Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1911 Texto de la renuncia de Emilio Vázquez Gómez a la Secretaría de Gobernación.

Agosto 2 de 1911

 

Después de haber tenido diversas dificultades con el señor Presidente de la República, motivadas por las circunstancias de representar él, en el actual Gobierno, la tendencia conservadora del antiguo régimen y yo la tendencia renovadora de la revolución triunfante, tendencia de la cual mi conciencia no ha debido ni debe separarse, el señor Presidente de la República ha tenido a bien ordenarme que presente mi renuncia del puesto de Secretario de Estado y del Despacho de Gobernación, y cumpliendo con esa orden, vengo a renunciar y renuncio el puesto mencionado.

Ruego a usted, ciudadano Subsecretario, se sirva dar cuenta con esta renuncia al ciudadano Presidente de la República y al hacerlo, expresarle mi agradecimiento y profunda estimación por las consideraciones que tuvo a bien guardarme durante el tiempo que desempeñé aquella Secretaría.

Protesto a usted mis respetos y mi consideración más distinguida.

México, D. F., agosto 2 de 1911.

Emilio Vázquez Gómez.

 

 

 

 

 

Sobre la renuncia de Vázquez Gómez y el nombramiento de García Granados. Francisco I. Madero.

 

Acabo de saber el texto de la renuncia del licenciado Emilio Vázquez Gómez de la Secretaría de Gobernación, en la cual afirma que su separación se debía a que él representa la idea revolucionaria mientras que el señor Presidente de la República, ciudadano Francisco León de la Barra, representa la reacción, y hubo choques por este motivo. Considero de mi deber manifestar a la Nación que eso no es exacto, que el señor De la Barra separó al licenciado Emilio Vázquez por su poco tacto para tratar cuestiones delicadas y apoyándose en razones que a mí y a la mayor parte de los miembros del Comité nos han parecido muy fundadas.

El hecho de que el nuevo Ministro designado sea el señor Alberto García Granados, con el licenciado Federico González Garza de Subsecretario, demuestra que el señor Presidente procura nombrar su gabinete de acuerdo con las aspiraciones nacionales, pues el mérito de las dos personalidades, bajo el punto de vista de las aspiraciones de la República, no puede ser dismitido. Como la mejor prueba de ello en lo referente al señor Alberto García Granados, recordaré que fue designado Gobernador del Distrito por el mismo licenciado Emilio Vázquez, lo cual demuestra la alta estimación que él mismo le tiene y que lo considera un elemento que satisface a las aspiraciones de la Revolución. El señor Presidente, queriendo evitar dificultades con el Partido Revolucionario, de un modo sumamente caballeroso consultó conmigo la conveniencia de ese cambio y debo agregar qUe la elección que él hizo para substituir al licenciado Emilio Vázquez Gómez, ha merecido toda mi aprobación. Siento haber tenido que dar este paso; pero me ha obligado el licenciado Emilio Vázquez Gómez, poniendo trabas al gobierno del señor De la Barra, a quien todos los antiguos revolucionarios tenemos el deber de fortalecer, pues es nuestra obra y representa actualmente a la Nación tan dignamente que será la mejor garantía de que la voluntad nacional será respetada en las próximas elecciones y no debemos permitir que sea violado, ni siquiera aparentemente, el principio del sufragio efectivo, cuya conquista es nuestro principal orgullo, como hubiese sucedido si el licenciado Emilio Vázquez sigue en el Ministerio, mientras su hermano es el candidato de nuestro Partido para la Vicepresidencia. Pero no es esta la única razón para que se separara el licenciado Emilio Vázquez, pues hubo otras que no viene al caso decir; pero si tienen confianza en mí, sepan los miembros del Partido Revolucionario que esas razones, a mi juicio, fueron de bastante peso para acreditar la separación. Por último, puedo asegurarles que, con los últimos cambios en el Ministerio, las aspiraciones de la Revolución están mucho más bien aseguradas y garantizadas.

Sufragio Efectivo. No Reelección.
San Lorenzo, Tehuacán, Puebla, 2 de agosto de 1911.
Francisco I. Madero.

 

 

 

 

 

 

Fuente:
Magaña Gildardo. Emiliano Zapata y el agrarismo en México. México, INEHRM [Revolución. Obras Fundamentales], 1937. 5 tomos.