Home Page Image
 

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 


1570 Del asentamiento de los mexicanos. (Fragmento)

Fray Andres de Olmos

En el segundo año de la población de México comenzaron los mexicanos a echar los cimientos del grande y crecido templo de Huitzilopochtli, el cual fue creciendo mucho, porque cada señor de los que en México sucedió hacía en él una cinta tan ancha como fue la primera que estos primeros pobladores hicieron y ansí los españoles lo hallaron muy alto y muy fuerte y muy de ver.

En este tiempo tenían los mexicanos por señor a Ilancueitl, una señora principal que los mandaba, y esta fue mujer de Acamapichtli, el cual era de Culhuacan y ella de Coatlinchan, y aunque era de Culhuacan, Acamapichtli, descendía de los de México, porque allí fue casada su madre con un principal de Culhuacan, y la madre era de los mexicanos.

Y casado, por consejo de su mujer vino a México, y les dijo que pues era de los principales y no tenía señor, que lo tomarían por señor, y así fue el primer señor, y murió su mujer el año 24 de la fundación de México.

Y muerta ella, fue tomado él por señor, porque en vida de ella no fue tomado sino por principal.

Pero tres años antes, que se contaron veintiuno de la fundación de México, los de México hicieron guerra a los de Culhuacan y les quemaron su templo.

Luego al año siguiente, veintidós de la fundación de la cibdad, viendo los de Culhuacan que en los veintidós años pasados se habían hecho muchos los de México, por miedo de ellos llevaban a sus dioses a Xuchimilco en una canoa, y junto al pueblo de Cuauhtlecaxtan les dio el sol tanto resplandor que los cegó y no vieron fasta que se hallaron junto a México, y como lo vieron, pusieron sus dioses en México y les hicieron templo pequeño, adelante un poco do están agora las carnicerías.

A los veintiocho años de la fundación de la cibdad que se cumplieron cincuenta y dos años, hicieron fiesta general, que era matando el fuego que había en la tierra, y muerto, iban a sacar fuego nuevo a la sierra de Iztapalapa.

Esta fiesta se hacía de 52 en 52 años, ansí que han de pasar trece veces los cuatro años que tienen, que son 52.

A los treinta y un años de la fundación de México comenzó a salir fuego del vulcán.

Y a los cuarenta y siete ganaron los mexicanos a Tenayucan y quemáronles su templo, que era de paja, y los de Tenayucan eran chichimecas.

A los cincuenta y dos años de la fundación de la cibdad los de Tlatilulco pidieron señor a Tezuzumuctli, señor de Ezcapuzalco, y dioles a Teutlehuac por señor y no duró cuarenta días, porque presumían de valientes y no lo tuvieron en nada.

Tezuzumuctli éste era mexicano y fue tomado por señor de los de Ezcapuzalco, uno de los dos que había, y siempre ha habido allí dos señores, y agora los hay.

Cuacuahpitzahuac fue segundo señor de los de Tlatilulco que les dio el señor de Ezcapuzalco: duró cincuenta días, porque huyeron de él: píntale con uñas en los pies.

A los cincuenta y tres años de la fundación fue hecho señor de México Acamapichtli.

A los cincuenta y seis años los de México hicieron guerra a los de Xochimilco y les quemaron su templo.

Y a los cincuenta y nueve, Acamapichtli ganó a Mizquic.

A los sesenta y tres años de la fundación de la cibdad iban cuarenta hombres y mujeres de México por Cuauhximalpan e fallaron los otomíes de Matalcingo y matáronlos a traición en Cuitlatlauhcan.

A los setenta años de la fundación de la cibdad Acamapichtli ganó a Cuitlatlauhcan y les quemó su templo.

A los setenta y tres años de la fundación murió su señor Acamapichtli y hicieron a Huitzilihuitl, hijo de Acamapichtli.

A los setenta y cinco años Miciuhcixiuhtzin, hija de Izcoatzin, señor de Cuernavaca, mujer de Huitzilihuitl, parió a Motecuzoma el viejo, que se llamó primero Ilhuicaminatzin y después Motecuzoma, porque su padre fue señor contra la voluntad de muchos. Mudó el nombre de su hijo en Motecuzoma, que quiere decir "señor enojado".

En el año de 79 una hermana de Huitzilihuitl casó con Ixtlilxuchitl, señor de Tezcuco, y parió a Nezahualcoyotzin, que fue señor de Tezcuco.

