C. MAYTE NORIEGA.- Gracias, candidato Gilberto Rincón Gallardo. Vamos a dar inicio a la ronda sobre aspectos políticos. Tiene la palabra el candidato Manuel Camacho Solís.

-EL LIC. MANUEL CAMACHO SOLIS: Para el señor Francisco Labastida el FOBAPROA, el salario y el empleo, Acteal, los Acuerdos San Andrés, la reforma del Estado, las complicidades, no son temas importantes.

Yo le hice una pregunta y Francisco Labastida no ha respondido, no ha respondido por ninguno de estos temas. Pero, bueno, dejemos en paz a Francisco Labastida, ya sabemos qué es lo que representa.

La posición que yo tengo respecto al cambio político que necesita el país tiene dos ejes fundamentales.

El primer eje consiste en desmontar el aparato autoritario; someter al Presidente al control legal. Ese es el punto fundamental: ¿Cómo desmontar este aparato autoritario?

Separar el Ministerio Público del Ejecutivo, para que haya total independencia en la persecución del delito.

Quitar la facultad que hoy tiene el Presidente en la práctica de manejar el dinero como lo hizo en el caso del FABOPROA, sin ningún control legal y sin una verdadera rendición de cuentas.

Desmontar el aparato autoritario que permite a los Presidentes usar la fuerza pública fuera de la Constitución, y desmontar el aparato de propaganda que hoy permite que lo bueno se convierta en malo y lo malo se presente como bueno, como lo hemos podido observar tantas veces en los últimos años.

Ese es el primer punto, el aspecto central: Desmontar el poder autoritario, someter a los Presidentes de la República a un verdadero control legal.

Hecha esta operación, y de manera simultánea, lo que hay que hacer es establecer los nuevos equilibrios entre los poderes y la nueva cohesión que tiene que haber en la Federación, con mayores grados de autonomía para los estados y sobre todo para los municipios.

No necesitamos un parche más, lo que necesitamos es un nuevo proyecto político, una nueva arquitectura política que nos permita vivir en un mundo civilizado democrático, que nos permita que la sociedad sea verdaderamente libre, que someta a los gobernantes a una verdadera y efectiva rendición de cuentas. Este es el aspecto fundamental.

Entonces, en conclusión: Uno, desmontar el aparato autoritario sometiendo a los Presidentes a la ley; dos, la nueva arquitectura institucional para hacer gobernable un país con tantas diferencias, con tantos conflictos, que tendrá que tener muchos más altos niveles de consenso, para resolver uno a uno los problemas fundamentales del momento y de los años por venir.

-C. MODERADORA, LIC. MAYTE NORIEGA.- Gracias, señor Camacho Solís. Tiene la palabra el candidato Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

-EL C. CUAUHTEMOC CARDENAS SOLÓRZANO: En los recorridos que estoy haciendo por el país, encontrándome con muchos de ustedes, nos damos cuenta que México ya no resiste más corrupción, que México ya no resiste las complicidades del medio oficial, con el narcotráfico y con el crimen organizado.

Por eso, decimos que ya no deben tener cabida en el Gobierno ni los Espinosa Villarreal, ni los Jorge Carrillo Olea, ni los Mario Villanueva.

Yo les ofrezco un Gobierno que combata a fondo y con decisión la corrupción y el crimen organizado.

A mí no me atan las manos mis amigos, las complicidades; mis amigos no son los amigos de Fox ni los amigos de Labastida, que están en las listas ocultas del FOBAPROA.

Yo les ofrezco un Gobierno decidido a combatir la corrupción, decidido a combatir el crimen organizado y la delincuencia.

Les ofrezco también un Gobierno con palabra, un Gobierno que dé cumplimiento a los acuerdos de San Andrés, que promueva el que se apruebe la Ley de Derechos Indígenas, que quedó pendiente. El Gobierno no cumplió ni con los acuerdos que firmó, ni con emitir esta Ley Sobre los Derechos y las Culturas Indígenas.

Esto nos traerá la paz en Chiapas, esto nos asegurará, sin duda alguna, la paz en la nación.

Es necesario que convoquemos al inicio del próximo Gobierno una amplia revisión de nuestra Constitución, con objeto de incorporar en ella los mecanismos de participación ciudadana, el plebiscito, el referéndum, la iniciativa popular.

Es necesario, por otro lado, que en la ley estén plasmados los principios que nos permitan a hacer exigibles derechos que hoy son letra muerta: el derecho al trabajo, el derecho a la vivienda, el derecho a la salud.

Nosotros en el campo democrático hemos mostrado que tenemos el compromiso de luchar por la igualdad de las mujeres, que con ellas hemos abierto espacios efectivos de participación, que estaremos garantizando la libertad de los jóvenes para desarrollarse, para participar en el estudio, en el trabajo, para tener oportunidades de ser como quieran, de tener los espacios culturales que les hacen falta, para que puedan labrarse un presente y forjarse también un futuro.

Nosotros estamos porque haya igualdad y ésta tendrá que reflejarse en primer lugar en el avance que logremos en los pueblos indígenas. Si logramos igualdad para los pueblos indígenas, querrá decir que estaremos logrando igualdad y oportunidades para todos los mexicanos.

Yo les ofrezco, pues, un Gobierno de libertades, un régimen donde sea efectivo el respeto a la diversidad, el respeto a los derechos de todos los mexicanos.

-C. MODERADORA, LIC. MAYTE NORIEGA: Gracias, señor Cárdenas Solórzano. Tiene la palabra el candidato, Gilberto Rincón Gallardo.

-C. GILBERTO RINCON GALLARDO: Como millones de mexicanos, yo me pregunto: Si los candidatos de los tres partidos mayores están realmente dispuestos a responder a los anhelos de cambio que son hoy más fuertes que nunca, y le respondo que no porque ya lo demostraron.

En estos últimos cuatro años México requería de la reanimación del estado, de una profunda reforma a las instituciones públicas.

Lo que los 3 partidos mayoritarios nos ofrecieron, en cambio, fue aptitudes de ruptura, enfrentamiento y aún vulgaridad.

Son el PRI, el PAN y el PRD los que han convertido al congreso en un circo, los que rompieron los acuerdos y lucraron electoralmente con el ataque a la Universidad Nacional.

El verdadero cambio es aquel en el que participa toda la sociedad, todos los sectores productivos, todas las fuerzas políticas, todas las identidades sociales, todos los ciudadanos.

El verdadero cambio es aquel que abre espacios para que la sociedad participe en la toma de decisiones que nos afectan a todos.

Mis contendientes que ofrecen el cambio no valoran, sin embargo, que la sociedad ya cambió y se les olvida que el cambio en México no puede ser obra de un solo individuo, se les olvida que el cambio no tiene dueño.
Decir: “el cambio soy yo” es lo más viejo que existe en la política mexicana.

Sólo podremos lograrlo si impedimos que un solo individuo decida por todos. El verdadero cambio radica en acabar con las exclusiones, que nadie vuelva a dejar fuera a las minorías políticas, a las mayorías sociales, a todos los que expresan el México diverso.

Que nadie les quite los derechos a los votantes que perdieron una elección, el verdadero cambio es abrir espacios de participación para toda la sociedad, no ofrecer unas cuantas secretarías a los opositores.

