Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1861 El gobierno de Lincoln, frente a las exigencias de Francia e Inglaterra, espontáneamente ofrece ayuda económica.

Washington, septiembre 2 de 1861.

 

Señor Thomas Corwin
(Ministro de los Estados Unidos en México)

Señor:

El despacho de usted de 29 de julio último -número tres- acaba de recibirse.

La relación de las complicaciones en México que aquél da es penosamente interesante.

El presidente -Lincoln- desea ardientemente que el status político de México, como nación independiente, se mantenga permanentemente.

Los sucesos que usted comunica lo alarman sobre este punto y cree que apenas lo justificaría el pueblo de los Estados Unidos si no hiciera esfuerzo alguno por impedir tan gran calamidad en este continente, como sería la extinción de aquella República.

Ha resuelto, por lo mismo, autorizar a usted, como en efecto queda usted autorizado, para negociar un tratado con la República de México para que el gobierno de los Estados Unidos asuma el pago del interés, al tres por ciento, de la deuda consolidada que aquel país tiene con los tenedores de bonos mexicanos, cuyo capital se calcula ser de cerca de 62 millones de pesos, por el término de cinco años desde la fecha del decreto recientemente expedido por el gobierno de México, suspendiendo tal pago, con tal que aquel gobierno empeñe su fe a los Estados Unidos para el reembolso del dinero que así fuere pagado, con el interés del seis % sobre el mismo, asegurando con el derecho de retención específica -specific lien- sobre todas las tierras públicas y los derechos sobre minas en los diversos Estados mexicanos de Baja California, Chihuahua, Sonora y Sinaloa, llegando a ser la propiedad así empeñada, absoluta de los Estados Unidos al expirar el término de seis años, contando desde que el tratado tenga su cumplimiento, si tal reembolso no hubiere sido hecho antes dé aquel tiempo.

Las circunstancias, que son tan nuevas como extraordinarias, hacen necesaria esta determinación, pues que la crisis mexicana no admite demora.

Por lo mismo, el presidente acepta la responsabilidad y someterá su acción sobre este asunto a la consideración del Senado de los Estados Unidos tan luego como aquel cuerpo se haya congregado para la sanción constitucional, sin la cual el tratado, suponiéndolo hecho, no sería de ningún efecto.

Debe entenderse, sin embargo, que estas instrucciones son condicionales para el caso de que se obtenga de los gobiernos británicos y francés que consientan en abstenerse de recurrir a la fuerza contra México, en virtud de que esta nación deje de o rehuse pagar los intereses en cuestión hasta después dé que el tratado se haya sometido al Senado y, si fuere ratificado, por todo el tiempo que transcurra después y durante el cual el gobierno de los Estados Unidos pague puntualmente dicho interés.

Inmediatamente comunicaré instrucciones a nuestro ministro en Londres y en París para que soliciten el consentimiento de los gobiernos británico y francés en los términos así indicados.

Usted notará, desde luego, la importancia de urgir al gobierno mexicano que haga cuanto pueda para el buen éxito de estas negociaciones en aquellas Cortes.

Deberá entenderse, por lo demás, que no doy a usted instrucciones específicas sino generales, que se modificarán en cuanto a las sumas, términos, seguridades y otros puntos, según usted lo encuentre necesario, sujetándolo a mi aprobación después que se me hagan saber.

Los otros asuntos que discute usted en su despacho serán tratados en notas separadas.

Soy, señor, respetuosamente su obediente servidor.

William H. Seward

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente:
Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.