El año 81 los de México ganaron a Cuauhximalpan a los otomíes.

A los 85 años de la fundación de la cibdad ganaron los mexicanos a Ayacapixtla y ansí mismo ganaron a Cuahximilco, en la provincia de Chalco.

Y luego al año siguiente lo tuvieron todo de guerra contra los susodichos y en el propio año se dieron éstos.

A los 90 años de la fundación ganaron a Tequizquiac.

En el año 92 echaron los mexicanos siete principalejos a saber si estaban de guerra los de Puchtlan y pasaron por Xaltocan y a traición tomaron los tres y matáronlos, y huyeron los cuatro.

Otro año siguiente ganaron la provincia de Tezcuco y comenzaron por Tepepan, aunque el señor no lo quería, y cuando lo vio, los dejó y se fue a Tezmuluco, pueblo de Suyotzinco. El padre fue muerto porque tenía paz con los de México.

Luego el año siguiente de 94 murió Huitzilihuitl y tomaron por señor a un su hermano que se decía Chimalpupucatzin.

El año 97 se entraron los de Tezcuco a Chimalpopocatzin y en mismo año se ganó Tulancingo, y estuvieron los mexicanos un año en ganallo.

El año 99 fueron los de Tlatilulco a Tula y como se habían muerto y dejado allí a su dios, que se decía Tlacahuepan, tomáronlo y trajéronlo a Tlatilulco.

El año 105 de la fundación de México murió Tezuzumuc, señor de Ezcapuzalco, y como Maxtlaton, hijo de Tezuzumuc era señor de Cuyuacan en vida de su padre, y como su padre se muriese, vino a ser señor de Ezcapuzalco.

Este mandó que todos se alzasen contra México, y como Chimalpopocatzin, señor de México, vio que la tierra se le alzaba, se mató.

Y muriendo, alzaron los de México por su señor a un su hermano, dicho Iztcoatl.

Y como Tlacatecutli, señor de Tlatilulco, vio el gran poder y mando que tenía el señor de Ezcapuzalco, huyó de él, pero no le aprovechó, porque le alcanzaron junto a la puerta de Xaltocan y allí le mataron.

Y fue porque antes que fuese señor de Ezcapuzalco, el señor de Tlatilulco tuvo acceso con su mujer (del señor de Ezcapuzalco) y por eso éste le mandó matar.

Este año Nezahualcoyotzin huyó de Tezcuco, porque los de Tezcuco se alzaban contra los de México.

El año siguiente, de 106, los de la tierra procuraron de hacer guerra contra México, por mandado del señor de Ezcapuzalco, pero un principal de Ezcapuzalco, llamado Totolayo movió paz con los de México el año 108 y los de México no quisieron, si no matasen al señor de Ezcapuzalco.

Y visto que por causa de la paz no podían hacer otra cosa, procuraron de lo matar y ansí lo hicieron.

El año 109 se alzaron los de Tlatilulco: y el año 112 se vinieron a dar a los mexicanos.

Luego el año siguiente de 113 Cuauhtlatoatzin, señor de Tlatilulco, se alzó contra México, y luego le aparecieron una noche un dios de los que tenía, entre sueños, y de dijo que había fecho mal, y por eso se dio a México, y los de México no le quisieron matar, sino diéronlo a los suyos que le matasen, los cuales le mataron.

El año 117 los de México ganaron a Cuauhtitlan.

Y el año siguiente murió Itzcoatzin y alzaron por señor a Motecuzoma el viejo.

El año 125 de la fundación de México se renovó y se hizo muy grande el Huitzilopochtli.

El año 128 por su pascua del pan cayó tanto yelo en México, que se cayeron las casas y se heló la laguna.

El año 132 hobo gran yelo y hambre, tanto que en el año siguiente se ordenó que el que tomase alguna mazorca de maíz, aunque fuese suyo el maizal, muriese por ello.

El año 136 hizo Motecuzoma el viejo una rodela de piedra, la cual sacó Rodrigo Gómez, que estaba enterrada en la puerta de su casa. La cual tiene un agujero en medio, y es muy grande, y en aquel agujero ponían los que tomaban en la guerra atados, que no podrían menear sino los brazos, y dábanles una rodela y una espada de palo, y traían tres hombres, uno vestido como tigre, otro como león, otro como de águila y peleaban con él hiriéndole.

Luego tomaban un navajón y le sacaban el corazón, y ansí sacaron los navajones con la piedra, debajo de aquella rueda redonda y muy grande.