Se ha preparado una trampa profundamente antidemocrática en la que no podemos caer.

Ahora se nos pretende hacer creer que nuestro país no caben más que foxistas y labastidistas.

Qué peligroso para un país que en aras del cambio se busque cancelar las posibilidades de las minorías.
A quienes armaron esta trampa, les digo, que millones de mexicanos no seremos jamás ni foxistas ni labastidistas, y que abriremos por encima de trampas un camino de izquierda democrática.

El futuro sólo podrá construirse con un cambio donde se respete el lugar de todos, porque en México somos mucho más que dos.

-C. MODERADORA.- Grancias señor Rincón Gallardo. Tiene la palabra el candidato Vicente Fox Quesada.

-C. VICENTE FOX QUESADA.- Cuauhtémoc haz hecho un buen diagnóstico de los problemas de corrupción y de impunidad que hay en el país y te invito a que juntos, a que juntos abramos las listas del FOBAPROA y denunciemos a todos los que delinquieron con el programa del FOBAPROA, y recordar que el FOBAPROA es producto de los errores de quienes nos han gobernado, ese munumental fracaso de diciembre del 94 que nos hizo perder a prácticamente todos los mexicanos la mitad de nuestro patrimonio.

Manuel y Porfirio, a ustedes les necesito en la recta final, porque estamos proponiendo un Gobierno de transición, porque estamos proponiendo un cambio y después México les necesita para gobernar y para aterrizar esa transición democrática.

Señor Labastida, hoy nos habla de impunidad y nos habla de su gran descubrimiento del día de ayer, de modificar la figura del fuero, hágase la voluntad en los bueyes de mi compadre, que se haga para los secretarios de Estado pero no para él.

De igual manera, nos está hablando de un cambio, 37 años lleva dentro del PRI, ya fue Secretario de Gobernación, ya fue Secretario de Agricultura, ya fue Gobernador y no vimos cambio alguno, más que más de lo mismo.

Nosotros, estamos proponiendo una transición a la democracia, pasar de un régimen de 70 años, con todos sus vicios, con todas sus desviaciones, con toda su corrupción, para transitar a una verdadera democracia.

Necesitamos poner al día las estructuras políticas; necesitamos aterrizar suavemente esta transición para que podamos planchar el camino, para que verdaderamente venga el desarrollo económico y el desarrollo humano en nuestro país tan urgentes para todas las familias que en este momento nos están viendo.

La alternancia en sí misma es un gran paso, precisamente para reconstruir las estructuras políticas en nuestro país. El equilibrio de poderes es indispensable para acabar con el presidencialismo. Pasar del presidenciailsmo a un verdadero federalismo. Pasar del la omnipotencia de quien se sienta en Los Pinos a entregarle a la sociedad la capacidad de gobernar y de conducir este país. Pasar de la corrupción a la transparencia y la rendición de cuentas.

Hemos propuesto terminar con la figura del fuero hace mucho tiempo, incluido el Presidente de la República.

-LA MODERADORA: Gracias, señor Fox Quesada; tiene la palabra el candidato Porfirio Muñoz Ledo.

-PORFIRIO MUÑOZ LEDO: El 2 de julio, los mexicanos habremos de tomar nuestra primera gran decisión del milenio, enterrar con nuestros votos el régimen político que ha generado una de las clases dirigentes más corruptas del planeta y se ha convertido en el principal obstáculo para el desarrollo del país.

Es la nación la que nos necesita. Tenemos por primera vez la posibilidad efectiva de derrotar en las urnas al gobierno, pero no se trata sólo de la alternancia del poder, del quítate tú para que me ponga yo; no queremos la instauración de nuevos caudillismos, elementales o mesiánicos, sino una verdadera tradición hacia la democracia, toda transición culmina en una nueva constitución.

Hace tiempo que el texto de 1917 ha dejado de acatarse, ha sufrido más de 400 mutilaciones y ha servido para disfrazar el despotismo. Enfrentemos el futuro con una constitución democrática, decidida entre todos y respetada por todos.

Lo primero es abolir el presidencialismo, el caciquismo y la impunidad. Edificar un sistema político moderno, que distribuya el poder y sancione las faltas de los gobernantes; es preciso distinguir entre las instituciones permanentes del estado y las del gobierno, que estará sometido a la autoridad del Congreso y el control de los ciudadanos.

La nueva constitución, garantizará efectivamente los derechos de los ciudadanos, habrá certidumbre jurídica, será incluyente porque reconocerá los problemas de una sociedad plural y diversificada, protegerá a los desvalidos, promoverá a los marginados y ampliará las libertades de todos.

La nueva constitución será en rigor federalista. Distribuirá entre los estados, los derechos fiscales y las atribuciones económicas, reconocerá la soberanía o el final de los municipios y la autonomía de los pueblos indios; a todos los resarcirá con los recursos naturales de los que han sido despojados.

La nueva constitución será el cauce de los esfuerzos de las futuras generaciones de mexicanos. No hay transición democrática sin cambio de régimen político; el poder corrompe, pero el poder absoluto corrompe absolutamente, por eso hay que cambiar en México los fundamentos del poder público.

-LA C. MAYTE NORIEGA.- Gracias, señor Muñoz Ledo. Tiene la palabra el candidato Francisco Labastida Ochoa.

-EL LIC. FRANCISCO LABASTIDA OCHOA: Cuando los seis candidatos hablamos sobre el cambio estoy seguro que muchos de ustedes nos escuchan con escepticismo, porque han oído hablar, a lo largo de muchos años, de cambios y cambios y estos cambios no se han dado.

Pero hay una manera clara de que ustedes vean quién ha impulsado los cambios en el país y quién sólo habla de los cambios, quién nada más lo trae en la boca.

Por ejemplo, Fox y yo fuimos gobernadores; los dos tenemos trayectorias públicas, hechos conocidos, hechos que se pueden juzgar y evaluar; ustedes pueden observar nuestras trayectorias y en función de ella formarse la propia opinión, no sólo en función de las palabras que pronunciamos.

El se queja en este momento del FOBAPROA, pero se olvida que hace muy pocos meses él apoyó públicamente la aprobación del FOBRAPROA; también se olvida que parte de los negocios de su familia están metidos en los asuntos del FOBAPROA.

Cuando Fox fue gobernador de Guanajuato se dedicó a viajar, más del 40 por ciento del tiempo lo pasó viajando, tres días de cada semana. Viajó a Nueva York, viajó también a París, viajó a Singapur, desde luego a muchas ciudades, hizo más de 40 viajes y se pasó en algunos de ellos más de 20 días.

Lo que no queda claro es en qué ganó el estado de Guanajuato y los guanajuatenses con esos viajes.

Por ejemplo, no terminó un solo hospital, inauguró uno que se construyó antes.

Lo más grave es que durante el gobierno de Fox miles y miles de niños quedaron sin vacunar y sin atención médica y eso determina que cada año mueran cientos de niños con menos de un año de edad, cuyas muertes pudieron evitarse, porque Fox en lugar de cumplir con su responsabilidad se dedicó a viajar.

Yo construí tres grandes hospitales en el estado de Sinaloa. Allí están, a los ojos de todos.

