Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1994 Manifiesto desde una trinchera de la resistencia popular. Colectivo de presos políticos militantes del Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo y del Partido de los Pobres (PROCUP-PDLP)

Julio 1° de 1994

 

 

Reclusorio Preventivo Norte, Julio 1° de 1994.

DESDE UNA TRINCHERA DE LA RESISTENCIA POPULAR
¡A CUATRO AÑOS DE PRISIÓN POLÍTICA!
A LA CONVENCIÓN NACIONAL DEMOCRÁTICA

COLECTIVO DE PRESOS POLÍTICOS MILITANTES DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO OBRERO CLANDESTINO UNION DEL PUEBLO Y DEL PARTIDO DE LOS POBRES
(PROCUP-PDLP)

RECLUSORIO PREVENTIVO NORTE
A 1° de Julio de 1994.

 

AL PUEBLO DE MÉXICO.
A LOS ASISTENTES A LA CONVENCIÓN NACIONAL DEMOCRÁTICA PRESENTES:

Los integrantes del Colectivo de Presos Políticos, Militantes del Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo y del Partido de los Pobres (PROCUP-PDLP), consideramos necesario hacerles llegar nuestros puntos de vista en torno a la convocatoria del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), a una Convención Nacional Democrática que se llevará a cabo en un poblado de la Selva Lacandona.

En primer término nosotros consideramos adecuado el que todas las fuerzas políticas y sectores ciudadanos acudan a la convocatoria de esa Convención Nacional Democrática, desde nuestro punto de vista es una forma más de avanzar hacia la construcción de un poderoso movimiento político de masas, el cual llegará a tener su expresión orgánica en un frente unitario.

Sin embargo es imprescindible que expresemos también algunas divergencias en torno a la Segunda Declaración de la Selva Lacandona:

1.- Los compañeros del EZLN consideran que aún es posible que por la vía pacífica y a través del cambio democrático se evite una guerra en México. En ese sentido para nosotros es claro que la guerra sucia que el gobierno mexicano lleva a cabo en contra del pueblo jamás se ha detenido, esa guerra sucia no se detuvo el 12 de enero, después de esa fecha han sido asesinados más de 35 opositores políticos, y las fuerzas de seguridad gubernamentales han reforzado su armamento con equipo sofisticado estadunidense, incrementaron su presencia en varios estados de la República, ye todas luces, se preparan para la represión. Evidentemente la oligarquía que actualmente detenta el poder en México no cederá su sitio por medios pacíficos y se prepara para el recrudecimiento de la guerra. Consideramos que los revolucionarios no debemos crear falsas expectativas en la posibilidad de un cambio pacífico, sino debemos llamar al pueblo a que se prepare para la guerra; claro, sin que ello quiera decir que somos apologistas de la violencia y que desearíamos que la realidad no fuera así. Pero debemos tratar de guiarnos por el análisis científico de las contradicciones sociales. En este último sentido nos encontramos inmersos en una lucha de clases antagónica entre explotados y explotadores, entre proletarios y burgueses.

2.- El EZLN plantea que estamos inmersos en una revolución que no concluirá en una nueva clase, fracción de clase o grupo en el poder. Nosotros coincidimos en que estamos inmersos en una nueva revolución, pero consideramos que dicho proceso debe de conducir necesariamente a la toma del poder político, la instauración de la dictadura del proletariado y la construcción del socialismo. Es decir, tenemos una postura clasista, tenemos una propuesta alternativa de formación económico-social y rumbo, los cuales manejamos públicamente porque partimos de la necesidad de convencer y persuadir a las grandes masas de lo justo de nuestra propuesta política.

