Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1985 Comunicado de los Ministros de relaciones exteriores del Grupo de Contadora y del Grupo de Apoyo emitido en Cartagena de Indias

25 de Agosto de 1985

Los ministros de Relaciones Exteriores de Colombia, México, Panamá y Venezuela se reunieron por invitación del Presidente de la República de Colombia, Belisario Betancur, en Cartagena de Indias los días 24 y 25 de agosto de 1985, con los cancilleres de Argentina, Brasil, Perú y Uruguay, con el decidido propósito de considerar las modalidades de apoyo que los gobiernos de estos países prestarán a las gestiones que por la paz en Centroamérica ha venido realizando el Grupo de Contadora. Esta decisión obedece a su determinación de reforzar mediante acciones el respaldo que le han brindado hasta el presente. La creación por estos países de un mecanismo de apoyo a Contadora constituye en este sentido una nueva expresión de la voluntad política y de la capacidad de concertación latinoamericana para entender, desde una perspectiva propia, los problemas regionales.

El encuentro confirmó la seria preocupación que existe entre los países latinoamericanos en torno a la crisis centroamericana y la decisión de fortalecer, con acciones concretas y con una firme unidad regional el esfuerzo de negociación diplomática que ha promovido el Grupo de Contadora. En Centroamérica se debaten hoy cuestiones fundamentales que aceptan su desarrollo democrático, libre e independiente. Este conflicto, de no encontrar una solución pacífica y negociada, afectará la estabilidad política y social del conjunto de la América Latina.

Por ello, los cancilleres subrayaron que no se trata de buscar soluciones transitorias ni dejar que pretextos incidentales desvíen la atención de los problemas cruciales de la crisis centroamericana. Se trata de encontrar soluciones de fondo y permanentes a los conflictos centrales de la región. Manifestaron que los esfuerzos y las acciones de pacificación deben realizarse con una visión hacia el futuro y conforme a los objetivos de solidaridad, independencia y justicia, que han sido aspiración permanente de los pueblos de América Latina. En la búsqueda de esas soluciones el tiempo es factor fundamental.

En este contexto Argentina, Brasil, Perú y Uruguay iniciaron en Cartagena su funcionamiento como mecanismo de apoyo al Grupo de Contadora, que desempeñará las siguientes tareas:

—        Intercambio sistemático de información, a fin de enriquecer la evaluación de los problemas centroamericanos e identificar medidas que coadyuven a su solución.

—        Consulta, con el propósito de facilitar la coordinación de acciones diplomáticas que impulsen el proceso de negociación de Contadora.

—        Gestión diplomática en apoyo al Grupo de Contadora.

—        Ante los gobiernos centroamericanos.

—        Ante los gobiernos de países con vínculos e intereses en la región.

—        Ante los organismos internacionales, principalmente ante la ONU y la OEA.

—        Impulsar la pronta conclusión y suscripción del Acta de Contadora para la Paz y la Cooperación en Centroamérica, como instrumento jurídico que consagra los compromisos políticos de entendimiento en la región.

—        Auspiciar el cumplimiento efectivo de esa Acta de Contadora.

Los cancilleres:

a) Coincidieron en su apreciación de que el creciente deterioro de la situación regional hace necesario suscribir los acuerdos contenidos en el Acta de Contadora para la Paz y la Cooperación en Centroamérica. Asimismo, juzgaron indispensable impulsar las demás acciones definidas por el Grupo de Contadora en su reunión del 21 y 22 de julio últimos con el propósito de evitar un conflicto generalizado que afecta-ría gravemente a los Estados de la región y tendría consecuencias para todo el hemisferio.

b) Dejaron constancia de su convencimiento de que la solución a los problemas centroamericanos no puede alcanzarse por medio de la fuerza, sino a través del diálogo y la negociación política y diplomática, como lo ha preconizado permanentemente el Grupo de Contadora. No se trata de sustituir la voluntad de ningún país sino, al contrario, ofrecer alternativas viables que proporcionen un marco de seguridad razonable y permitan acuerdos justos, efectivos y perdurables.

c) Coincidieron en que es indispensable desactivar los más peligrosos conflictos reales y potenciales que ahora se manifiestan. Reconocieron que éstos tienen sus raíces en la desigualdad económica y social en estructuras que limitan la libre expresión y la participación popular en los procesos políticos que recogen las aspiraciones esenciales de cada sociedad.

d) Subrayaron que la gestión del Grupo de Contadora se dirige de manera integral a promover compromisos tanto en materia de política como en el ámbito de la seguridad y de la cooperación para el desarrollo y a evitar que el conflicto regional se inscriba en el conflicto Este-Oeste.

e) Coincidieron en la importancia y la necesidad de que los países con vínculos e intereses en la región hagan una contribución genuina para superar los problemas que se presentan en esta convulsionada zona de nuestro continente.

f) Examinaron el dramático deterioro que las economías centro-americanas han sufrido durante los últimos años como producto de factores particularmente adversos para esos países derivados de la situación internacional y agravados dramáticamente por la turbulencia política y social que experimenta la región.

g) Concordaron en que la crisis económica y la crisis política se interrelacionan, por lo que resulta necesario avanzar simultáneamente en la pacificación y distensión política, por un lado, y en la reactivación, por el otro.

Los cancilleres de Argentina, Brasil, Perú y Uruguay reiteraron su convicción de que la gestión negociada del Grupo de Contadora es el único camino viable para alcanzar la paz y restablecer la armonía y la cooperación entre los Estados centroamericanos.

Por su parte, los cancilleres de Colombia, México, Panamá y Venezuela resaltaron la importancia de esta nueva expresión de solidaridad latinoamericana que constituye el establecimiento del Grupo de Apoyo a Contadora, por parte de los gobiernos de cuatro países comprometidos vigorosamente con la vida democrática de la región. Expresaron su especial reconocimiento y aprecio por esta contribución.

Los cancilleres de Argentina, Brasil, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela agradecieron al señor Presidente de la República de Colombia, doctor Belisario Betancur, su orientador mensaje y su contribución personal al inaugurar la reunión. Asimismo, agradecieron al gobierno de Colombia la hospitalidad de que fueron objeto durante su permanencia en la histórica ciudad de Cartagena, que contribuyó al exitoso desarrollo de la reunión.