Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1970 Discurso de Manuel González Hinojosa. PAN.

Enero 1º de 1970

 

El régimen traiciona la democracia y lleva a México a la dictadura.

 

Señor Presidente, señores diputados:

En primer término quiero felicitar a las comisiones dictaminadoras y a la Cámara de Diputados por su honda preocupación al entrar al estudio de la Ley Federal Electoral, y proponer algunas reformas que mejoran, su reducción. Realmente esta materia que rige el sistema electoral federal, esta preocupación por mejorarlo, es digna de encomio.

Formo parte de una de las comisiones dictaminadoras; firmé el dictamen, haciendo la advertencia que me parecían correctas las reformas propuestas a diversos artículos de la Ley Federal Electoral, pero que no estaba conforme en lo general por parecerme que tales reformas son insuficientes para entrar al estudio del sistema electoral federal. Y considero que en estos momentos es de vital importancia para la vida política de México, para la tesis democrática que se sostiene en la Constitución y en actitudes verbalistas en todos los niveles del régimen.

REFORMAS INSUFICIENTES

Es sumamente importante hacer algunas consideraciones sobre el sistema electoral que bien podemos afirmar que padece México y que impide el desarrollo democrático de la nación y que el pueblo cumpla con su vocación democrática.

Estas reformas son insuficientes, porque se refieren a aspectos menores del proceso electoral, porque no analizan, precisamente en vísperas o en el desarrollo ya de una campaña de renovación de los poderes Federales, todos los vicios que tiene el sistema electoral federal que se establece en la ley. Era un momento muy oportuno para haber estudiado la iniciativa presentada por mi Partido, tendiente a la revisión eficaz del padrón electoral, a la integración imparcial de los distintos organismos electorales, pero probablemente porque esa iniciativa procedía de un partido de oposición y la otra del Poder Ejecutivo, se apresuró el dictamen de esta última y se omitió, se ha omitido dictaminar la iniciativa de ley presentada por Acción Nacional.

EN MANOS DEL GOBIERNO-PARTIDO

Subsiste en la estructura legal que se establece en la ley electoral federal, el sistema vicioso por medio del cual queda totalmente en manos del Gobierno y su Partido, la posibilidad de alterar el resultado de las elecciones. Un ligerísimo análisis de todo este sistema, nos lleva a la conclusión que desde el padrón electoral, la falta de un procedimiento eficaz de revisión del mismo, la posibilidad de que se inscriba y obtenga varias credenciales de elector de una misma persona, la posibilidad de que se trafique ilícitamente; con las credenciales de elector y otras series de irregularidades que no permiten a los Partidos Políticos independientes la revisión del padrón y su depuración, vician desde su origen el sistema electoral federal.

Por otra parte, uno de los aspectos tal vez más graves, es que todo el servicio electoral —y pongo énfasis al señalar el servicio electoral, porque es un servicio que el gobierno debe prestar indiscriminadamente, sin distinción do partidos ni de tendencias políticas, a todos los ciudadanos de México— uno de esos vicios, repito, es el de la integración partidista de los distintos organismos electorales a través de los cuales se mantiene totalmente el control del proceso electoral por el partido-gobierno.

SIMULACIÓN Y ENGAÑO

Pero independientemente de todo el sistema legal viciado, no tanto porque en sí mismo ese sistema sea malo, sino fundamentalmente por los defectos de aplicación, por las corruptelas y los vicios, porque subsiste el ánimo de simular y falsificar la democracia fundamentalmente, porque no ha habido un cambio de mentalidad en el gobierno y en todas las autoridades electorales políticas en general a nivel del cambio de mentalidad que ha experimentado el pueblo de México, el sistema es totalmente ineficaz y realmente está cerrando el paso a la democracia en México.

El pueblo, ha sido convocado reiteradamente a que se empadrone, obtenga su credencial y vote. La diferencia fundamental que existe ahora en relación con tiempos pasados, es de que el pueblo ha respondido a la invocación de los partidos políticos y del mismo Gobierno, se ha empadronado en muchos lugares, en forma masiva ha obtenido su credencial, ha concurrido a las ánforas en forma también multitudinaria, y se han atropellado los derechos políticos de los ciudadanos, sin que haya un solo recurso valedero ante ninguna autoridad para defender esos ejercicios, esos derechos políticos.

EL GOBIERNO ES EL OBSTÁCULO

Es un retraso en la evolución política del Gobierno, en relación con la evolución política del pueblo. El pueblo siente y quiere vivir la democracia. El Gobierno es realmente el único obstáculo para que el pueblo pueda vivir plenamente los principios democráticos y cumplir con su vocación democrática.

