Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1821 Agustín de Iturbide a los habitantes de Cuernavaca

23 de Julio de 1821
De D. Agustín de Iturbide, á los habitantes de Cuernavaca.
 
"Conciudadanos: Acaso habreis pensado que menosprecié vuestros clamores cuando el próximo pasado Marzo en vez de acercarme á este suelo, segun deseábais, y me indicasteis de diversos modos, marché á la provincia de Guanajuato y Mechoacan, internándome hasta sus confines; mas el resultado de esta conducta os hará entender que nunca eché en olvido á un vecindario que por su acendrado patriotismo fue siempre acreedor á toda mi consideración; y que si he retardado el bien que entonces pude proporcionarles, ha sido con la mira de conseguirlo á menos costo, y establecerlo con tal firmeza, que ningun azar inquietase despues su pacífica posesión.
 
"Vosotros lo habeis visto; ayer se presentaron sobre esta plaza las tropas nacionales de mi mando, y hoy amaneció el día venturoso porque anhelábais. No ha sido menester mas para salvaros de los tiranos que os oprimían. Estos que poco antes blasonaban de la superioridad de sus invencibles fuerzas, que ofrecían laureles á sus soldados, y con espresiones tan indecentes como altaneras os llenaban de terror y anunciaban el triunfo de la injusticia, éstos mismos aprovechándose de las tinieblas de la noche, han huido precipitadamente dejando armas, municiones, viverés, familias é intereses que su vergonzosa cobardía no les permitió llevar consigo; se han fugado, y no volverán jamas á turbar vuestro reposo. Ya no sufrireis el yugo de unos opresores, cuyo lenguaje es el insulto, el artificio y la mentira, y cuya ley está cifrada en su ambicion, venganzas y resentimientos. La constitucion española en la parte que no contradice á nuestro sistema de independencia, arregla provisionalmente nuestro gobierno, mientras que reunidos los diputados de nuestras provincias dictan y sancionan la forma que más convenga para nuestra felicidad social. Serán pues respetadas vuestras propiedades, protegida vuestra seguridad individual, y gustareis en su lleno las dulzuras de la libertad civil.
 
"¡Americanos y europeos! A unos y otros se estienden estos beneficios, porque unos y otros pertenecemos con igual derecho á la gran familia mexicana. Estrechemos por tanto los vínculos de nuetra fraternidad, y no nos apartemos de los santos deberes que nos imponen el amor á la justicia, la. sumision á las autoridades, y las voces con que la patria nos llama imperiosamente á su servicio.
 
"Cuernavaca., 23 de Julio de 1821. Agustín de Iturbide."
 

De D. Agustín de Iturbide.