En su campaña hizo la promesa de llevar agua potable a todos los pueblos del estado. Hoy mil 200 pequeños pueblos están esperando que esa promesa se les cumpla, uno de cada cuatro pueblos.

Cuando fui gobernador de Sinaloa lleve agua potable a más del 90 por ciento dela gente en todo el estado.
Fox prometió mejorar la educación en Guanajuato, pero el porcentaje de niños en las escuelas primarias se redujo en Guanajuato, mientras subió en el resto de la República.

Fox gastó millones de pesos en publicidad y destinó 50 millones de pesos para darle créditos a sus amigos.
Vicente, haces, sin lugar a dudas, muchas promesas, pero me recuerdas al viejo PRI.

Hablar de cambio es muy fácil; producir el cambio no. Se necesita coraje, decisión y compromiso con la gente, con quien hoy nos está escuchando: con los jóvenes, con las mujeres, con los hombres de México.

-C. MODERADORA, LIC. MAYTE NORIEGA.- Gracias, señor Labastida Ochoa.

Pasamos a la ronda sobre asuntos económicos. Tiene la palabra el señor candidato Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

-EL C. CUAUHTEMOC CARDENAS SOLÓRZANO: Hemos estado participando en un proceso de globalización, en el que nos han llevado a rastras, subordinándonos a intereses que no son los nuestros. Este es el modelo económico de Carlos Salinas, es el modelo económico del PRI y el PAN, es el modelo económico también de Francisco Labastida y de Vicente Fox.

Tenemos necesidad de una nueva política económica, en donde seamos nosotros los mexicanos quienes decidamos nuestro destino, quienes tomemos las decisiones fundamentales respecto al desarrollo del país y no que estas decisiones se sigan tomando en las grandes capitales financieras del mundo.

Yo les propongo una nueva política económica que tenga como eje crecer más aceleradamente. Para esto, estamos proponiendo un programa que detone el crecimiento de la economía, destinando recursos, el equivalente a uno por ciento del Producto Interno durante los tres primeros años de la próxima administración que se destinan a la obra pública, de modo que podamos, como se ha hecho en muchas partes del mundo y en distintas épocas, acelerar el crecimiento de nuestra economía.

Por otro lado, poner en marcha una serie de medidas en paralelo, una reforma fiscal que nos dé un régimen fiscal justo y no un régimen fiscal donde haya más impuestos para los pobres y menos para los ricos, como nos lo está proponiendo Vicente Fox al plantear que se aplique el IVA a las medicinas, a los libros, a los artículos de primera necesidad y que se reduzca el impuesto sobre la renta.

Tenemos necesidad de reactivar las potencialidades productivas del campo, necesidad también de poner en práctica una política de fomento a la industria, de atención a la pequeña y mediana empresa.

Tenemos que revisar nuestros acuerdos internacionales, que nos han colocado por malas negociaciones, por negociaciones hechas con premura, en condiciones de desventaja frente a nuestros socios comerciales.

Tenemos que hacer de la política petrolera el eje del crecimiento de nuestra economía.

Por eso nos oponemos a la propuesta de Vicente Fox, de privatizar la industria petrolera y estamos en contra de la política oficial, que apoya el Partido de Francisco Labastida, de desmantelar la industria petrolera, para que vaya poco a poco privatizándose.

Estamos en contra de la propuesta que se ha hecho, que ha hecho Ernesto Zedillo y que apoyan tanto Vicente Fox como Francisco Labastida, para privatizar la industria eléctrica, sectores clave de la industria eléctrica.

Estamos planteándoles, pues, una política económica nueva que ponga en el centro el que nosotros seamos quienes tomemos nuestras decisiones y que sea en función del interés de la mayoría como podamos orientar esta política hacia mejorar los salarios, los ingresos, hacia resolver los problemas de la gente.

-C. MODERADORA, LIC. MAYTE NORIEGA: Gracias, señor Cárdenas Solórzano. Tiene la palabra el señor candidato, Francisco Labastida Ochoa.

-C. FRANCISCO LABASTIDA OCHOA: Muchos Políticos le han fallado a la gente, por eso hay que cambiar la política y también hay que cambiar a los partidos.

Yo estoy impulsando cambios en mi partido, cambios a favor de la democracia y cambios también luchando por la honestidad.

Estoy trabajando para transformar al partido, para construir un nuevo PRI, que recupere los ideales de Luis Donaldo Colosio.

Fui el primer candidato del PRI que hizo pública su declaración patrimonial de bienes, y le pedí también a mi partido que se lo exigiera a todos los candidatos del partido, y ha sido el único partido que lo ha aprobado, que haga pública la declaración de bienes de todos los candidatos del partido. Pero los cambios se tienen que hacer, en todos los partidos y en todos los gobiernos.

Hay muchas cosas que están mal en el país y que hay que cambiar. Hay todavía mucha corrupción, y esa hay que combatirla.

Por ejemplo, la mordida es un problema que vemos en muchas ciudades y en muchos estados, independientemente del gobierno que esté coordinando sus esfuerzos.

La corrupción lleva también a acrecentar el grave problema de la inseguridad.

En la Ciudad de México que nos ofrece el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas un cambio, la gente se pregunta: ¿qué cambio obtuvo en estos años en donde el PRD ha estado al frente de la Ciudad de México.

Y se lo pregunta también en Guadalajara o en Tijuana, en donde los problemas de criminalidad no sólo no han decrecido, sino que han aumentado en estos años. Y ahí el PAN tiene cerca de 10 años gobernando en esas ciudades, en Tijuana y cerca de cinco o seis años en Guadalajara.
Recuerdo que una joven madre de familia en Ciudad Juárez, me comentaba, ciudad gobernada por el PAN, que tenía miedo y temor de salir a la calle por los secuestros, los homicidios y los robos que en ella misma se daban.

¿Qué pasó con el cambio que ofreció el PAN? ¿Qué pasó con el cambio que ofreció Vicente Fox en Guanajuato? ¿Qué pasó con el cambio que ofreció Cuauhtémoc Cárdenas aquí en la Ciudad de México y que no ha llevado? ¿Qué pasó con ese cambio tantas veces cacareado y que no se ha traducido en mejoría en esas regiones?

Ah, y tenemos que cambiar, pero no es sólo un problema del cambio de palabra, sino el cambio de hecho. Ese es el problema.

Cuando fui Gobernador de Sinaloa combatí la corrupción con decisión, metí al 40 por ciento de la policía en la cárcel, por eso he dicho que hay que hacer cambios adicionales para combatir la corrupción.

He planteado 11 medidas concretas para hacerlo, ningún otro candidato lo ha hecho.
Las propuestas más concretas sobre cómo hacer los cambios verdaderos en el país los hemos plantado nosotros. Muchas gracias.

-LA C. MODERADORA.- Gracias señor Labastida Ochoa. Tiene la palabra el señor candidato Vicente Fox Quesada.

-C. VICENTE FOX QUESADA.- Bueno, tal parece que tenemos que dedicar un poco de tiempo a la comparación con el señor Labastida. Primero, tendría que probar la acusación que hace que las empresas de la familia Fox están en FOBAPROA y si lo hace sustrajo información ilegalmente, que seguarmente le dieron sus cuates de Hacienda.