No solamente en épocas pasadas Se hablaba de que si el pueblo no hacía las elecciones tenía que hacerlas el Gobierno. Ahora también, no en forma expresa por supuesto, pero en el interior de cada uno de los que maneja el proceso electoral, subsiste la fórmula para substituir al personaje central de toda democracia, para substituir al pueblo por la voluntad del Gobierno y de su partido, que son imposicionistas y antidemocráticos.

MIEDO ANTE EL DESPERTAR CIUDADANO

Habíamos alentado en México la esperanza de una apertura democrática definitiva, a partir de las reformas de diciembre de 1963, cuando se estableció en la Constitución el sistema de diputados de partido; hablamos alentado esa esperanza de apertura democrática, cuando en algunos lugares de la República, con relativa libertad se respetaron los resultados de las elecciones. Acción Nacional obtuvo el triunfo en el Municipio de Mérida y se reconoció el triunfo; obtuvo el triunfo también en Hermosillo, y se reconoció el triunfo en Hermosillo. Obtuvo el triunfo en otros 17 municipios y en todos ellos se reconoció el triunfo de Acción Nacional, porque se permitió por primera vez en muchos años, un poco de libertad y de respeto a la ley.

No sé si debido a ese despertar ciudadano, a la manifestación inequívoca de que el pueblo era capaz de vivir la democracia y de ejercitar sus derechos y de usar con inteligencia y con libertad esos derechos para manifestar cuál era su voluntad, y el resultado fue en unos cuantos meses el que acabo de mencionar.

No sé si a eso se deba que el gobierno y su partido hayan pensado en que con ese camino muy pronto iban a perder el monopolio de la política en México. El caso es de que se iniciaron amenazas y represalias en contra de las autoridades panista. Se hostilizaron en todos sus actos y en todas sus manifestaciones; se les pusieron cortapisas y se trató de hacer fracasar los gobiernos municipales.

BAJA CALIFORNIA Y YUCATÁN

Posteriormente, participamos en las elecciones de Baja California, y de 4 municipios, obtuvimos el triunfo en 2, en Mexicali y en Tijuana. De 9 distritos electorales en que se divide el Estado, para la elección de diputados locales, obtuvimos el triunfo en 6, y eso ya no lo soportó el régimen. Reaccionó en forma violenta, recurriendo a todos los ardides legales posibles para anular las elecciones de munícipes y contradictoriamente reconocer el triunfo de los candidatos del PRI para diputados locales.

Posteriormente participamos en las elecciones de Yucatán, de ese pueblo maravilloso que ha sabido dar testimonio en todo México de la capacidad real, democrática, del pueblo de México, y a pesar de todos los obstáculos, la posibilidad de imponer su voluntad, y concurrir a las urnas electorales para depositar su .voto en favor de los candidatos y de los programas, que han preferido. Se atropellaron los derechos del pueblo de Yucatán todavía en forma más escandalosa que el atropello realizado en Baja California.

Se celebraron después elecciones municipales en Nuevo León y en el Estado de México, y en algunos de esos municipios, con variantes circunstanciales, pero en el fondo en la misma forma que los dos atracos electorales anteriores, se violaron los derechos de los ciudadanos; se atropello la voluntad del pueblo, y se impusieron las autoridades designadas por el partido-gobierno.

TODOS LOS CAMINOS CERRADOS

Esta regresión política iniciada por el régimen, en lo que se ha recurrido incluso a procedimientos que creíamos totalmente superados, como son los de la amenaza, la violencia, y hasta la tortura en las mazmorras de las prisiones policíacas y de la penitenciaría, ha vuelto a estar en vigor en México para escarnio de todas las autoridades que nos gobiernan, y para escarnio del derecho y de la democracia.

Además, en todos los procesos electorales se han cerrado sistemáticamente los caminos del derecho; no hay recurso legal alguno que prospere; no hay autoridad, a ningún nivel, que conozca imparcialmente de esos recursos, y dicte sus resoluciones también con imparcialidad.

Se presenta ante violaciones flagrantes de la Constitución, de la Ley Electoral, y de todas las leyes que rigen en un Estado, la acusación para que sean enjuiciados los funcionarios de los Estados, a los cuales se puede imputar la comisión de una serie de faltas y delitos oficiales, y esta Cámara, abandonando el sentido propio de su función política, abandonando los cauces del derecho, renegando de su dignidad, no le da entrada a la acusación y ni siquiera instaura el expediente.

En esta Legislatura se resolvió la acusación en contra del Gobernador de Baja California y de las Legislaturas de ese Estado, partícipes en el atraco electoral, como si se tratara de una proposición cualquiera, sin instaurar, con un poco de pudor, como lo hiciera una anterior legislatura, el expediente para rendir él dictamen correspondiente.

