Home Page Image
 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 
 
2017
 


1962 Manifiesto de Rubén Jaramillo.

Mayo 1 de 1962

 

 

A los obreros y campesinos de Morelos y del país.

Hoy con motivo del día del trabajo me permito saludar a los obreros y campesinos de Morelos y del país.

A 1° de mayo de 1962

Compañeros campesinos y obreros, hoy que es día del trabajador me es altamente satisfactorio dirigirme a ustedes para brindarles mis más afectuosos saludos los cuales espero que los acepten con todo buen agrado.

Compañeros, hace ya muchos años, que hubo, un grupo de trabajadores obreros que pensando revolucionariamente en el beneficio de sus camaradas, se dispusieron a pedir y a exigir las 8 horas de trabajo que hoy se disfrutan, en lugar de las 12 horas que antes de estas fechas se trabajaban, invito a todos ustedes [a] brindarles un verdadero homenaje de gratitud y reverencia, a esos hombres hermanos nuestros, que no teniendo en estima a sus propias vidas se dispusieron con todo valor y en tiempos más peligrosos que los actuales a exigir, a los patrones y a sus gobiernos, la jornada de 8 horas, con mejores salarios, y prestaciones sociales, estos hombres a quienes se creyó que hacían una labor de disolución social, se les persiguió, haciéndolos criminales de actos de justicia que ningún crimen revestían ante los amos y sus gobiernos que siempre han tenido a sus disposiciones, al fin estos compañeros fueron hechos prisioneros, y llevados a la prisión, sufriendo allí todos los tormentos inquisitoriales que saben dar todos los gobiernos que sirven a los patrones, con el fin de que estos obreros se desistieran de sus peticiones diciéndoles que la economía de los señores capitalistas se dañaban, la respuesta de los trabajadores fue ésta, los patrones a nosotros los trabajadores nada nos regalan, ya que con nuestro trabajo lo pagamos todo, nuestra petición es justa ya que también como trabajadores tenemos el derecho a disponer de tiempo para aseamos, distraernos, pensar, leer y escribir, nuestra actitud no es inhumana, es humana, ustedes los que nos juzgan y están al servicio del capitalista, no saben que nuestra petición también a ustedes los beneficia, no los culpamos porque ustedes piensan como esclavos y no como hombres libres, pues si los tormentos que ustedes nos dan lo hacen para que nos desistamos de nuestra actitud, esto no lo conseguirán, ya que por nuestras propias convicciones estamos dispuestos a ir hasta la muerte, ya que con esto quedará sellada nuestra lucha en beneficio de nuestros compañeros del mundo entero, y al final estos compañeros fueron ejecutados, llevándolos a la silla eléctrica, precisamente en este día 1° de Mayo, fecha que después de todo los gobiernos hipócritas han reconocido, como un día festivo de los trabajadores, día en que las fuerzas obreras a través de líderes venales van ante los palacios a tributarle homenaje no a los trabajadores muertos sino a los funcionarios públicos que como los de ayer hoy siguen sirviendo a los patrones capitalistas, persiguiendo a los trabajadores y poniéndolos en las cárceles, acusándolos del inventado delito de disolución social, declarando de las huelgas locas, o rompiendo las huelgas con las fuerzas federales y las policías perfectamente armadas, contra trabajadores que sólo tienen por alma la ley, la razón y la justicia, los trabajadores hemos avanzado muy poco, y ahora es indispensable que unidos no sólo pidamos menos horas de trabajo como jornada diaria, hoy con toda la experiencia que ya hemos recogido, debemos pedir que cuanto antes sean nacionalizadas todas las industrias y fuentes de riqueza nacional, y luchar políticamente, para hacer que el poder público y económico, llegue de una vez por todas como lo dice el artículo 39 Constitucional, a las manos del pueblo, con lo cual daremos por terminada toda la rapiña de miseria y desgracia en que hemos vivido, y con lo cual también haremos que los patrones y sus políticos gobernantes, coman su pan con el sudor de su frente. Trabajando y produciendo lo que deben consumir ellos y los suyos.