3.- El EZLN plantea que la actual legislación mexicana es demasiado estrecha y hace necesaria una Convención Nacional Democrática de la que emane un gobierno provisional o de transición, sea mediante la renuncia del ejecutivo federal o mediante la vía electoral. Indudablemente que una Convención representativa de todo el país o de la mayoría del país es un proceso complejo que no puede desarrollarse en dos o tres meses. En la reunión que se lleve a cabo en territorio zapatista antes del 21 de agosto no existirá la fuerza necesaria para que emane un gobierno provisional o de transición. En caso de que en esa reunión se nombrara una propuesta de gobierno provisional ¿cómo lograrían la fuerzas concurrentes que ese gobierno despache en palacio nacional o ejerza el poder político? ¿cuál sería la reacción del Estado mexicano y sus fuerzas de seguridad?. Para nosotros es evidente que la renuncia del ejecutivo federal es improbable y que no va a ceder la silla presidencial a ninguna propuesta de gobierno provisional emanada de la próxima convención. Actualmente no existe proporción entre la cantidad de las fuerzas políticas y militares opositoras y los pilares que sostienen al actual régimen. No se está en la posibilidad real de imponer la voluntad popular a la oligarquía financiera que controla el aparato estatal. Sostenemos que la nueva revolución mexicana se encuentra en un proceso de acumulación de fuerzas, de organización, de estructuración, de inicio de nuevas etapas en el enfrentamiento político-militar con la clase en el poder y aún muy lejos de cumplir con el objetivo de derrotar al actual régimen de explotación capitalista. A la oligarquía que detenta el poder económico, político y militar y que tiene a su disposición todo el aparato del Estado y el respaldo del imperialismo norteamericano solo la podrá derrotar una nueva revolución de carácter socialista a través de un proceso prolongado que permita la acumulación de fuerzas políticas y militares del pueblo.

Por otra parte un gobierno de transición mediante la vía electoral implica el reconocimiento de que las elecciones del 21 de agosto serían legítimas y tendrían las condiciones de imparcialidad que debe tener un proceso de ese tipo. Nosotros no vemos en las elecciones del 21 de agosto ninguna posibilidad de que de ella emane un gobierno legítimo que pueda transformar radicalmente la sociedad, entre otras por las siguientes razones:

A.- En los procesos electorales mexicanos el índice promedio de abstencionismo ha sido de un orden del 70%. Ese solo hecho le resta legitimidad a procesos en los que la mayoría de ciudadanos no creen y a los que no acuden.

B.- Los actuales partidos contendientes son:

a) El partido en el Estado y seis pequeños partidos satélites e incondicionales que le hacen el juego cínicamente al candidato presidencial del partido oficial.

b) El PAN que representa los mismos intereses económicos y políticos de la oligarquía en el poder y ha sido favorecido por el actual gobierno como una opción emergente en caso de tener problemas y verse obligado a dar una apariencia de alternancia en el poder.

c) El PRD es una mezcla heterogénea de corrientes y grupos disímbolos donde participan sectores de la burguesía desplazados del aparato de gobierno; no son alternativos ni garantizan la transformación sustancial de las actuales condiciones económicas, sociales y políticas del país.

C.- Todo el andamiaje de la organización del proceso electoral se encuentra en manos del gobierno mexicano quien tiene mayoría absoluta en el IFE y el cual solo utiliza algunas formas para tratar de dar un manto de legitimidad a un proceso viciado de origen.

D.- La tradición de los procesos electorales en México es de fraudes evidentes implementados por diversos medios, el último ejemplo a nivel nacional fue en 1988 y actualmente el gobierno se ha preparado concienzudamente para que no se repitan esas circunstancias. El PRD denunció en forma documentada la existencia de 4.5 millones de votantes fantasmas dentro del padrón electoral. Esa cantidad puede modificar los resultados de las urnas.

E.- La desproporción de recursos económicos utilizados en las campañas electorales, el uso de recursos e infraestructura del Estado por parte del PRI y el control gubernamental de los tiempos y espacios destinados a la propaganda en los medios masivos de comunicación; todo ello constituye en sí una manera fraudulenta y desventajosa de arribar a la competencia electoral.

4.- El EZLN habla de la elaboración de una nueva constitución política. Indudablemente que es necesaria una nueva legislación que contenga verdaderamente las demandas y objetivos históricos de los proletarios y del pueblo de México, pero esa nueva legislación sólo puede ser producto de una nueva revolución y de la derrota en primer término política, pero también militar, del aparato burgués estatal. No es viable elaborar una nueva constitución si no se tiene la fuerza y organización político-militar para llevarla a sus últimas consecuencias. En todo caso un proyecto de nueva constitución actualmente sólo sería una bandera para aglutinar al pueblo mexicano que viera representado en dicho instrumento sus intereses.

5.- En lo que coincidimos con el EZLN es que el objetivo fundamental -y viable- de la Convención Nacional Democrática es organizar la expresión civil y la defensa de la voluntad popular, para nosotros es una forma más de avanzar hacia la constitución de un frente nacional de masas con una perspectiva de clase, bajo la premisa de que hay que prepararse para una lucha larga,

6.- Consideramos que es legítimo que diversos organismos de masas lleven a la Convención que se desarrolle en territorio zapatista, el planteamiento de que a las demandas de verdadera democracia, libertad y justicia, debe sumarse la lucha por la constitución de una sociedad socialista de acuerdo a nuestras raíces históricas y peculiaridades nacionales, y desde luego asimilando las experiencias internacionales para no repetir los mismos errores.