Y después los señores que fueron de México hicieron otras dos piedras y las pusieron cada señor la suya, una sobre otra y la una habían sacado y está hoy día debajo de la pila de bautizar, y la otra se quemó y quebró cuando entraron los españoles.

Y los primeros que esta piedra estrenaron fueron los de Cuaixtlahuacan. En el año 139 se ganó Cuaixtlahuacan y trujeron muchas joyas a Motecuzoma.

En el año 141 ganaron los de México a Cuetlachtlan.

En el año 147 murió Motecuzoma y alzaron por señor a Axayacatzin, hijo de Motecuzoma.

En el año 151 se dio a México Moquihuix, señor de Tlatilulco, y en el año siguiente se alzaron los de Cuetlachtlan, porque enviaron veinte hombres por el tributo, y metiéronlos en una casa llena de ají, y echáronles fuego, pero luego el año 153 los fueron a ganar.

El año siguiente Axayacatzin hizo señor de Malinalco a Citlalcoatzin.

El año 155 Axayacatzin prendió tres hombres por su persona y fue herido, y ansí ganó a Matalcingo por su persona.

El año siguiente 159 murió Axayacatzin y hicieron señor de México a su hermano Tizoquicatzin.

El año siguiente de 160 procuraron de hacer muy grande Huitzilopochtli y fasta los niños trabajaban en él.

El año siguiente hicieron la fiesta del templo de Huitzilopochtli con la sangre de los Matalcingos y los de Tlaula, porque mataron muchos.

En el año 164 murió Tizocicatzin y alzaron por señor de México a su hermano menor Ahuizotzin.

El año siguiente se acabó el Huitzilopochtli por Ahuizotzin y mató muchas gentes por ello.

El año 176 creció tanto el agua de la laguna, especialmente el río de Cuyuacan, que se anegaron todas las casas, y llegó a la primera cinta del Huitzilopochtli y las casas que eran de adobe cayeron, y dicen que venía el agua negra y llena de culebras, y que lo tuvieron por milagro.

El año 180 murió Ahuizotzin y luego fue señor su hermano Motecuzoma, el que fue postrero señor.

El año 182 hizo Motecuzoma un templo a Quetzalcoatl a do agora es la casa del Obispo, y cubrió lo alto de paja. El año siguiente cayó un rayo y lo quemó: dicen que los rayos envía Tlaloc dios del agua.

Hizo un templo muy grande a honor de Cinteutl, hijo del Piltzintecutli.

El año 184 mataron los de México a muchos de Zozola que tomaron en guerra y, puestos como en aspa entre dos palos, los flecharon, y cada año hacían esta fiesta.

El año 185 de la fundación de México se cumplieron los cincuenta y dos años e hizo Motecuzoma la postrera fiesta.

En el año 189 les apareció una señal en el cielo que nacía de encima del volcán y venía por encima de la cibdad, y era blanca y de dos brazas en ancho, Y procuró Motecuzoma de saber que cosa era, y los sabios le decían que había de morir aquel año, y le pareció que fue el año que los cristianos aparejaron para venir a esta tierra.

El año 193 cercaron los de Tlaxcala a los de Huexotzinco y estaban en necesidad de hambre y Motecuzoma los socorrió y trujo a México a unos, y a otros los puso para su defensa allí.

Y pidióles a Camaxtle su dios, y porque se lo pedía, se tornaron a alzar, y vinieron los de México y dejaron ir a los que traían a la cibdad.

Y los de Huexotzinco mataron las mujeres que tenían de México, que estaban casadas con los de Huexotzinco y a sus hijos, por ser de México.

En el año siguiente murió Nezahualpitzintli, señor de Tezcuco, y estuvo un año sin señor Tezcuco, y después eligieron por señor a Cacamatzin, hijo del muerto.

El año 196 en Coatzacoalco vinieron dos navíos y fueron recibidos en la Veracruz de paz y envió Motecuzoma un su calpixqui a verlos, y luego dijo Motecuzoma que éstos eran sus dioses y no estuvieron los navíos en Cuatzacoalco sino tres días y en la Veracruz siete días, y dijeron que dende a un año vendrían.

El día que llegaron a Coatzacoalco se dice cetochtli. El puerto de Veracruz se decía Chalchuecan.