Aquí ni siquiera la apariencia se trató de cubrir, Se despachó atropellando las disposiciones expresas de la Constitución General de la República, las disposiciones de la Ley de Responsabilidades de Funcionarios y el propio Reglamento del Congreso de la Unión; se despachó como si se tratara de una proposición, con argumentos totalmente deleznables esgrimidos desgraciadamente, entre otros, por doctores en Derecho.

LEGISLATIVO Y JUDICIAL SIN AUTONOMÍA

Pedimos posteriormente a esta Cámara que se dirigiera a la Corte, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para pedirle que con base en el artículo 97 constitucional, iniciara la averiguación de las violaciones de los derechos políticos y de las garantías individuales. Esa solicitud corrió la misma suerte que la acusación, se alegó que la Cámara no era competente, se alegó también que se quería implicar a la Suprema Corte en asuntos políticos que no eran de su competencia, y otra vez en esta Legislatura falló en sus funciones fundamentales la Cámara de Diputados.

No es un poder autónomo que asuma su responsabilidad y que en un momento dado sepa dar el testimonio en favor del derecho y de la ley y de la democracia; renegó de su misión en una forma escandalosa, cuando precisamente se estaba ya preparando la Iniciativa de Ley que le abría las puertas al voto a los jóvenes de 18 años.

Se les está invitando a esos jóvenes en realidad a que vengan a un sistema podrido electoral en que su voluntad va a ser violada y quebrantada por un sistema totalmente viciado y por autoridades que, encargadas de cumplir con la ley y de observar el derecho, son las primeras en violar la ley y en atentar contra el Derecho.

Y cuando recurrimos directamente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el caso de la elección del Gobernador en Baja California, que se turnó la petición a uno de los Ministros ya fallecido, allí se quedó sin dictaminar y con este nuevo caso, ente este nuevo atraco electoral, también se pidió en una pieza jurídica documentada con pruebas exhaustivas de los hechos, la intervención de la Suprema Corte de Justicia con fundamento en una disposición expresa de la Constitución, y allí está durmiendo el sueño del justo el dictamen en manos del Ministro ponente.

GOBERNACIÓN ES PARTE DEL SISTEMA

Cuando los atracos a los derechos políticos, a las garantías individuales se suceden uno tras otro en las distintas entidades del país y se recurre a la Procuraduría de Justicia del Estado, al Gobernador, a los Jueces, encontramos las puertas cerradas para castigar a los victimarios de los ciudadanos independientes, a los victimarios de la democracia en México. Entonces recurrimos a la Secretaría de Gobernación, y la Secretaría de Gobernación, respetuosísima de "la soberanía de los Estados", dice que no tiene nada qué hacer en un proceso electoral local, cuando todos sabemos, todos los mexicanos lo sabemos de sobra, en qué consiste esa famosa soberanía de los Estados. Cuando sabemos que no se elige y que no se designa desde el último gendarme hasta el señor Gobernador, si no es por voluntad expresa del Ejecutivo de la Unión. Cuando sabemos que rigen en realidad los destinos de los Estados las autoridades de la Federación; pero, sin embargo, cuando se trata de enderezar un procedimiento, cuando se trata de hacer justicia, entonces se nos dice que no intervienen porque se violaría la soberanía de los Estados.

NI EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

Desesperados, en última instancia se recurre al señor Presidente de la República, y se nos contesta que no tiene tiempo para dirimir las; contiendas municipales o para atender las quejas de barandilla, o también, con la muletilla de la soberanía de los Estados.

Y yo me pregunto, señores, diputados, en estos momentos, en vísperas de elecciones federales para renovar todas las autoridades de la Federación y de la República, se atropellan los derechos políticos, se a impelían las garantías individuales, se interponen todos los recursos, se interponen todas las quejas y se encuentran cerradas todas las puertas del ejercicio de los derechos y de los recursos para hacer respetar los derechos.

HASTA QUE EL PUEBLO DIGA ¡BASTA!

Se está subvirtiendo el orden político y jurídico de la nación, de arriba hacia abajo; el Estado Mexicano se está convirtiendo en el agente de la subversión y de la nación en primer término; está llevando a la desesperación al pueblo, porque sabe el pueblo que de nada sirve votar, que de nada sirve el derecho, que de nada sirven las autoridades. Y todavía se habla con singular desfachatez y cinismo, de campaña democrática del actual candidato a la Presidencial de la República, con todo el apoyo del Gobierno y del Estado, gastando a raudales el dinero en acarreados y coaccionados, con todo el apoyo de todos los medios de difusión que no los tiene a su alcance el candidato del partido contrario.

Señores, se está traicionando a la democracia y se está llevando al país a una dictadura indefectiblemente, a una dictadura que sólo durará lo que el pueblo de Méjico esté dispuesto soportar.

 

 

 

 

 

 

Fuente: Revista La Nación. Órgano del Partido Acción Nacional PAN. Enero 1º de 1970, pp. 23-25.