Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1867 Proclama de Maximiliano al asumir el mando del ejército

17 de Febrero de 1867

Hoy me pongo al frente y tomo el mando de nuestro ejército, que apenas dos meses hace podía principiar á reunirse y á formarse. Este día lo deseaba y o ardientemente desde hace mucho tiempo; obstáculos ajenos de mi voluntad me detenían. Ahora, libre de todos los compromisos, puedo seguir solamente mis sentimientos de bueno y fiel patriota. Nuestro deber como leales ciudadanos, nos obliga á combatir por los dos principios mas sagrados del país, por su independencia que se ve amenazada por hombres que en sus miras egoístas quieren negociar hasta con el territorio nacional, y por el buen orden interior, que vemos cada dia ofendido de la manera mas cruel para nuestros compatriotas pacíficos, libre nuestra acción de todo influjo, de toda presión extranjera, buscamos el mantener alto el honor de nuestra gloriosa bandera tricolor.

Espero que los Generales darán á los oficiales, y estos á sus bizarras tropas, el digno ejemplo de la mas estricta obediencia y de la mas rígida disciplina, como es debido á un ejército que debe realzar la dignidad nacional.

Del valor y arrogancia no necesito hablar á los mexicanos, siendo un patrimonio nato de nuestro país.

He nombrado al valiente General Márquez gefe de mi Estado Mayor, y repartido el ejército en tres cuerpos, dando el mando del primero al bizarro General Miramón, dejando el mando del segundo á su gefe actual, y del tercero al intrépido General Mejía. Espero de un día á otro también la llegada del denodado General Méndez, con sus fieles y sufridas tropas, que tomarán su lugar en el segundo cuerpo. Y a me acompaña también el patriota General Vidaurri, para organizar cuanto antes sus tropas y abrir la campaña del Norte.

Confiemos en Dios que protege y protegerá a México, y combatamos valiente y tenazmente con nuestra sagrada invocación: Viva la independencia.

San Juan del Río, Febrero 17 de 1867.- Maximiliano