El año 197 vino el Marqués a la Nueva España y Motecuzoma le envió un mensajero a la Veracruz y le envió muchas rodelas y plumajes y un sol de oro y una estrella de plata. Entendíase con los indios por una lengua dicha Marina. Hase de ver de do era esta lengua.

Después vino el Marqués a Cempoal y recibiéronle con trompetas.

Fue a Tlaxcala e saliéronle de guerra, y mataron los que salieron.

Y siendo informado el Marqués de los de Tlaxcala que le querían matar los de Cholula, los juntó en un patio e los mató.

Dicen que _estando el Marqués en Cholula envió a Alvarado a la provincia de Chalco, y volvió éste y dijo que era mala la tierra y mala gente y que se volviese.

Entonces Tamayo, señor de Cempoal, dijo que no, sino que fuese a México do estaba Motecuzoma muy rico, que todo lo que tenía era de oro y que se decía señor.

Estuvo el Marqués cuarenta días en Cholula. Vino de parte de Motecuzoma Huiznahuatl, padre de Tapia, que venía con el Marqués por mandado de Motecuzoma.

Y porque dijo al Marqués le daría mucho oro y plata porque se volviese, lo hizo prender el Marqués, que causó miedo en Motecuzoma.

El Marqués fue a México y de a tres días que llegó hizo prender a Motecuzoma.

El año 198 y aquel año se celebraba la fiesta de Huitzilopochtli. Murió Motecuzoma de una pedrada que le dieron los suyos y no quisieron oír, antes le dijeron mucho mal.

Y pusieron en su Huitzilopochtli vigas y los más valientes, y cuando fueron los cristianos, no pudieron meneallos y murieron todos.

Salióse una noche el Marqués y fuese a Tlaxcala y fue recibido de Xicotencatl, señor de ella.

Muerto Motecuzoma, los de México hicieron señor a Cuitlahuatzin, señor de Iztapalapa, hermano de Motecuzoma. Fue señor ochenta días: dieron las viruelas en todos los indios y murieron muchos, antes de que tornasen a ganar la cibdad.

El Marqués vino a Tezcuco, habiendo ganado toda la tierra de alrededor, y los de Chalco le hicieron guerra.

Estando él en Tezcuco fue tomado por señor Cuauhtemoc, hijo de Ahuizotzin y éste fue a hacer la guerra a los de Chalco y viniendo, sin causa mató a seis principales (era el año de 199).

Duró en ganar el Marqués a México ochenta días.

Hizo el Marqués señor de México a Ixtlilxuchitl, que después murió señor de Tezcuco (año de 200) y echóle Juan Velázquez y fue señor ochenta días.

Cuauhtemoc fue hecho señor de Tlatilulco (año de 201) y luego envió por todos los lugares a llamar gente para hacer guerra a México, los cuales pueblos lo vinieron luego a decir a Juan Velázquez y les dijo que no se curasen de él, que no era señor.

El Marqués dejada pacificada la Nueva España se fue a Honduras, —dícese en indio Guaimula—, y dejó en México al fator en su lugar, y a Peralmildes por capitán general.

Y vino a Castilla Don Martín, hijo de Motecuzoma (año 202).

Y el fator que quedaba en su lugar del Marqués procuró pedir a los de México oro y plata, y apremió con tormentos a un Rodrigo de Paez, para que dijese do tenía el oro y riquezas del Marqués, y al cabo, porque no se lo quiso decir, lo ahorcó (año 203).

Y vuelto el Marqués, prendió al fator y vedor, y no quiso hacer justicia de ellos, como merecían, y los envió a España (año 204).

El Marqués hizo fator a Tapia el gobernador de México y vino a Pánuco este año Nuño de Guzmán (año 205).

El Marqués se partió para Castilla. En este año de 206 cayeron gotas de sangre lloviendo y era sábado y a las dos, y viéronlas todos. Y en este año pareció una señal en el cielo, blanca y como lanza.

El año 207 partió para la Nueva Galicia Nuño de Guzmán y vinieron cuatro oidores de Castilla, Salmerón, Maldonado, Zainos, Quiroga. Hicieron gobernador a don Pablo.

Cosmogonía e historia mexica

Contaban el año de equinoccio por marzo, cuando el sol hacía derecha la sombra, y luego como se sentía que el sol subía contaban el primer día y de veinte en veinte días, que hacían sus meses, contaban el año, y dejaban cinco días, así que en un año no tenían sino trescientos sesenta días.