En Guanajuato creamos, en 6 años, 240 mil empleos formales. Para eso fuimos a viajar para el mundo, para traer más de 200 empresas que generaron una enrome cantidad de empleos en Guanajuato. A cambio, en Sinaloa, se generaron sólo 60 mil empleos durante los 6 años del señor Labastida.

No hay de que presumir con los 4 hospitales, los costruye el Gobierno Federal, no el Gobierno Estatal. Nosotros hablamos y prometimos agua a comunidades de más de 100 habitantes y cumplimos lo prometido.

En la primaria, en Guananuato, el 99% de los niños van a la primaria, pero además todo joven en Guanajuato, absolutamente todo joven, tiene la garantía de llegar hasta la universidad a través de un sistema de becas y financiamiento.

A cambio de esto, en Sinaloa hay un programa hoy, del Gobernador actual, que se llama Programa para Sustituir Aulas que son tendajones y aulas de cartón, que es lo que dejó el señor Labastida en lugar de escuelas.

En sus 6 años se cometieron 2,900 homicidios y hubo 350 reos fugados de la cárcel y no es cierto lo del comercial y lo que acaba de hablar, porque el ejército fue y apresó a los 2 jefes de policía que tuvo el señor Labastida, no fue él el que metió a los policías a la cárcel, fue el ejército el que los llevó por mal comportamiento.

En cuanto a Cuauhtémoc, el asunto de privatizar PEMEX no sé de dónde lo saca, ni tampoco el asunto del IVA. He señalado yo que hay que volver a nacionalizar PEMEX, a volverlo a poner en manos de los mexicanos para utilizar ese recurso, para conectarlo íntegro al sistema de educación pública, laica y gratuita, a la ciencia, a la tecnología y la investigación.

El señor Labastida nos viene con esas hermosas y tiernas historias de que una mujer le platicó allá en Juárez, eso se lo da su asesor Carvin, es muy americano hablar de esas pequeñas historias que nunca existieron.

Esto es lo único que está aprendiendo el señor Labastida, seguir los lineamientos del señor Carvin.
En cuanto a economía, indispensable hacer crecer la economía a una tasa del 7%, indispensable generar 1 millón 350 mil empleos, para que todos ustedes, los jóvenes que nos están viendo, tenga una oportunidad de salir adelante. Indispensable hacerlo sustentablemente, haremos del agua, de la tierra y del bosque asuntos de seguridad nacional.

-LA MODERADORA: Gracias, señor Fox Quesada; tiene la palabra el señor candidato, Gilberto Rincón Gallardo.

-GILBERTO RINCÓN GALLARDO: Muchas gracias.

La política de los últimos gobiernos ha concentrado cada vez más la riqueza y más de la mitad de los mexicanos viven en la pobreza. Cambiar esta política es el reto para la socialdemocracia mexicana, es un reto que no admite las simplificaciones que aquí estamos oyendo.

Proponemos un cambio pacífico, gradual y de amplia cooperación política y social que integre a todos los mexicanos al desarrollo. El estado debe jugar un papel fundamental y no puede limitarse a la administración de las variables macroeconómicas.

Frente a las grandes desigualdades y los enormes desafíos de la globalización, la ausencia del estado es una gran irresponsabilidad; durante el próximo sexenio la principal tarea del gobierno, será fortalecer el ingreso y el empleo de los mexicanos para lograr la cohesión y la integración social.

Para que el desarrollo beneficie a todos, es necesario construir una estructura productiva fuerte, dinámica, que propicie el crecimiento sostenido del empleo y el consumo; para ello es necesario que fluya el crédito, que se facilite el acceso a nuevas tecnologías y se generalice la capacitación de los trabajadores, en especial para las pequeñas y medianas empresas.

Hay una verdadera urgencia de políticas de fomento al desarrollo, no podremos contar con esas políticas de fomento, si no realizamos una reforma al sistema financiero y una reforma fiscal integral que dote de recursos al estado y propicie nuevas y mejores formas de gastar.

Durante décadas los gobiernos del PRI han prometido esa reforma y han incumplido, esta situación se explica por la red de complicidades que se ha tejido y que beneficia a una minoría. En el futuro, la construcción de una nueva legitimidad democrática, tendrá que ir de la mano con la construcción de un pacto fiscal de gran visión que nos una a todos.

Un cambio a la política económica no puede dejar de lado una revisión de nuestros tratados comerciales. Por una parte, el libre comercio que no permite la movilidad de los trabajadores a través de las fronteras, deriva en acuerdos que favorecen a pocos; en este sentido, la liberalización migratoria deberá ser tarea central del próximo gobierno.

Y, por otra parte, no podremos impulsar un proceso de globalización incluyente y equilibrado, si no modificamos nuestra legislación en materia laboral y de medio ambiente, de tal manera que coloquemos el cuidado de los recursos humanos y naturales con que cuenta la nación, en el corazón de nuestras políticas de desarrollo.

-LA C. MAYTE NORIEGA.- Gracias, señor Rincón Gallardo. Tiene la palabra el señor candidato Porfirio Muñoz Ledo.

-EL LIC. PORFIRIO MUÑOZ LEDO: La globalidad es un fenómeno inexorable, es el conjunto de desafíos y oportunidades que nos ofrece un mundo abierto.

Eludieron discutir política exterior los candidatos de los partidos que han comprometido el interés nacional. Habrán, sin embargo, de pronunciarse, tarde o temprano, sobre temas cruciales como nuestras relaciones con los Estados Unidos; la defensa de los trabajadores migrantes, la redefinición de nuestras fronteras culturales; la renegociación del Tratado de Libre Comercio; el reajuste de la deuda externa; la reforma del sistema financiero internacional, y la creación comunidad de una latinoamericana de naciones y de una moneda regional, porque de ello, más que de muchas otras cosas, depende nuestro futuro.

México o puede seguir aceptando sumisamente las políticas de ajuste.

Es urgente redefinir el interés nacional y redistribuir, con justicia, el progreso.

Sólo prevalecerán las naciones que se incorporen a la revolución del conocimiento y eleven sustancialmente la calidad de sus recursos naturales.

Combatiremos el castrante centralismo y propondremos el traslado de la capital del país a otro lugar de la República, para desconcentrar el poder y la riqueza.

En asuntos de Estado, señores candidatos, las querellas personales me parecen deleznables.

Sólo afirmo que nosotros sí combatiremos la corrupción y que no comprometeremos el futuro por el olvido del pasado; que todos quienes hayan faltado contra el patrimonio de la nación, cualquiera que sea el partido al que pertenezcan, serán severamente castigados.

La política económica requiere previsión, visión de futuro.

Propongo emprender un nuevo camino, una política para el horizonte de 20 años, que preserve nuestros recursos naturales y contemple los requerimientos de infraestructura, agua, energía y alimentos necesarios para 125 millones de mexicanos.

Se ha condenado a FOBAPROA. Sin embargo, los representantes de todos los partidos aquí presentes, salvo nosotros, votaron el presupuesto que lo sostiene. No se vale el doble lenguaje.

Nosotros nos comprometemos a que no se desviarán, nunca más, recursos presupuestales para cubrir quebrantos bancarios o negocios particulares. Lo público será cada vez más público y lo privado cada vez más privado.

