Home Page Image
 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 
 
2017
 


1846 Pronunciamiento Contra Los Norte Americanos del pueblo de Los Ángeles

Septiembre 24 de 1846

Ciudadanos:

Durante un mes y medio, por una lamentable fatalidad, resultado de la cobardía e incompetencia de las autoridades principales del departamento, nos hemos visto subyugados y oprimidos por una fuerza insignificante de aventureros de los Estados Unidos de Norte América quienes, poniéndonos en una condición peor que la de esclavos, nos están dictando leyes despóticas y arbitrarias con las cuales nos cargan de contribuciones e impuestos onerosos, pues desean destruir nuestras industrias y nuestra agricultura y obligarnos a abandonar nuestras propiedades para apropiárselas y dividírselas entre ellos.

¿Acaso hemos de permitir permanecer subyugados y aceptar en silencio la pesada cadena de la esclavitud? ¿Acaso hemos de perder el suelo heredado de nuestros padres, que tanta sangre les costara? ¿Habremos entonces de dejar a nuestras familias victimas de la más bárbara servidumbre? ¿Habremos de esperar hasta ver a nuestras mujeres violadas y a nuestros hijos inocentes fustigados par el látigo americano, nuestras propiedades saqueadas, nuestros templos profanados y nosotros mismos sumidos en una vida de vergüenza y desgracia? ¡No! ¡Mil veces no! Compatriotas, ¡primero muertos antes que eso! ¿Quienes de ustedes no sienten su corazón latir y su sangre hervir al contemplar nuestra situación? ¿Quién será el mexicano que no se indigne y eleve sus armas para acabar con nuestro opresor? Creemos que no habrá uno tan vil y cobarde. Por lo tanto, la mayoría de los habitantes de este distrito, justamente indignados con nuestros tiranos, elevamos el grito de guerra y con las armas en la mano, juramos apoyar los siguientes artículos:

1. Nosotros, todos los habitantes del departamento de California, como miembros de la gran Nación Mexicana, declaramos que es y ha sido nuestro deseo pertenecerle sólo a ella, libre e independiente.

2. Por lo tanto declaramos nulas e inoperantes las autoridades designadas por las fuerzas norteamericanas invasoras.

3. Juramos no descansar hasta ver a todos los norteamericanos que han humillado a México fuera de nuestro suelo.

4. Todo ciudadano mexicano de 15 a 60 años de edad que no empuñe las armas para apoyar este plan es declarado traidor, bajo pena de muerte.

5. Todo mexicano o extranjero que directa o indirectamente ayude a los enemigos de México será castigado del mismo modo.

6. Toda propiedad de los residentes norteamericanos que puedan haber tornado parte directa o indirecta o ayudado a los enemigos de México, será confiscada y utilizada para cubrir los gastos de guerra, y sus habitantes serán enviados al interior de la Republica.

7. Todos los que se opongan al presente plan serán castigados con las armas (fusilados).

8. Todos los habitantes de Santa Bárbara y del distrito norte serán inmediatamente invitados a sumarse a este plan.

Siguen 300 firmas de cerca de la mitad de los hombres adultos residentes en el distrito de Los Ángeles.

Campamento cercano a Los Ángeles, 24 de septiembre de 1846.