Home Page Image
 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 
 
2017
 


1938 Manifiesto de Acción Revolucionaria Mexicanista.

Matamoros, Tamaulipas, Enero de 1938.

 

ACCIÓN REVOLUCIONARIA MEXICANISTA cree llegado el momento de sacudir la conciencia nacional ante el desastre al parecer inevitable del estado de anarquía en que tiene sumido al país el actual Presidente Lázaro Cárdenas.

La ARM, cuyo lema siempre ha sido "México para los Mexicanos" y que no tiene otra finalidad más que la del orden y mejoramiento colectivos basados en una verdadera democracia sobre la que se verifique la evolución sana y efectiva de México, ha sido combatida por el Gobierno actual en acatamiento a la tendencia comunista.

El desastre de México es inminente, naufraga y está al borde de un abismo por obra del gobierno criminal que lo rige: por eso la ARM en decisión trascendental, se ha impuesto el deber de exhibir ante el país los graves problemas y las lacras que abruman y asfixian al bienestar y la conciencia nacionales y lo hace apoyándose en el patriotismo que le merece una causa popular, denunciando hechos positivos:

El Gobierno actual de México sustenta ideología comunista y sus actos o sistemas de ejecución son fascistas, dictatoriales, demostrándolo así el mismo Presidente Cárdenas al convertir el tesoro de nuestro país en beneficencia pública del comunismo internacional donde se entrega dinero con largueza a comunistas de todos los países, como Trosky, Hubner, los maestros sudamericanos, etc., mientras que por otra parte el mismo Cárdenas viola las leyes y la constitución a su arbitrio, estableciendo la dictadura del fascio al constituirse en gran elector que impone diputados, senadores y Gobernadores pisoteando la voluntad de las mayorías como en los casos concretos de Nuevo León y Aguascalientes.

Cárdenas inyecta dinero del pueblo de México al comunismo internacional, sostiene a más de cuatrocientos niños españoles que tal vez cuando sean conscientes repudien la tendencia que cobardemente se les inculca ahora y entre tanto nuestras ciudades se pueblan de mendigos, los hospitales se hacen inútiles cada día por falta de elementos, los niños mexicanos padecen miseria y los dolores y el hambre del pueblo se acentúan.

México tiene ahora un Gobierno híbrido porque por un lado solivianta huelgas, destruye fuentes de producción, se manifiesta amigo del proletariado y sólo aparentemente protege al obrero; olvida y sacrifica al campesino y al soldado, sostiene la más incomprensible política internacional al mantener relaciones cordiales con países contrarios a su ideología, conserva profunda enemistad con Rusia al mismo tiempo que se derrama en favores con los partidarios más prominentes de la tendencia roja; implanta en México, como acaban de publicarlo los diarios, la celebración oficial del 17 de octubre, aniversario de la revolución comunista y lanza la convocatoria para formar el partido de trabajadores y soldados, o sea, aunque inútilmente se trate de encubrirlo, el primer ensayo en forma para el establecimiento definitivo de la llamada dictadura del proletariado.

Los ensayos en La Laguna y Yucatán se han convertido en el destrozo inútil de dos de las mayores fuentes de riqueza del país, aparte del desperdicio de muchos millones de pesos que tal ensayo ha venido originando.

La consecuencia de este fracaso brutal de Cárdenas le fue sellada a tiempo y ahora son los campesinos de todo el país los que sufren la torpeza; porque esas inmensas cantidades se hubieran traducido en grandes beneficios aplicadas a pequeñas obras de irrigación que son las que necesita el suelo de México para aumentar su potencialidad agrícola.

Las huelgas significan otro renglón de sacrificio para el pueblo que ve con horror esos movimientos, pues mientras un pequeño grupo se mejora, la colectividad reciente perjuicios irreparables, con pérdidas de vidas inclusive.

La moneda circulante inspira ya profunda desconfianza y por eso la vida del país es artificial y mientras el tiempo transcurre se acaban paulatinamente las fuentes de producción, las inversiones van desapareciendo, el dinero escasea, los víveres pronto alcanzarán precios fabulosos y viviremos como en Rusia donde el obrero necesita trabajar tres meses para adquirir un vestido, un mes para comprar un par de calzado y tendremos que suprimir el azúcar y la manteca por sus precios prohibitivos.

La ARM acusa a Cárdenas de estar engañando al pueblo con el espejismo del alza de salarios, pues sólo ha aumentado el de un grupo minoritario de obreros mientras toda una inmensa mayoría, especialmente en los Estados de Oaxaca, Hidalgo, México, Sierra de Puebla, norte de Guanajuato y en una palabra, en casi todo el centro del país falta trabajo y los salarios que se pagan son de cincuenta centavos, dándose a la semana sólo dos días de labor a esos infelices trabajadores.