-C. MODERADORA, LIC. MAYTE NORIEGA.- Gracias, señor Muñoz Ledo. Tiene la palabra el señor candidato Manuel Camacho Solís.

-EL C. MANUEL CAMACHO SOLIS: Yo le tomo la palabra a Vicente Fox. Le propongo que en cuatro semanas podamos presentar, los que así lo deseemos, un informe público sobre las cuentas del FOBAPROA.

El asunto del FOBAPROA no es cualquier cosa, va íntimamente vinculado a una política económica muy injusta, cuyos resultados están a la vista.

La pregunta es: ¿si puede haber una política económica más justa? No tengo ninguna duda de que sí puede haber esa política económica más justa, pero la confianza de esa política económica no debe depender de la privatización de PEMEX o de la CFE, de más privatizaciones, como la bancaria, sino que la nueva seguridad y la confianza en la economía deben estar sustentadas en la legalidad y en la rendición de cuentas.

Debe haber un incremento en la productividad, en la inversión y el ahorro; puede haberla, y una caída, una reducción en la tasa de interés para apoyar a las pequeñas y a las medianas empresas, para poder apoyar en serio al campo.

Se necesita una reforma educativa para tener los nuevos empleos que en un mundo abierto son los bien pagados y no quedarnos y aceptar ser como hoy un país de migrantes o un país de maquiladores.

Necesitamos hacer una reforma laboral, para que se facilite la capacitación de los jóvenes, para que las mujeres de más de 35 años puedan trabajar, para poder apoyar realmente a los jubilados.

Necesitamos una política ecológica de largo plazo y no lo que hemos estado viendo en nuestro país, grandes esfuerzos que se vienen abajo. Algunos de los mejores expertos mexicanos en cuestiones del medio ambiente que aquí entrenamos, hoy trabajan para gobiernos extranjeros.

Necesitamos una política económica justa, que en los auges reparta los beneficios, lo que no ha ocurrido en nuestro país en los últimos 20 años.

Tenemos el peor desempeño de toda América Latina, somos el país en donde ha crecido proporcionalmente más la pobreza en las últimas dos décadas y también en los últimos años.

Y necesitamos que en los momentos de la crisis se repartan las cargas de otra manera, porque si no, regresamos a lo que ha sido precisamente el gran error histórico de la administración del Presidente Zedillo: el apoyo a los grandes banqueros y a un grupo pequeñísimo de empresarios con el FOBAPROA y pasarle toda la cuenta al resto de la sociedad para los próximos 36 años. Eso es lo que debe cambiar.

-C. MODERADORA, LIC. MAYTE NORIEGA: Gracias, señor Camacho Solís. Pasamos ahora a la ronda sobre asuntos sociales.

Tiene la palabra el candidato Gilberto Rincón Gallardo.

-EL C. GILBERTO RINCON GALLARDO: En México hay mucha gente que es tratada como si valiera menos. El nuestro es un país injusto, donde se abusa de los débiles y necesitamos poner un alto a esto.

Necesitamos con urgencia construir un país donde la gente se vea de igual a igual.

La razón fundamental del aumento de la pobreza no está en la economía sino en la conducta de los gobiernos y su política social, que se ha reducido a atacar sólo algunos de sus efectos.

Una política social diferente permitirá que en este país todos puedan trabajar y producir, permitirá que se incluya a quienes no han participado de los beneficios del desarrollo, que son la mayoría.

Estamos convencidos de que el camino para vencer la pobreza no puede ser la violencia armada, sino la promoción de proyectos productivos.

La violencia entrampa a la miseria, divide a las comunidades y es caldo de cultivo para la política de la polarización que utiliza al irritación social para captar votos.

Esa política del todo o nada es la misma que apuesta al empantanamiento de Chiapas, de la UNAM, del país entero.

Somos el único partido que asume, además, abiertamente que la educación es la gran prioridad nacional. Sólo un país educado puede ser un país de iguales.

El país que queremos construir tiene que incluir a las mujeres mediante la promoción de sus derechos y su adecuada representación política.

Rechazamos la intolerancia y el abuso que han crecido en México, ante el beneplácito de partidos como el PRI y el PAN.

No podemos aceptar que queden impunes asesinatos de homosexuales, como los ocurridos en Chiapas; la violación y el asesinato masivo de mujeres en Ciudad Juárez y la perversidad del encarcelamiento de campesinos que defienden su bosque en Guerrero.

No podemos aceptar un país donde el gobierno panista, de Baja California, obliga por encima de la ley a una niña de 14 años a continuar un embarazo producto de una violación.

No podemos aceptar que un solo grupo, utilizando la fuerza de gobierno, impulsa su moral y su visión del mundo a todos los ciudadanos.

En este país somos mucho más que dos y exigimos respeto para la diversidad.

Por ello pido el voto de todos los que conocen los riesgos de un poder personalizado, descontrolado e intolerante.

Necesitamos construir con nuestros votos un régimen que impida la discriminación racial, de clase, de identidad lingüística, de los discapacitados y de nuestros ancianos.

-C. MODERADORA.- Gracias señor Rincón Gallardo. Tiene la palabra el candidato Francisco Labastida Ochoa.

-LIC. FRANCISCO LABASTIDA OCHOA.- ¿Ustedes se pueden imaginar a diputados de otros partidos, del PAN o del PRD, hablando bien de un gobernador de un estado? ¿Se pueden imaginar a unos ex diputados hablando bien de un gobernador?

Bueno, eso, efectivamente ocurrió. Ocurrió en Sinaloa y está registrado. Ocurrió también cuando vinieron ataques infundados, falsos, como los que está mencionando el señor Fox y salieron publicados en los periódicos y aquí están registrados, en donde se dice, firmado por todos los diputados del PAN y del PRD, que rechazan calumniosamente las agresiones de las cuales ha sido objeto el que fue Gobernador del Estado de Sinaloa. Claro, en ese tiempo no eran tiempos electorales y por eso se podía hacer esto. Hoy, es tiempo electoral.

Hoy habla Vicente Fox de que va a luchar en contra de la inmunidad, nada más que cuando fue Gobernador él vetó la Ley de Responsabilidades que aprobó el Congreso de su Estado, es una incongruencia total entre lo que se dice y lo que se hace.

Pero quiero comentar que me ha llamado la atención que hoy no me haya agredido Vicente Fox con los adjetivos que últimamente ha utiilzado, en las últimas semanas me ha llamado: chaparro, mariquita, me ha dicho labestida, me ha dicho mandilón. Ha hecho señas obsenas en la televisión refiriéndose a mí y a mí no es que eso me ofenda, sino que está ofendiendo a las familias mexicanas con los dihcos, con los adjetivos, con las señas y con las majaderías que ha utilizado.

Sin embargo, hoy, como que cambió de piel, vino más pulidito, como que se quiere olvidar de las groserías y de los adjetivos que ha estado utilizando y yo creo que cada quien tiene que asumir la responsabilidad de lo que hace y de lo que dice.

Yo creo que Vicente no debe huír de sus palabras, sino hacerse responsable de ellas. Si se averguenza de ellas, entonces que lo admita y que se los diga a ustedes, porque eso no es justo para quienes nos están viendo hoy, en esta noche, como ustedes. La gente tiene derecho a saber qué ha hecho Vicente Fox y lo que ha dicho también.

