Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1866 Proclama al Cuerpo Austrobelga

6 de Diciembre de 1866, Maximiliano

Oficiales, Sargentos y Voluntarios del Cuerpo Austro Belga:

El recuerdo de los servicios que habéis prestado á mi gobierno con una fidelidad á toda prueba, quedará eternamente grabado en mi memoria. Los altos hechos de armas que habéis consumado, enriquecerán los anales militares de las naciones á que pertenecéis. Con sincera satisfacción doy testimonio de vuestra dignidad militar y probidad que os han granjeado la estimación de todos los mexicanos.

Al darnos con efusión las gracias por vuestros brillantes y leales servicios, os anuncio que mi gobierno ha resuelto proceder á la disolución del cuerpo de voluntarios austro-belgas como cuerpo diverso del ejército nacional.

Habíais todos contraído el compromiso de servirá mi gobierno durante seis años; pero no exijo de vosotros el cumplimiento de tal compromiso.

Declaro que cuantos de vosotros deseen regresar á su patria ahora, están en libertad de hacerlo.

En consecuencia, y de acuerdo con mis Ministros, ordeno:

1o. Todos los oficiales, sargentos y voluntarios, están en libertad de regresar á su patria, ó de alistarse en el ejército nacional.

2o. Los que quieran alistarse en el ejército nacional serán incorporados a él con el grado superior al que poseen, á partir del grado de teniente coronel. La misma regla será aplicable á los suboficiales desde el grado de sargento, á condición sin embargo de que los sargentos, para tener derecho al ascenso, posean la instrucción necesaria.

Debiendo el ejército nacional constituir un todo homogéneo, todos los oficiales, suboficiales y soldados serán declarados mexicanos é independientes de cualquiera cuerpo extranjero. En consecuencia, deberán ajustarse á los usos y costumbres de sus cuerpos respectivos.

3o. Al espirar su tiempo de servicio, cada oficial, suboficial ó soldado recibirá, según su grado, terrenos á propósito para colonizar, que le cederá el gobierno.

4o. Los que deseen volverse á su patria, serán enviados á Europa á costa del gobierno, y les será dada una gratificación proporcionada á su grado.

5o. Los oficiales, suboficiales y soldados que en curso de su compromisos queden inválidos, serán debidamente recompensados, y el gobierno se ocupará en las medidas necesarias para asegurarles compensaciones.

Vuestros comandantes os harán conocer á nombre del gobierno todos los detalles deque podáis necesitar.- Maximiliano.

Orizaba, Diciembre 6 de 1866