Los integrantes del Colectivo de Presos Políticos, Militantes del Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo y de! Partido de los Pobres (PROCUP-PDLP) nos unimos al llamado a participar en la Convención Nacional Democrática convocada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Manifestamos que no pretendemos que nuestros puntos de vista formen parte de la agenda que se discutirá en la Convención. Consideramos válida, legítima y necesaria la organización de los distintos sectores de la sociedad, de los obreros, campesinos, indígenas, colonos, amas de casa, profesionistas y estudiantes, para luchar dentro de los marcos legales existentes y en forma pacífica por las demandas inmediatas y los objetivos históricos de los proletarios y del pueblo de México.

Reiteramos que la lucha por la democracia y las libertades políticas no se contraponen con la lucha por el socialismo, saludamos la participación de los hombres y mujeres honestos que concurren a la Convención que se desarrollará en territorio zapatista; saludamos a todos ios integrantes de! Ejército Zapatista de Liberación Nacional y les deseamos los mejores éxitos en el cumplimiento de los objetivos que Se han propuesto. Particularmente de las mujeres presas políticas que se encuentran en el Reclusorio Preventivo Femenil Norte del Distrito Federal, vaya un abrazo fraternal y revolucionario para todas las compañeras zapatistas y para las mujeres que han tenido el valor de acudir a la Convención.

Sabemos que dentro del pueblo mexicano aún hay ciudadanos que confían en que a través de las elecciones del 21 de agosto es posible transformar al país. Aún cuando nosotros no estamos de acuerdo con ese punto de vista les manifestamos nuestro respeto a su decisión de acudir a depositar su voto en las urnas y les llamamos a llevar hasta las últimas consecuencias y en forma intransigente la lucha por defender las distintas expresiones de la voluntad popular.

A todos los que después del 21 de agosto se convenzan de que a través de la vía electoral no es posible transformar radicalmente las condiciones económicas, sociales y políticas del país, los llamamos a fortalecer a las distintas organizaciones, partidos y ejércitos que constituyen el movimiento armado revolucionario, o bien a sumar sus esfuerzos en la construcción de un poderoso movimiento político de masas, incorporándose a las distintas organizaciones políticas, sectoriales o que defienden los derechos humanos y que realizan su actividad dentro de la lucha legal.

A todos los ciudadanos que no confían en los procesos electorales y que consideran que actualmente participando en ellos no se fortalece la lucha proletaria, los llamamos a Identificarse en el fragor de las luchas reivindicativas de nuestro pueblo y avanzar en forma unitaria hacia la construcción y consolidación de un frente nacional de masas, de carácter clasista, que tenga como basé la alianza obrero- campesina.

Quienes pretendan el establecimiento de las mejores formas de la democracia burguesa, la alternancia en el aparato de gobierno de distintos partidos políticos como forma para fortalecer el actual sistema capitalista, les decimos que el curso de la historia inevitablemente los dejará atrás y que serán rebasados por la búsqueda de las masas obreras y campesinas de una solución radical a sus reivindicaciones inmediatas y a la satisfacción de sus aspiraciones históricas.

Llamamos a los distintos sectores que tienen claridad del proceso histórico que vive México a insistir en la necesidad de la coordinación y la unidad de las fuerzas revolucionarias y democráticas. Dicha coordinación y unidad tendrá que traducirse en la construcción de los elementos estratégicos para llevar al triunfo a la nueva revolución socialista en México: un partido de vanguardia que será el resultado de los procesos de unidad revolucionaria y que con una visión de ciase ocupará el lugar de vanguardia histórica de la revolución socialista; un ejército revolucionario donde habrán de confluir distintas vertientes que lo alimenten y que sólo coordinados y con unidad de mando podrán derrotar a las fuerzas de seguridad del Estado mexicano y resistir ante una eventual agresión imperialista; un frente nacional de masas que deberá ser la expresión de la coordinación y unidad de esfuerzos de los movimientos obreros, campesinos, indígenas, magisteriales, de colonos, amas de casa; donde participarán hombres, mujeres, niños y ancianos.