Además, el señor Fox, debe tener hoy el carácter y la decisión para enfrentarlo.

Por eso, yo le digo hoy, aquí, dándole tiempo para que después me conteste en su intervención, ahora que estamos cara a cara, si no tiene carácter para enfrentar esto, cómo va a enfrentar los problemas del país, cómo se va a enfrentar a los problemas del narcotráfico, cómo va a combatir los problemas del crimen organizado, cómo va a defender a nuestro país frente a los intereses de Estados Unidos.

Para eso, se necesita carácter y decisión, para jugársela con el país y con los que menos tienen y eso es lo que quiero ver que tenga Vicente Fox, porque hasta el momento no lo ha demostrado.

-LA MODERADORA: Gracias, señor Labastida Ochoa; tiene la palabra el candidato Manuel Camacho Solís.

-MANUEL CAMACHO SOLIS: Me toca hablar sobre el asunto de la política social, el gran tema de la pobreza, el gran problema histórico de nuestro país, agudizado por una muy mala política ya por mucho tiempo.

¿Cuál es mi posición? Volver a lo básico: nutrición, educación y salud para todos los niños. Ahora ¿cómo financiarlo? Muy sencillo, acabemos con el gasto de la propaganda y reduzcamos n un 90% el gasto de las campañas políticas y con eso podemos darle nutrición, educación y salud a todos los niños.

Segundo, una gran reforma educativa para volver a creer en educación pública para invertir en la educación pública, no como en este sexenio que se cayó 29% la inversión per cápita en las universidades y mucho más en la investigación en los últimos 20 años.

Y, por otra parte, también apoyo para las familias de clase media, deduciendo las colegiaturas de los impuestos; necesitamos una nueva política en relación a las comunidades indígenas y ésta es muy sencilla, acabar con el burocratismo por una parte y con el clientelismo político que se utiliza para sostener al PRI.

Es decir, ahí podrán mejorar las cosas, indudablemente con mayor libertad y dando oportunidad a que surjan los propios proyectos de manera autogestionaria, pero ya no con una visión de evaluación tecnocrática que impide que éstas cosas crezcan.

En las ciudades necesitamos volver a invertir en infraestructura, nada mas vean o que está pasando en las ciudades fronterizas que es donde hay mayor expansión de la economía, debemos volver a invertir en la infraestructura de las ciudades y en mejorar los servicios de las ciudades; desde luego está el tema de la seguridad, el tema que más nos preocupa a todos, y ahí necesitamos una decisión fundamental, que es poner de pie lo que hoy está de cabeza.

Es decir, reconstituir la autoridad, reconstituir la autoridad sobre bases morales y legales para desde ahí emprender la gran reforma judicial que necesita nuestro país, tenemos esa gran oportunidad de separar del Ejecutivo el ministerio público, de hacer una secretaría de la justicia, de desarrollar un nuevo enfoque en términos de prevención de los delitos con regeneración urbana, programas sociales, pero nada de esto se ha hecho, no ha habido resultados.

A mí, ya que han hablado todos los demás, sí me tocó gobernar esta ciudad, la ciudad de México, y aquí vimos los mejores resultados de seguridad de los últimos diez años.

-LA C. MAYTE NORIEGA.- Gracias, señor Camacho Solís. Tiene la palabra el candidato Porfirio Muñoz Ledo.

-EL LIC. PORFIRIO MUÑOZ LEDO.- Nuestro país es reconocido como el más desigual de la Tierra, aquel en el que existe mayor distancia entre los ricos y los miserables; 40 millones de mexicanos tienen un ingreso inferior a un dólar diario.

Es una vergüenza, es la prueba irrefutable del fracaso económico del régimen y la principal de nuestras responsabilidades.

La desigualdad deriva de una cultura, de la subordinación y del abuso. Esconde falta de respeto a la dignidad humana.

Debe combatirse desde la escuela y la familia, en todas las instituciones y a través de todas las políticas.

Proponemos una estrategia global y contundente, a favor de la igualdad de los mexicanos.

En las democracias educar al ciudadano es educar al soberano; cuidar su alimentación, su salud y su talento desde la primera edad y a lo largo de toda la existencia.

Dedicaremos a la tarea educación la décima parte del producto nacional y toda nuestra capacidad creadora, por muchas razones.

Ningún candidato ha presentado más propuestas y más avanzadas sobre la educación. Decir lo contrario es sólo el autoelogio, que ya conocemos.

La armonía de las capacidades y los valores humanos es el objeto de la educación.
Por ello, toda ocurrencia es reprochable.

Es preciso elevar la condición social y cultural del maestro; renovar los métodos, los instrumentos y los espacios de la educación; acercar la familia, acerca la escuela a la familia, a la comunidad, a la naturaleza y a la actividad económica.

Proponemos la educación obligatoria de 12 grados, para que todos los jóvenes permanezcan en la escuela hasta la mayoría de edad. Es el mínimo de escolaridad que exige la sociedad moderna, que permite reducir el crecimiento demográfico a menos de uno por ciento, y dar el impulso más efectivo a la igualdad de oportunidades entre los hombres y las mujeres.

La remuneración al trabajo define el tipo de crecimiento y de incorporación a la economía global que cada país elige.

Llevaremos el salario mínimo a 150 pesos diarios y promoveremos el incremento de los salarios contractuales mediante la libertad de asociación de empresarios y trabajadores.

Ello exigirá elevar la productividad, reducir las tasas de interés y combatir a fondo la corrupción y el dispendio administrativo.

Daremos más y promoveremos más a los que menos tienen.

Nuestro compromiso esencial es con los derechos humanos.

-C. MODERADORA, LIC. MAYTE NORIEGA.- Gracias, señor Muñoz Ledo. Tiene la palabra el candidato Vicente Fox Quesada.

-EL C. VICENTE FOX QUESADA.- Estimado señor Labastida, a mí tal vez se me quite lo majadero, pero a ustedes lo mañosos, lo malos para gobernar y lo corruptos no se les va a quitar nunca.

Creo que hoy está quedando claro que las encuestas nos marcan adelante en esta elección presidencial y sin duda tendremos que seguir enfrentando la atención del candidato Labastida al líder de esta campaña electoral. Y no es algo que elegimos, es algo que ustedes los ciudadanos han decidido, ponernos al frente en la carrera por la Presidencia de la República. No elegimos que otros no tuvieran esa presencia.

Gilberto, quiero reconocer toda tu capacidad, todo tu talento, toda tu lucha política y toda tu preocupación social y ciertamente vamos a incluir prácticamente todos los señalamientos que has hecho en la materia, porque el panorama en el campo es desolador.

En el campo está el mayor dolor, pero a la vez también la mayor esperanza.

Vamos a trabajar en el campo, porque va a haber un Presidente que es del campo, que conoce del campo y no burócratas que no saben siquiera ordeñar vacas.

Vamos a trabajar con las comunidades indígenas, para respetar sus raíces, su cultura, su historia, pero también para promover su desarrollo. Han sido el gran olvidado.

