Home Page Image
 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 
 
2017
 


1862 Falaz proclama de Forey al llegar a Veracruz.

Veracruz, septiembre 24 de 1862.

 

Mexicanos:

Al confiarme el emperador Napoleón el mando del nuevo ejército que muy pronto se me reunirá, me encargó que os haga conocer sus verdaderas intenciones.

Cuando hace algunos meses España, Inglaterra y Francia, experimentando las mismas necesidades, se vieron conducidas a reunirse por un mismo motivo, el gobierno del emperador no mandó a México sino un pequeño número de soldados, dejando a la nación más ultrajada la dirección principal para exigir la reparación de los agravios comunes.

Pero, por una fatalidad difícil de prever, los papeles se han invertido y Francia ha quedado sola para defender lo que creía ser el interés de todos.

Esta nueva situación no la hace retroceder.

Convencida de la justicia de sus reclamaciones, fortalecida con sus intenciones favorables a la regeneración de México, ha perseverado y persevera más que nunca en el objeto que se ha propuesto.

No es al pueblo mexicano a quien vengo a hacer la guerra, sino a un puñado de hombres sin escrúpulos y sin conciencia, que han pisoteado el derecho de gentes gobernando por medio del terror más sanguinario y que para sostenerse no han tenido vergüenza de vender a pedazos, al extranjero, el territorio de su país.

Se ha tratado de excitar contra nosotros el sentimiento nacional pretendiendo haceros creer que venimos a imponer al país un gobierno a nuestro antojo; lejos de eso, luego que el pueblo mexicano sea manumitido por nuestras armas, elegirá libremente el gobierno que le convenga; traigo expreso mandato de declarároslo así.

Los hombres de ánimo fuerte que han venido a reunirse a nosotros, merecen nuestra especial protección; mas, en nombre del emperador llamo, sin distinción de partidos, a todos los que quieran la independencia de su patria y la integridad de su territorio.

No entra en la política de Francia mezclarse por un interés personal en las disensiones intestinas de las naciones extranjeras pero, cuando por legítimas razones se ve obligada a intervenir, o hace siempre en el interés del país en que ejerce su acción.

Recordad, mexicanos, que donde quiera que ondea su bandera, en América lo mismo que en Europa, representa la causa de los pueblos y de la civilización.

Veracruz, septiembre 24 de 1862.

El general de división, senador, comandante en jefe del cuerpo expedicionario de México.

(Ellie Frédéric) Forey

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente:
Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.