Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1969 Carta de Echeverría a Díaz Ordaz con motivo de la separación de su cargo

México, D.F., a 10 de Noviembre de 1969

C. Lic. Gustavo Díaz Ordaz, Presidente de la República, Ciudad.

Muy respetado Señor Presidente:

Las corrientes mayoritarias de la opinión pública, agrupadas en el Partido Revolucionario Institucional, han apoyado mi postulación como candidato de dicho organismo político a la Presidencia de la República, para el siguiente período constitucional.

Como me fue grato declarar públicamente, he cumplido el elevado compromiso de servir al Gobierno que usted dignamente encabeza, hasta los últimos días de mi permanencia como titular de la Secretaría de Gobernación; pero estimo que ha llegado el momento  de dedicar todo mi tiempo a las labores pre-electorales y renunciar al desempeño de la muy honrosa comisión que recibí de usted el 1° de diciembre de 1964, lo cual hago formalmente por medio de estas líneas. Reconozco como una privilegiada distinción, haber compartido bajo su mando importantes  tareas de la Administración Pública y haber recibido de usted el ejemplo constante de las virtudes políticas y privadas de quien ha consagrado su vida al servicio de la Nación y de sus compatriotas.

Le hago patente mi agradecimiento profundo por su guía, siempre aleccionadora y afectuosa, y por el trato generoso y cordial que siempre se sirvió dispensarme.

Hoy expreso a usted, como ciudadano mexicano, mi solidaridad sin reservas hacia todos los actos de su Gobierno y mi sincera admiración por la obra moral, cultural y material que ha desarrollado, en estos cinco años, para bien del país.

Su entrega personal a las mejores causas del pueblo marca ya una etapa fecunda de nuestra historia.

Muy respetuosamente, Lic. Luis Echeverría.