Así pues, ¿en dónde está el decantado esfuerzo de ayuda para el proletariado? ¿No es generalmente sabido que el Banco Ejidal está en manos de voraces líderes y son ellos los que se están enriqueciendo, pues mientras todos los empleados de ese banco lucen magníficos automóviles y llevan vida escandalosa por sus dispendios, la inmensa mayoría del campesinaje anda con taparrabo por toda indumentaria, descalza y muerta de hambre?

Que desmienta Cárdenas estos hechos y sólo basta para confundirlo mirar a Hidalgo y al Estado de México, donde el problema del indio es pavoroso.

La ARM acusa a Cárdenas de estar corrompiendo a nuestra institución armada al pretender mezclar en el partido oficial a los soldados, entre los que se infiltrará la indisciplina y serán controlados por sus líderes.

Igual cosa sucederá con los dignos jefes y oficiales del ejército, que después de haberse forjado durante las luchas revolucionarias a base de grandes sacrificios quedarán a merced de líderes degenerados para servirles de instrumento en sus tortuosas maquinaciones políticas.

¿Es digno, es siguiera tolerable, que se permita destruir así el glorioso historial de nuestro ejército?

Luis Rodríguez en Guanajuato, declaró a Cárdenas primer agitador del país, colocándose en segundo lugar. La ARM interpreta fielmente el papel de estos actores y los señala: a Cárdenas como el primer payaso de la República y a Rodríguez como a un miembro de su comparsa.

Payasos trágicos que siembran el terror y la desolación en el país, provocando sangrientas luchas intergremiales y trastornos gravísimos a la colectividad.

Cárdenas pretende dar el timo de puritano, pero ya todo el país sabe que por mediación de sus hermanos controla todos los negocios de la República y sólo hay que recordar que Julio Ramírez, jefe de la CGT, lo denunció públicamente en la ciudad de México, sin que esos cargos pudieran ser destruidos y sin que tal cosa sirviera para refrenar la voracidad y cinismo de los hermanos de Cárdenas.

¿No sabrá Cárdenas que también la clase media de México tiene ante sí el problema pavoroso del hambre?

¿No sabrá Cárdenas que existen multitud de chozas inmundas donde las enfermedades diezman a nuestra población rural?

¿No sabrá Cárdenas que el pueblo de México se debate en la miseria y que sólo por su gran consistencia espiritual, por su costumbre de sufrimiento y por su fe en el porvenir, ha soportado los ensayos de un maniático?

Cárdenas protege a un grupo de obreros de México y posterga al ejército en forma denigrante. El Ejército, los campesinos, clase media y sociedad en general son las víctimas de Cárdenas quien sólo siente y vive para el grupo de sus favorecidos.

El Ejército continúa con sus salarios de hambre y muchos de sus jefes sólo vegetan como pordioseros en tanto los líderes obreros, holgazanes y cínicos, hacen gala de su boyantía.

El ejército ha recibido ultrajes infamantes solapados por Lázaro Cárdenas y como prueba indestructible de esta aseveración está el Congreso de estudiantes comunistas, celebrado no hace mucho en Durango, en donde el pabellón nacional fue pisoteado al mismo tiempo que se injuriaba al ejército, llegando la osadía de aquellos párvulos marxistas hasta el extremo de lanzar un reto a la propia institución armada.

¿Dónde está el honor, dónde está la hombría, dónde la responsabilidad histórica de los jefes y oficiales del ejército que permanecen indiferentes ante el desastre nacional originado por el capricho y la estulticia de un gobernante alucinado?

Pueblo y ejército de México: La ARM apela a tu ascendrado patriotismo, a tu bravura y a tu virilidad histórica, para que no permitas que tu patria sea destruida con el establecimiento del odioso régimen soviético al que nos conduce Cárdenas; ten en cuenta que Rusia, creadora de la doctrina roja, está esclavizada ahora por el criminal más grande de todos los tiempos.

Acción Revolucionaria Mexicanista, "México para los mexicanos".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente:
Román Iglesias González (Introducción y recopilación). Planes políticos, proclamas, manifiestos y otros documentos de la Independencia al México moderno, 1812-1940.  Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicas. Serie C. Estudios Históricos, Núm. 74. Edición y formación en computadora al cuidado de Isidro Saucedo.  México, 1998. p. 971-973.