Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Selección de textos y documentos:

Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 
 
 


1559 Despacho que se envió a Luís de Velasco sobre el descrubrimiento de las islas del poniente

Septiembre 24 de 1559

 

"DESPACHO QUE SE ENVIO A DON LUÍS DE VELASCO, VISORREY DE LA NUEVA ESPAÑA SOBRE EL DESCUBRIMIENTO DE LAS ISLAS DEL PONIENTE".

El Rey.—Don Luis de Velasco nuestro Visorrey de la Nueva España y Presidente de la Audiencia Real que en ella reside, ví lo que nos habéis escrito sobre la concesión y orden que os mandamos enviar para hacer nuevos descubrimientos por mar y los pareceres que dieron las personas que hicistes juntar para ello, cerca de la manera de que deben ser los navíos que se hubieren de enviar y cuántos y de qué porte y de qué gente y provisión deben llevar y qué navegación han de hacer y la copia de la instrucción que os enbié, con los decretos, que allá pusistes en la margen de cada capítulo, y habiéndolo todo entendido por la confianza que de vuestra persona tengo, he acordado de os lo remitir para que como persona que tiene la cosa presente lo hagáis y proveáis como viéredes que más conviene al servicio de Dios Nuestro Señor y nuestro y con la menos costa de nuestra hacienda que ser pueda y así os mando que por virtud de la comisión que se os envió para hacer los dichos descubrimientos por mar, enviéis dos naos del porte y manera que con la gente que allá pareciere los cuales enviéis al descubrimiento de las islas del Poniente hacia los Malucos y les ordenéis lo que han de hacer conforme a la instrucción que se os envió y proveáis que procuren de traer alguna especiería para hacer el ensayo de ella y se vuelvan a esa Nueva España hecho aquello que les ordenáredes que han de hacer para que se entienda si es cierta la vuelta y que tanto se gastará en ella y daréis por instrucción a la gente que así enviáredes que en ninguna manera entren en las islas de los Malucos porque no se contravenga al asiento que tenemos tomado con cl Serenísimo Rey de Portugal sino en otras islas que están comarcanas a ellas, así como son las Phclipinas y otras que están fuera del dicho asiento dentro de nuestra demarcación que dizque tienen también especería. El memorial que nos enviastes de la artillería, Rescates y otras cosas que os pareció que de acá debían mandar enviar para que los navíos que enviásedes al dicho descubrimiento fuesen apercibidos y en orden, de manera que fuese de efecto su ida así para la vuelta como para que no ofendiendo a nadie se puedan defender en la mar y en tierra de quien los quisiere ofender y para que den de los rescates que llevaren mandamos ver y habiendo platicado sobre ello y oído al capitán Juan Pablo de Carreón con quien nos escribistes que se podía dar crédito en este negocio, ha parecido que se os debe maridar enviar lo contenido en el memorial que va con esta firmado de nuestro incrascripto secretario, y así hemos mandado a nuestros oficiales de la Casa de la Contratación de Sevilla que os lo envíen luego todo ello los cuales lo cumplirán conforme a lo que se les ha escrito. La carta que os parece que se escriba a Fray Andrés de Urdaneta de la Orden de Sanct Agustín que está en esa ciudad para que vaya en esos navíos por la experiencia que tiene de las cosas de aquellas islas de la especería por haber estado en ellas, os mando enviar con ésta y otra para su provincial encargándole que dé orden cómo vaya hacer se las habéis dar para que se cumpla lo que en esto les encargamos. Asimismo os mando enviar con ésta las cartas que pedís en blanco para las personas que os pareciere para el efecto que decís dareis en todo la orden que convenga para que se consiga el fin que se pretende como lo tenéis entendido, y lo principal que les habéis de dar por instrucciones que no se detengan en contratación ni rescates sino que luego den la vuelta a esa Nueva España porque lo principal que en esta jornada se pretende es saber la vuelta pues la ida se sabe que se hace en breve tiempo y darnos eis aviso de lo que en ello se hiciere. En negocios de esta calidad no había para qué disculparlo ni comunicarlo con tantas personas como tenemos entendido que se ha comunicado pues teníades vos facultad nuestra para hacer los descubrimientos que quisiéredes; de aquí adelante estaréis advertido de tener más recatamiento en cosas semejantes porque de esto han nacido inconvenientes. De Valladolid a veinte y cuatro de septiembre de quinientos cincuenta y nueve. Yo, el Rey. Refrendada de Eraso, señalada de Birviesca. Don Juan Vázquez Agreda Jaraba.