Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1846 Comunicado del general Taylor a Santa Anna y la respuesta correspondiente.

Noviembre 5 de 1846

Tengo el honor de participar a usted que mi gobierno me ha prevenido termine la suspensión de hostilidades, y por lo tanto me considero en libertad para traspasar la línea mencionada, desde el 13 del corriente, en cuya fecha me presumo que habrá llegado a San Luís Potosí y a manos de usted esta comunicación.

Se me ha informado que varios americanos fueron hechos prisioneros en China y otros puntos, y se hallan todavía en San Luís en ese propio estado. Espero que usted creerá conforme a justicia el mandar que sean puestos en libertad, y permitirles que regresen a estas fuerzas de mi mando.

Cuando se verificó el convenio a que me he referido, tenía la esperanza de que los términos en que se concibió abrirían un camino para que entrambas Repúblicas se celebrase una paz honrosa, y fundado en esta creencia, devolví inmediatamente los prisioneros de guerra que estaban en mi poder, entre los que se encontraban tres oficiales. Entonces no sabía que algunos americanos que se hallaban en esa situación se habian remitido al interior. Confío en que mi proceder dará a usted un motivo fundado para ceder a mi pedido y a lo que dicta la humanidad, en obsequio de los prisioneros americanos que se me ha dicho están en San Luís.

En el caso de que el mayor Graham, portador de esta comunicación, llegue hasta ese cuartel general, me tomo la libertad de recomendarlo a la fina atención de usted y tendría mucho gusto en recibir por su conducto la respuesta que V. tenga a bien dar, cualquiera que ella sea. Tengo el honor de ser con el mayor respeto a usted obediente servidor.- Zacarías Taylor, mayor general de los Estados Unidos.-Comandante en jefe Sr. general D. Antonio López de Santa Anna.

Respuesta de Santa Anna.

A las diez de la mañana de hoy, y con oficio del señor gobernador del Estado de Coahuila, de 8 de este mes, he recibido el de V.S. del 5 en que me participa que por orden de su gobierno esta dispuesto a romper el convenio celebrado en Monterrey el 24 de septiembre último, y en consecuencia a traspasar el día 13 de este propio mes la línea señalada en aquel, en cuya fecha consideraba V. S. que habría yo recibido su nota relativa. Creído de que el término estipulado en dicho convenio debía ser guardado religiosamente por ambas partes, no había dictado providencia alguna que tendiera a faltar a él; mas atendida la obligación en que V.S. se considera a virtud de la orden de su gobierno, me limito a responderle... Que puede cuando guste comenzar sus hostilidades... a que corresponderé debidamente.

Respecto de prisioneros americanos, diré a V.S. que sólo existen en este cuartel los siete de que le acompaño lista nominal; y confiado en lo que V.S. me manifiesta de haber puesto en libertad a varios mexicanos, he determinado, para corresponder a su generosidad, hacer lo propio con los siete referidos, y que la comisaría de este ejército los socorra con setenta pesos para sus alimentos en el camino.

Dice V.S. que cuando se celebró en Monterrey el convenio citado, tenia la esperanza de que los términos en que se concibió abrirían un camino para que entrambos Republicas se celebrase una paz honrosa. Prescindiendo de que si ese convenio fue electo de la necesidad o de la noble mira que V.S. indica, me reduciré a decirle: que por el espíritu y decisión que advierto en todos los mexicanos, debe V.S. desechar toda idea de paz entretanto un solo americano pise armado el territorio de esta República, y subsistan al frente de sus puertos las escuadras que los hostilizan. Sin embargo, el Congreso Extraordinario debe reunirse en la capital a fines del presente mes, y este augusto cuerpo resolverá lo que fuere más conveniente al honor y a los intereses de la nación.

El mayor Graham no ha llegado a este cuartel general, y si lo hubiera hecho le habría atendido como lo exigen su carácter y empleo, obsequiando a la vez la recomendación que V.S. se sirve hacerme. Mando esta comunicación por extraordinario al Saltillo, para que de la misma manera se remita a V.S. Tengo el honor con este motivo de ofrecer a V.S. las seguridades de mi distinguida consideración.

Dios y Libertad. Cuartel General de San Luís Potosí, a 10 de noviembre de 1846.-Antonio López de Santa Anna.-Sr. mayor general D. Zacarías Taylor, general en jefe del ejército de los Estados Unidos del Norte. Monterrey de Nuevo León.