Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1913 Manifiesto a la Nación

Venustiano Carranza, Monclova Coah., 12 de marzo de 1913

Los periódicos de la capital han publicado que en el combate de Anhelo mis tropas han sido derrotadas y dispersas. Esto es enteramente falso.

En Anhelo, fueron parte de las fuerzas del Estado, las que atacaron, en muy corto número, a los traidores huertistas, obligándolos a retirarse hasta sus trenes. No quise que el combate siguiera, por no tener la hacienda importancia, bajo ningún punto de vista.

Con esta escaramuza, hemos entrado de lleno en un período de guerra que mucho se asemeja a la de tres años.

En efecto, el Ejército Restaurador del Orden Constitucional que está bajo mi mando, defiende los principios de justicia y Libertad en contra del Militarismo, de los Plutócratas y de los Reaccionarios, que quieren establecer otra vez en la República el régimen oligárquico del general Porfirio Díaz.

He dicho militarismo y no Ejército federal, porque creo y espero que muchos de los jefes que han reconocido al Gobierno de la usurpación, no seguirán en su error cuando consideren que ellos no son mercenarios sino libres ciudadanos de la República.

El ser militar no obliga a los hijos de México a ser máquinas destinadas exclusivamente a servir a quien les pague; si así fuera, como hoy reconocieron a Huerta, mañana los jefes federales, deberían reconocer a Blanquet, si éste con otro cuartelazo se apoderara de la Presidencia, y así al infinito hasta que hubiera ambiciones que quisieran escalar el poder y pretorianos que los ayudarán antes y los ayudarán después.

Yo espero que la reflexión hará que muchos jefes militares se agreguen a los que ya han acudido a mi llamado, para defender a la Ley y a la Constitución, en contra de los usurpadores.

No me guía, como dije en otro manifiesto publicado en el Saltillo, más que una sola ambición: la de restaurar el orden constitucional, y para este objeto llamo a todos los ciudadanos de la República, sea cual fuera su credo político, a reunirse bajo la bandera de la legalidad que yo y mis tropas hemos enarbolado, seguros de que asistiéndonos, como nos asiste, el buen derecho y la opinión popular, pronto lograremos la victoria y con ella una paz duradera en la República bajo el régimen de la Constitución y de la justicia.

Cuartel General de Monclova, 12 de marzo de 1913.

*-Documentos para la historia" El Liberal, 12 de septiembre de 1914. Tomado de `EI Demócrata´. Piedras Negras, de marzo 16 de 1913.