Habrá una oficina con la representación de los indígenas al lado del Presidente de la República en Los Pinos, porque ahí vamos a demostrar nuestro compromiso y nuestra prioridad.

Vamos a hacer una revolución educativa, vamos a duplicar el presupuesto nacional para la educación pública, laica y gratuita. Eso es más que computadoras e inglés.

Vamos a instaurar los 3 años de preescolar, que no existen hoy. Eso es más que computadoras e inglés.

Vamos a crear el Instituto de Becas y Financiamiento, para asegurar que en este país jamás, jamás vuelva a haber un solo joven que por razones económicas se quede sin alcanzar su proyecto educativo. Eso es más que computadoras e inglés.

Vamos a llevar las universidades al campo, las preparatorias.

Vamos a impulsar el Instituto de Educación Permanente y vamos a hacer con los maestros y las maestras del país esa revolución educativa.

-C. MODERADORA. LIC. MAYTE NORIEGA: Gracias al señor Fox Quezada. Tiene la palabra el candidato Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

C. CUAUHTEMOC CARDENAS SOLÓRZANO: Yo quiero invitar a Vicente Fox, para que pida a su partido, para que se reabra el caso de FOBAPROA. Le recuerdo que fue el voto del PAN y del PRI el que nos impuso esta enorme carga que hoy llevamos todos los mexicanos.

A Francisco Labastida, le digo que mi gobierno en la Ciudad de México quitó, arrebató, la ciudad a la corrupción.

Cambiamos el rumbo de la ciudad y ahí están ahora los logros a la vista, a pesar de lo que él pueda pensar, a pesar de lo que él pueda decir.

Tenemos necesidad en el país de poner el práctica una política social, que termine con las desigualdades, y esto quiere decir combatir de frente a la pobreza que hoy afecta a las dos terceras partes de la población.

No podemos combatirla, como se ha venido haciendo en estas últimas administraciones, sólo con las obras presupuestales.

Tenemos que asumir la responsabilidad del Estado, la obligación del Estado, de combatir la pobreza y de lograr que se resuelvan los problemas de la gente.

Esto quiere decir poner en práctica una política que genere empleos, empleos estables, empleos bien pagados, empleos protegidos socialmente.

Que nos permita, por otro lado, poner en práctica una política salarial que coloque las alzas salariales siempre por arriba de los índices de inflación.

Esto es posible porque tenemos una productividad en la economía, que permite destinar recursos a los salarios y no sólo a las utilidades de las empresas.

Tenemos que poner en práctica una política que haga llegar los recursos de PROGRESA a todos y no que estos programas se utilicen clientelarmente, como los utiliza el Gobierno para apoyar a los candidatos oficiales.

Tenemos, por otro lado, que poner en práctica una política que recupere las capacidades productivas del campo, tomando en cuenta que en el campo reside todavía la tercera parte de la población.
Esto quiere decir que al campo, en vez de abandono, en vez de desprecio, hay que llevar crédito, tecnología y organización.

Tenemos que revisar a fondo el artículo 27 Constitucional, recuperar los derechos arrebatados a los campesinos de México, tenemos que hacer que el derecho a la tierra se convierta, efectivamente, en un derecho al trabajo, que sea exigible, que sea ejercitable, y así podremos enfrentar los problemas del campo y no como se viene haciendo ahora, teniendo un campo abandonado, lleno de emigrantes, con gente yéndose a buscar cómo ganarse la vida más allá de nuestras fronteras.

-C. MODERADORA.- Gracias señor Cárdenas Solórzano. Vamos a la ronda final. Para esta ronda los candidatos tienen 2 minutos. Tiene la palabra el candidato Francisco Labastida Ochoa.

-LIC. FRANCISCO LABASTIDA OCHOA.- Ustedes saben que lo que está en juego en esta elección es muy serio, muy grande, muy trascendente. Con su voto van a definir el proyecto y el trayecto del país durante los siguientes años, pero van a definir, también, qué va a ocurrir con ustedes, con su familia y, desde luego, prioritariamente, con sus hijos.

Por eso, les quiero pedir que durante los siguientes 2 meses, de aquí hasta el 2 de julio, piensen muy bien y evalúen lo que nosotros decimos, que nos evalúen también a nosotros y que conozcan y estudien lo que son nuestros hechos públicos. Si en el pasado hemos hablado del cambio, aquí en la boca, o hemos hecho cambios, porque se puede ofrecer mucho cuando no se ha cumpildo con nada.
Con tu voto se definirá el futuro del país y con ello podemos recuperar la esperanza y hacer un mejor proyecto para México, avanzar definitivamente. Yo quiero hacerlo, pero no, obviamente, a partir de promesas huecas o de promesas sin sentido.

Propongo un cambio que nos permita conservar lo más valioso que tenemos en México, las libertades, la democracia y, desde luego, la paz social.

Un cambio para lograr más empleo, para lograr mejores salarios, para que haya menos pobreza.
Un cambio para combatir la corrupción, la impunidad, y, desde luego, la corrupción.

Un cambio para que todos nuestros hijos, todos los niños, tengan educación de calidad, para que haya un cambio en favor de la mujer, un cambio a favor de los jóvenes, un cambio en favor de la seguridad pública y de las familias, un cambio en favor de la seguridad en todo México.

No me van a temblar las manos para combatir la corrupción ni luchar en contra del crimen. Lo he hecho en el pasado, lo voy hacer ahora con firme decisión.

Hace unos días una mujer, en la ciudad de México me dijo: Nada más no me vaya a fallar. No le voy a fallar y no les voy a fallar a ustedes. Soy hombre de palabra y voy a cumplir a fondo con lo que he prometido.

Muchas gracias, buenas noches.

-LA MODERADORA: Gracias, señor Labastida Ochoa; tiene la palabra el candidato Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

-CUAUHTEMOC CARDENAS SOLÓRZANO: Yo quiero recordarles que en dos ocasiones hemos ganado contra todos. En 1988 ganamos la Presidencia de la República cuando nadie lo creía. En 1997 ganamos esta ciudad de México.

Yo quiero invitarlos, a ti que me estás viendo, a todos, mujeres y hombres, a que volvamos a ganar este próximo 2 de julio, lo podemos hacer, por eso pido tu voto, pido tu voto de acuerdo a tu conciencia, este es el único voto útil, el que vas a dar para construir el proyecto de nación que tú quieres construir, que tú quieres que entre todos, los mexicanos y mexicanas, podamos construir.
Yo te pido ese voto para que no sólo cambien las gentes en el gobierno, sino para que podamos cambiar de fondo la nación, para que nazca un nuevo régimen político.

Somos parte de una historia tú y yo, de lucha por nuestra democracia. De lucha por la defensa de los intereses del país, de nuestro petróleo, de nuestra industria eléctrica, de la defensa de México para que este no siga desmantelándose ni se siga vendiendo como lo han venido haciendo las últimas administraciones.

Yo te recuerdo que la lucha no me cansa, que juntos podemos volver a ganar una elección nacional, para que haya una transición pacífica y segura; yo pido tu voto y pido tu confianza, pido tu voto a favor tuyo, de tu familia, del país; pido tu voto a favor de México.

LA C. MAYTE NORIEGA: Gracias señor Cárdenas Solórzano. Tiene la palabra el candidato Porfirio Muñoz Ledo.

