Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1865 Despacho confidencial de Mr. Drouyn de Lhuys al marqués de Montholon, representante de Francia en Washington

18 de octubre de 1865

1865 Oct 18 Despacho confidencial de Mr. Drouyn de Lhuys al marqués de Montholon, representante de Francia en Washington

Ministerio de Negocios estranjeros.-
París 18 de Octubre de 1865.-

Sr. Marqués:

He aprovechado varias ocasiones durante dos meses para informaros de las disposiciones del gobierno imperial relativamente á la duración de la ocupación de Méjico por las tropas francesas, y os dije en mi despacho de 17 de Agosto, que abrigábamos el más sincero deseo de que llegue el día en que salga del país el último soldado francés, y que el Gabinete de Washington podría contribuirá apresurar este momento.

El 2 de setiembre os reiteré la seguridad de nuestro vivo deseo de llamar nuestro cuerpo auxiliar tan pronto como lo permitieran las circunstancias. Finalmente, espIanando más las mismas ideas en una carta particular del 10 de dicho mes, añadía que dependía en gran parte de los Estados- Unidos el facilitar la partida de nuestras tropas. Si adoptaran respecto del gobierno de Méjico una actitud amistosa que coadyuvara á la consolidación del orden, y en la cual podríamos encontrar motivos de seguridad para los intereses que nos obligaban á llevar las armas allende el Atlántico, estaríamos dispuestos a adoptar sin demora las bases de un arreglo sobre este punto con el Gabinete de Washington, y deseo daros á conocer hoy completamente las ideas del gobierno de S. M.

Lo que pedimos á los Estados-Unidos, es estar seguros de que no tienen intención de entorpecer la consolidación del nuevo orden de cosas fundado en Méjico, y la mejor garantía que podrían darnos de su intención seria el reconocimiento del Emperador Maximiliano por el gobierno federal.

Me parece que la Unión americana no dejará de hacerlo por la diferencia de las instituciones, porque los Estados-Unidos tienen relaciones oficiales con todas las monarquías de Europa y del Nuevo-Mundo. y no se opone a sus propios principios de derecho público el considerar la monarquía establecida en Méjico como un gobierno al menos de facto, haciendo abstracción de su naturaleza ó su origen. y que ha sido sancionado por el sufragio del pueblo de dicho país. Obrando de este modo, el Gabinete de Washington se inspiraría únicamente en los mismos sentimientos de simpatía que el presidente Johnson espresaba recientemente al enviado del Brasil, como guía de la política de los Estados-Unidos con los Estados más modernos del continente americano.

Es verdad que Méjico está aún ocupado en este momento por el ejército francés y que podemos prever fácilmente que se hará esta objeción. Pero el reconocimiento del Emperador Maximiliano por los Estados-Unidos ejercería, según nuestro parecer, una influencia suficiente en el estado del país para permitirnos tomar en consideración su susceptibilidad sobre este punto, y si el gabinete de Washington se decidiera á establecer relaciones diplomáticas con la corte de Méjico, no veríamos dificultad alguna de entrar en un arreglo para llamar nuestras tropas en un periodo razonable, cuyo término podríamos consentir en fijar.

A consecuencia de la vecindad y de la inmensa estensión de la frontera común, los Estados Unidos están más interesados que cualquiera otra potencia en ver su comercio puesto bajo la salvaguardia de estipulaciones en armonía con las necesidades mutuas de ambos países. Ofreceríamos muy gustosos nuestra amistosa mediación para facilitar el ajuste de un tratado de comercio. y cimentar de este modo la conciliación política cuyas bases acabo de exponeros.

Por orden del Emperador os invito á poner en conocimiento do Mr. Seward las disposiciones del gobierno de S. M.

Estáis autorizado, si lo creéis conveniente, para leerle el contenido de este despacho. Drouyn de Lhuys.