Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1914 Telegrama de Carranza a Zubaran, comunicándole que no acepta la suspensión de hostilidades con el Ejército Federal, por lo que no nombrará representantes del Constitucionalismo en las conferencias de Niagara Falls.

Torreón, 9 de mayo de 1914.

 

Señor licenciado Rafael Zubaran Capmany.

El primero del actual manifesté a los plenipotenciarios del ABC que no aceptaba la suspensión de las hostilidades por considerar que la cuestión internacional era independiente de nuestra guerra interna. Los plenipotenciarios refiriéndose a este mensaje contestaron el día 4 diciendo textualmente: "Hemos estimado indispensable la suspensión de las hostilidades. Si así no lo entendiere usted estaremos en el caso de retirar por inoficiosa nuestra invitación para el nombramiento de representantes del Partido Constitucionalista en esas negociaciones." Además, el 3 de mayo refiriéndome al mensaje de los plenipotenciarios del 2, indicándome nombrara representantes para formalizar las negociaciones, yo les contesté que precisaran los puntos en que pensaban concretar sus buenos oficios en el conflicto pendiente entre Estados Unidos y México, a lo cual no me han contestado. Por los motivos expuestos no nombraré representante para solución del conflicto Estados Unidos-México.

Las casas con las que usted puede contratar compra de parque son Winchester y Remington.

Las importaciones deberán hacerse vía Habana a Matamoros. Salúdolo afectuosamente.

El Primer jefe del Ejército Constitucionalista, Venustiano Carranza.

COMENTARIO AL DOCUMENTO

Es decir, que después de invitar al jefe del Constitucionalismo, los plenipotenciarios del ABC retiraban su invitación por inoficiosa quedándose así, solos, para discutir el conflicto internacional surgido entre los Estados Unidos y México, los representantes de Washington y los de Huerta. ¡Qué incomprensión tan absoluta tuvieron entonces los señores Da Gama, Naón y Suárez Múgica, sobre sus deberes de mediadores! No entendieron o no quisieron entender que sin los representantes de la Revolución no podía llegarse a un arreglo de paz. No alcanzaron a ver la realidad palmaria, esto es: que la única representación válida del Estado mexicano la ostentaba dignamente el Primer Jefe, quien había determinado rendir incondicionalmente a la facción huertista para enjuiciarla conforme a la ley, sin admitir, ni en hipótesis, inmiscuirse a los estados extranjeros en este asunto o en otros negocios internos de México.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente:
Fabela, Isidro (Dir.) Fabela Josefina E. de (Coord.) Carranza, Wilson y el A.B.C. Tomo III. México. México. [Serie: Documentos históricos de la Revolución Mexicana, 14] México. [Comisión de investigaciones históricas de la Revolución Mexicana 1974] Editorial JUS. 1963.