Retomemos las experiencias históricas de las luchas del pueblo mexicano, asimismo los dolorosos reveses de los pueblos latinoamericanos en la lucha por el socialismo y comprendamos todos que sin la unidad en una vanguardia histórica seremos débiles para afrontar los retos que esperan a nuestro proceso de transformación.

El pueblo mexicano debe desarrollar la organización política en todos los sectores luchando por la solución inmediata a sus necesidades económicas, políticas y sociales. Su lucha debe ser: 1) Por obtener mejores condiciones de vida y contra la explotación y la miseria a que es sometido bajo el dominio de la burguesía, porque es el pueblo trabajador, del campo y la ciudad, quien produce la riqueza de nuestro país y sin embargo vive en condiciones infrahumanas; 2) Por su derecho ai trabajo y a obtener mejores salarios, tanto en el campo como en la ciudad, que efectivamente les permitan resolver satisfactoriamente todas sus necesidades; 3) Por la seguridad social, el acceso de todo el pueblo a la educación, a la cultura, a la diversión y el esparcimiento, las cuales son un derecho y una necesidad de todo ser humano; 4) Contra la marginación social y por hacer realidad el derecho de todo el pueblo a participar de los adelantos científicos y tecnológicos que permiten mejores condiciones de vida; 5) Por contar con caminos, carreteras y acceso a las distintas vías de comunicación; 6) Contra la ignorancia, las enfermedades, el alcoholismo, la drogadicción, la prostitución y demás lacras sociales, que como formas de opresión social, son responsabilidad y producto de la descomposición y decadencia del sistema capitalista, que aún rige en nuestra sociedad; 7) Por la defensa de nuestra cultura y contra todo aquello que atente contra ella como las sectas religiosas patrocinadas por el imperialismo norteamericano con fines de transculturación y de espionaje: 8) Por conquistar la libertad política y en ese sentido, por la exigencia ai Estado del respeto a los derechos del pueblo a la organización independiente, a la reunión, a la expresión y manifestación política en defensa de sus intereses sociales; 9) Por el respeto a la disidencia política y a la voluntad popular de elegir sus gobernantes; 10) Contra la violación a los derechos humanos; 11) Contra la represión, la tortura, el encarcelamiento, la persecución, la desaparición forzada y el asesinato político; 12) Por la libertad incondicional de todos los presos políticos del país y la presentación de los desaparecidos; 13) Por el juicio y castigo a los militares, policías, grupos paramilitares y civiles que han ejercido la represión, la tortura, la desaparición forzada y el asesinato contra luchadores sociales; 14) Contra la política del Estado, la cual es de marginación, exterminio de las minorías indígenas y por el respeto a sus costumbres; 15) Por el derecho de todos los sectores del pueblo para organizarse contra la represión institucionalizada del Estado burgués mexicano. En suma: por alcanzar mejores condiciones de vida y de trabajo y hacer realidad la verdadera democracia, la justicia, la igualdad y la libertad social en nuestro país.

-A impulsar y desarrollar la unidad del movimiento democrático nacional para forjar la capacidad y fuerza que nos permita imponer al Estado la voluntad política del pueblo.

-A seguir impulsando la lucha ideológica contra el Estado burgués y sus aliados para desenmascarar y combatir su política antipopular y represiva.

-A impulsar la lucha y la educación política de las masas no solo por el respeto al voto sino fundamentalmente por la transformación de la sociedad.

-A generalizar la lucha política de masas a nivel nacional para que el pueblo desarrolle la conciencia de la necesidad de la transformación social.

-A impulsar la alianza obrero-campesina y de los demás sectores para fortalecer la lucha del pueblo y alcanzar los objetivos históricos del proletariado.

-A fortalecer la conciencia antiimperialista en las masas para dar claridad de que el principal aliado y soporte de la burguesía y del Estado mexicano es el imperialismo.

-A formar círculos de estudio para elevar el nivel político mediante la asimilación de teorías científicas que contribuyan a comprender la realidad nacional, la problemática social y que permitan dar alternativas a la lucha del pueblo.

¡¡ A CUATRO AÑOS DE PRISIÓN POLÍTICA !!
¡¡ DESDE ESTA TRINCHERA DE LA RESISTENCIA POPULAR !!
¡¡ POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA !!
¡¡ VENCER O MORIR !!
¡¡ POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS !!
¡¡ RESUELTOS A VENCER !!
Colectivo de Presos Políticos, Militantes del Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo y del Partido de los Pobres (PROCUP-PDLP).

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://movimientosarmados.colmex.mx