Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1937 Manifiesto del Comite Organizador Sinarquista al pueblo Mexicano.

12 de Junio de 1937

Ante los angustiosos problemas que agitan a toda la Nación, es absolutamente necesario que exista una organización compuesta de verdaderos patriotas, una organización que trabaje para la restauración de los derechos fundamentales de cada ciudadano, que tenga como su más alta finalidad la salvación de la Patria.

Frente a los utópicos que sueñan en una sociedad sin gobernantes y sin leyes, el "sinarquismo" quiere una sociedad regida por una autoridad legitima, emanada de la libre actividad democrática del pueblo, que verdaderamente garantice al orden social dentro del cual encuentren todos su felicidad; pero no de un modo egoísta, sino procurando que todos alcancen el bien que cada uno desea para si.

Frente a cada dolor humano, frente a cada mal social; el "sinarquismo" se propone estudiar la forma de suprimirlo y trabajar hasta conseguir este fin.

Ninguna cosa que tenga trascendencia social le será indiferente; el bien común habrá de ser su ocupación constante y su tarea de siempre será trabajar para alcanzarlo.

El sinarquismo es un modo de ser y de vivir, un modo se sentir y de obrar frente a los problemas que afectan al interés general. Es una actitud espiritual, generosa, es el ánimo y la voluntad siempre dispuestos a servir a los demás,

El sinarquista no pide nada para si; debe estar siempre dispuesto a entregarse a toda obra que redunde en beneficio colectivo, a prestar el concurso de sus fuerzas físicas, de su dinero o de su talento para poner remedio inmediato y eficaz a todo aquello que constituya un mal social. El bien de todos, la felicidad pública, la salvación moral y económica de la Patria, exigen un precio: el sacrificio y el esfuerzo con que debe contribuir cada uno según sus posibilidades.

El sinarquismo es un movimiento positivo, que unifica, construye y engrandece, y por lo tanto, diametralmente opuesto a las doctrinas que sustentan postulados de odió y devastación. El sinarquismo proclama el amor a la Patria y se opondrá con todas sus fuerzas a los sistemas que pretenden borrar las fronteras de los pueblos, para convertir al inundo en un inmenso feudo en donde fácilmente imperen los malvados y perversos propagandistas inventores de esas teorías. El sinarquismo será el más ardiente defensor de la justicia y por consiguiente perseguirá a los que trafican con la miseria humana. El sinarquismo no puede concebir que exista felicidad y progreso donde no existe libertad, estima que ésta es la más sagrada conquista de la humanidad y luchará incansablemente hasta conseguir que impere en nuestra Patria.

El Comité Organizador Sinarquista lanza en este manifiesto un llamado a todos los mexicanos que estén dispuestos a trabajar por el engrandecimiento de México, a todos los que, despojándose del egoísmo, quieran prestar su cooperación para organizar una nueva sociedad sobre base de mayor justicia.

Los males que afligen a nuestra Patria no se remediarán con lamentos, sino con una actividad bien orientada. El movimiento sinarquista ha puesto como norte en el camino que empieza a recorrer, tres palabras luminosas que adopta como lema: "PATRIA, JUSTICIA Y LIBERTAD".

Leon, Gto., junio 12 de 1937.

EI COMITE ORGANIZADOR.

 

16 PUNTOS BASICOS

1,-Consideramos Criminal y cobarde el derrotismo de aquellos que creen imposible el resurgimiento de la Patria o que esperan del extranjero la salvación de México. Los sinarquistas proclamamos que la Patria se salvara cuando triunfemos de nuestra propia cobardía y nos decidamos a ser verdaderos ciudadanos en pleno ejercicio dé nuestros derechos y deberes.

2.-Tenemos fe en el destino de México y nuestro esfuerzo se encamina a unir a la Patria, robustecería y dignificaría. Trabajaremos por hacer de cada mexicano una partícula activa de nuestro Movimiento que habrá de salvar a México.

3.-Reclamamos la unión verdadera de la familia mexicana y exigimos la subordinación de los intereses particulares o de clase frente al interés supremo: el de la Patria.

4.-Condenamos la tendencia comunista que pretende fundir todas las Patrias en una sola república universal. Sostendremos nuestra Invariable posición nacionalista y defenderemos la independencia de México.

5.- Repudiamos la clasificación antipatriótica y tendenciosa que divide a los mexicanos en 'izquierdas", "derechas ', "revolucionarios" y "reaccionarios". México reclama, para salvarse, la unión permanente de todos sus hijos y sólo establece una división: mexicanos y antí-mexicanos.

6.- Rechazamos todo símbolo extraño a nuestra nacionalidad. Ni la cruz gamada del nazismó, ni la estrella roja de los comunistas. México tiene sus símbolos y el que no los defienda es un traidor.

7.- Afirmamos el derecho de propiedad privada y exigimos la creación de condiciones sociales que hagan posible a todos los que trabajan el fácil acceso a la misma. Frente al grito comunista: 'Todos Proletarios" oponemos el nuestro: "Todos Propietarios".

8.- Nos rebelamos contra la injusticia de un Estado social en que una multitud de hombres vive en pocilgas y unos pocos habitan palacios. Consideramos que el mal no es la propiedad, sino que éste radica en que unos pocos la tengan y de ella abusen, mientras la mayoría carece de lo indispensable para conservar la vida.

9.- Lucharemos porque México tenga una abundante producción de bienes y exigimos una justa y Equitativa distribución de los mismos. Reclamamos respeto absoluto para el producto del trabajo y garantías para el capital, justamente acumulado, el que, por otra parte, deberá ajustarse a las exigencias y necesidades de la común a mexicana, teniendo las limitaciones que exija el bienestar nacional.

10.- Condenamos la lucha de clases que, además de desarticular a la Patria, hace Infecunda su economía, Urgimos la unión del capital y del trabajo para que, en franca y estrecha colaboración y dentro de una amplia justicia social, realicen su obra creadora para bien de México.

11.-No admitimos la explotación de una clase social por otra: tanto al capital como al trabajo, hoy Impulsados por un materialismo sin grandeza, les daremos un ideal: el del mejoramiento de la colectividad mexicana y el engrandecimiento de la Patria.

12.- Luchamos por un México libre de tutelas extrañas y libre interiormente. Consideramos que la libertad es el único ambiente digno de la vida del hombre y rechazamos todas las tiranías.

13.- Reclamamos para México su verdadera independencia política y económica, como garantía previa de la real libertad de cada mexicano. Pero para que México pueda imponer su libertad a las demás naciones, precisa la acción conjunta, valiente, constante y generosa de todos sus hijos, dispuestos a merecer y reclamar para su Patria honor y respeto.

14.- Condenamos la violación que de las naturales libertades del hombre hacen las dictaduras y luchamos contra los que pretenden esclavizar los espíritus. Somos ardientes defensores de la libertad: pero nos declaramos enemigos del libertinaje, causa de la anarquía y del desorden contrarios a la autoridad y al orden social que requiere el Sinarquismo.

15.- Repudiamos el Estado no intervencionista, simple guardián de los egoísmos individuales. Rechazamos Igualmente la tiranía de los Estados despóticos que, basados en la Intervención omnímoda de sus gobiernos, absorben las actividades individuales, esclavizan las voluntades y maniatan toda iniciativa privada.

16.- Queremos que México tenga un gobierno justo, fuerte respetable, que, consciente de que el servicio del pueblo es la única razón de su poder, encuadre su acción dentro de los limites que fija el bien Común del pueblo mexicano.