Home Page Image
 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 
 
2017
 


1972 Carta dirigida a los empresarios invitando al boicot contra el diario Excélsior. Firmada por Alberto Bailleres y redactada con la participación de Juan Sánchez Navarro.

Septiembre 5 de 1972

Estimado Señor.

Excélsior continúa su política catastrofista en contra de la libre empresa y de claros propósitos de acabar con nuestro sistema de libertades. En el desarrollo de esa política ha logrado sorprender y engañar a varios clientes y lectores; pero, como dice Abraham Lincoln, se puede engañar a una parte del pueblo durante todo el tiempo, se puede engañar a todo el pueblo durante algún tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo durante todo el tiempo. Eso e ha ocurrido a Excélsior, pues muchas personas ya se han dado cuenta de que estaban financiando a una publicación negativista, que combate y pretende destruir el sistema democrático en el cual vivimos.

Tal es el caso de un grupo de muy importantes empresas que todos conocemos: El Palacio de Hierro, Aurrerá, Comercial Mexicana, París Londres, El Puerto de Liverpool, Sears Roebuck, Viana y Compañía y los Hermanos Vázquez, que decidieron recientemente y de manera conjunta retirarle en forma definitiva su publicidad a Excélsior.

En efecto, en días pasados, los altos directivos de esas empresas se reunieron para deliberar qué actitud debían asumir respecto de la publicidad que venían pagándole a Excélsior. Después de una prolongada sesión en la que se expresaron distintas opiniones, se atendió la de un prominente banquero que había sido invitado y que manifestó que todas estas empresas debían de anunciarse en los demás diarios y en la televisión pero nunca en Excélsior, porque Excélsior está dedicado a atacar el sistema de libre empresa y a defender de manera abierta a los sistemas socialistas.

El importante grupo de directivos y administradores de las empresas mencionadas, después de escuchar la opinión tan razonada y tan objetiva de ese prominente banquero (Manuel Espinosa Yglesias) llegó al acuerdo de retirar conjuntamente su publicidad a la casa Excélsior, tomando en cuenta que no se debe seguir alimentando a quien como ese periódico ha dado muestras reiteradas de querer destruir el sistema de la libre empresa e implantar un sistema socializante.

Estas conclusiones a las que llegaron los empresarios referidos, nosotros ya las habíamos expuesto a usted con toda oportunidad. Y hoy volvemos a insistir para que proceda a analizarlas: Excélsior no es un medio publicitario adecuado. Es una publicación que está al servicio de intereses extraños a la manera de ser de nuestro sistema de libertad. Excélsior está trabajando para que en México se establezca un régimen socialista, y nadie ignora que el socialismo es enemigo de la empresa privada de la que usted es un distinguido promotor.

Sin ningún apasionamiento, sin calificativos exagerados, nosotros consideramos que los artículos y los editoriales, los reportajes y las notas periodísticas hablan claramente de una tendencia comunista. Lo invitamos a usted nuevamente para que analice el contenido de Excélsior y también para que si llega usted a esa conclusión de plano le retire usted la publicidad a Excélsior, porque estamos seguros de que usted jamás le proporcionaría los medios económicos a una revista o a un periódico comunista, como es el caso de esa publicación.

 

Por otra parte, a ninguna empresa seria y prestigiada, a ningún artículo de consumo de buena calidad, le conviene anunciarse en un periódico que todo lo ve desde el punto de vista negativo, pesimista; que, lejos de despertar en el lector el deseo de comprar, de consumir, le presenta una visión quejumbrosa y alarmante de la vida.

Es tiempo ya de que usted, estimado señor, se reúna con sus consejeros, con sus administradores, con los directivos de su propia empresa y con los de otras empresas, para deliberar y tomar juntos la determinación de no seguir contribuyendo al sostenimiento de ese periódico negativista, enemigo de la libre empresa y de la democracia. Ojala en breve plazo usted siga el ejemplo de las importantes firmas comerciales que ya le mencionamos y que no quisieron seguir siendo instrumentos de Excélsior y de sus ideas socializantes.

Muchas gracias.

Alberto Bailleres.

Presidente del Consejo de Administración y presidente ejecutivo de la Cervecería Moctezuma.

Fuente: Ortíz Rivera Alicia. Juan Sánchez Navarro (1913-2006) El empresario Modelo. México. Grijalbo. 2a Edición 2006. 495 pp.