EL LICENCIADO PORFIRIO MUÑOZ LEDO: Es nuestro deber rescatar el prestigio social de la política. Lamento la injuria y la banalidad.

No creo que todos hayan estado a la altura del país ni de la responsabilidad a la que aspiran. Se insiste en las declinaciones disfrazadas de alianzas.

Las convergencias deben obedecer a coincidencias políticas, las he promovido. Por eso fue Presidente del Congreso de la Unión con el voto de todos los diputados de oposición.

Pero a quienes hostigan con el argumento del voto útil, les pregunto: ¿Para qué y para quién?

Mostremos disposición democrática, tengamos un debate entre los candidatos opositores, como ya lo hicieron los del partido oficial; convengamos, si es posible, en un programa común y que los ciudadanos y sólo ellos decidan quién debe encabezarlos.

Este es, para quien les habla, un momento decisivo en su perseverante carrera de esfuerzos, anhelos y realizaciones.

El Gobierno desertó de sus deberes esenciales con la pobreza, con Chiapas, con la Universidad y con el combate a la delincuencia. Padecemos cotidianamente la extensión de la violencia social.

Propongo un acuerdo político entre todos los partidos y candidatos, para asegurar la transición pacífica a la democracia. Garanticemos elecciones legales, equitativas y transparentes.

He sido toda mi vida maestro y he optado por el cambio. He defendido la voluntad soberana de los ciudadanos y nunca la he traicionado. No habré de rendirme en la causa inacabada de la grandeza mexicana.

Pongo el saber de una vida y el proyecto que represento a la consideración de los electores. Ustedes habrán e valorarlo y decidir en consecuencia.

-C. MODERADORA, LIC. MAYTE NORIEGA.- Gracias, señor Muñoz Ledo. Tiene la palabra el candidato Gilberto Rincón Gallardo.

-EL C. GILBERTO RINCÓN GALLARDO: Quienes quieren dividir al país en dos, quieren hacernos creer que un voto por Democracia Social es un voto desperdiciado. Eso es falso.

Cada voto por Democracia Social es una garantía de que nadie será perseguido por ser diferente o por no coincidir con la moral, la religión y las costumbres de supuestas mayorías.

Un voto por Democracia Social es un voto para que en México se exija al poder que rinda cuentas y para que nos gobierne la ley y no un nuevo caudillo.

Un voto por Democracia Social es un voto por la congruencia, la honestidad y la tolerancia.

A quien piensa que Democracia Social tiene la mejor respuesta, pero que yo no puedo ganar la Presidencia, le digo: compartamos optimismo, decisión y valor civil. Lo que está en juego es el futuro de nuestra democracia. Lo mejor de este país se ha construido a contracorriente. El voto útil es el que construye y permite que surja lo nuevo.

Los candidatos presidenciales del PRI, PAN y PRD desean tener manos libres para darle oxígeno al presidencialismo que está muriendo.

Lo que Democracia Social propone es un país de instituciones que controle con la ley a cualquier gobernante y que impida la continuidad del poder personalizado.

Pensemos también en el Congreso para darle altura y romper el cerco que le han puesto el PRI, el PAN y el PRD.

Hemos tenido que luchar contra la adversidad, contra los ríos de dinero que han corrido en estas campañas. Y aquí estamos, creciendo y mostrando que es posible hablarles a los mexicanos con respeto y con decencia.

Es el momento de darle una rosa a México.

-C. MODERADORA, LIC. MAYTE NORIEGA: Gracias, señor Rincón Gallardo. Tiene la palabra el candidato Manuel Camacho Solís.

-C. MANUEL CAMACHO SOLIS: Les dije que les iba a tener una sorpresa en este debate. La sorpresa es que el señor Francisco Labastida no respondió; ni en un debate rodeado de algodones se atrevió a fijar sus posiciones sobre los asuntos de fondo del país.

La necesidad es clarísima y lo que debemos de hacer es derrotar a la facción que él representa.

Necesitamos un cambio real, pero el cambio real no es un asunto de ocurrencias, el cambio real es limitar el poder del Presidente, someter a los presidentes a la ley, y que si roban, sean enviados a la cárcel.

El cambio real es hacer la paz en Chiapas, que no se va a hacer en 15 minutos y resolver el problema de la UNAM.

El cambio real es rendir cuenta sobre el FOBAPROA para reducir la carga social y evitar que esto se repita, y también esclarecer los asuntos de derechos humanos para que esas cosas nunca vuelvan a lastimar a la sociedad mexicana.

Lo que necesitamos es un nuevo pacto social. Para eso necesitamos la visión y necesitamos la claridad sobre le rumbo, no la ocurrencia.

Y eso lo podemos hacer entre la mayor parte de las fuerzas del país. Esta es una tarea para casi todos los mexicanos que quieren vivir en libertad, en democracia y en justicia.

Yo les pido su voto, porque ese voto va a ayudar a la alternancia, ese voto va a ayudar a construir una oposición firme, que no se deje engañar y que contribuya a la construcción de las nuevas instituciones, y porque ese voto va a ayudar a hacer este gran pacto que tanto tiempo hace que merecía la sociedad, que merecían ustedes y que merece México.

-C. MODERADORA.- Gracias señor Camacho Solís. Tiene la palabra el candidato Vicente Fox Quesada.
-C. VICENTE FOX QUESADA.- Esta noche ustedes han escuchado dos proyectos diferentes de nación: uno, el del señor Labastida, que sostiene que la corrupción, la pobreza, el desempleo, es el destino del país; y, otro, de los que creemos que podemos cambiar nuestro país y hacer un país mucho mejor.

Si tu no crees que el cambio es posible, mira lo que ha pasado en el mundo. Nadie imaginaba que Mandela, un campesino o Valessa, un trabajador, pudieran romper las cadenas de la opresión y del autoritarismo. Nadie imaginaba que estudiantes, maestros y amas de casa, con sus propias manos tiraran el Muro de Berlín.

Hoy, los ojos del mundo entero están puestos en México, pero solamente tu puedes decidir qué país quieres y el futuro que deseas para ti y para tu familia.

Muchos dudaron que la oposición fuera capaz de gobernar un municipio; hoy, gobernamos 11 estados y cientos de ciudades y los gobernamos bien.

Muchos dudaron que la oposición pudiera encabezar las preferencias electorales y hoy esto es una realidad. Consciente de esta responsabilidad reitero mis compromisos: conformar un gobierno plural e incluyente, integrar un proyecto común de nación, convocar a todos los mexicanos a un gran acuerdo.

Tengámonos confianza, creamos en nosotros mismos, derribemos el muro de la corrupción, la pobreza y el desempleo. Construyamos juntos un México de oportunidades, un México exitoso y triunfador.
La decisión sólo es tuya. Sé bien, que vas a tomar la mejor decisión.

Gracias, buenas noches.

-C. MODERADORA.- Gracias, señor Fox Quesada, concluye aquí este primer debate entre 6 candidatos a la Presidencia de la República en la historia de nuestro país.

Agradezco a usted en nombre de todos los que hicieron posible esta transmisión, su atención a la misma y le deseo que tenga muy buenas noches. Hasta otra ocasión.