Y del día que era el equinoccio contaban los días para sus fiestas y así, la fiesta del pan, que era cuando nació Huitzilopochtli, y la de la pluma, que era cuando el sol estaba en su declinación, y ansí las otras fiestas.

Tenían estos indios que en el primer cielo estaba una estrella Citlalicue, y es hembra y Citlaltona, y es macho. Y estas hizo Tonacatecutli por guardar del cielo, y éstas no perecen, porque están en el camino que el cielo hace.

En el segundo cielo dicen que hay unas mujeres que no tienen carne, sino huesos y dícence tezauhcihuah, y por otro nombre, tzitzime. Y éstas estaban allí para cuando el mundo se acabase, que aquellas habían de comer a todos los hombres.

Preguntados los viejos cuándo sería la fin, dijeron que no sabían, sino cuando los dioses se acabasen y cuando Tezcatlipuca se robase el sol, que entonces sería la fin.

En el tercer cielo estaban los cuatrocientos hombres que hizo Tezcatlipuca, y que eran de cinco colores: amarillos, negros, blancos, azules colorados, y éstos guardaban el cielo.

En el cuarto estaban todo género de aves y de allí venían a la tierra. En el quinto había culebras de fuego, que hizo el dios del fuego, y de ellas salen los cometas y señales del cielo.

En el sexto estaban todos los aires.

En el séptimo todo estaba lleno de polvo y de allí bajaba.

En el octavo se juntaron todos los dioses y de ahí arriba no subía ninguno fasta donde estaba Tonacatecutli y su mujer, y no saben lo que estaba en los cielos que quedan.

Preguntados do estaba el sol, dicen que en el aire, y que de día andaba y no de noche, porque llegando el medio día volvía al oriente, y que su resplandor era el que iba al poniente. Y que la luna anda tras el sol y que nunca lo alcanza.

Preguntados en lo de los truenos y rayos, dijeron que el dios del agua tenía muchos súbditos fechos por él, los cuales traían una alcancía cada uno y un palo, y de las alcancías echaban agua, y el trueno hacían cuando las quebraban con el palo, y el rayo, de lo que salía de la alcancía.

Dicen los de Culhuacan que vinieron juntos con los de México a ésta Tula, y allí se repartieron y vinieron derechos a Culhuacan, y hicieron allí a Xuchimilco y a Malinalco y a Ocuila.

Estos cuatro pueblos poblaron y de camino poblaron a Cuitlahuac, y así estuvieron ciento veinte años. Y después vinieron los de México y llegaron, como dicen, a Chapultepec y tuvieron guerra con los de Culhuacan.

En las historias de México que los indios tenían pintaban muchos indios desnudos al principio de ella, dando a entender que, cuando huyeron a México, vestían tales vestidos y comían de lo que pescaban, y que pasaron grandes trabajos y no pintan más de los valientes hombres. Los cuales estuvieron sin señor cuarenta años.

El primer señor de los mexicanos se dijo Acamapichtli, el cual vivió veinte años.

En tiempo de éste aconteció que dos mujeres se echaron la una con la otra y apedránronlas junto a Ezcapuzalco, que se dice Teculhuapan:

esta justicia se hizo haciendo relación el señor de Ezcapuzalco al señor de Cuauhtlinchan y ambos a dos la hicieron al señor de México, y por todos éstos se mandó hacer.

También aconteció que Xilotiztac, hija de Ahuil Miztli, casada con hermano del señor de Azcapuzalco, y muerto el marido, la tomó por mujer su hermano, el señor de Azcapuzalco, y fuése a Xuchimilco y hacía maldad con Ananalcatl y, sabido por los tres señores, los tomaron y apedrearon.

Dicen que era costumbre que la mujer del hermano no podía casar sino con el hermano del muerto y, si casaba con otro, le tomaban las tierras y lo que tenían. El primer señor de Azcapuzalco se llamó Tezuzumuctli.

Asimesmo en tiempo de éste aconteció que dos muchachos sacaron la simiente del maíz, que estaba sembrada, y tomados, fueron vendidos por esclavos, y diéronse cinco mantas por cada uno.

En tiempo de éste aconteció asimesmo que una mujer hurtó maíz de una troje y vióla un hombre y díjole que, si se echaba con él, que no la descubriría, y ella lo hizo y después él la descubrió. Y ella dijo cómo pasaba y, por ello, fue dada por libre y él dado por esclavo al señor del maíz.

Asimesmo en tiempo de éste aconteció que dos muchachos hurtaron cada uno cinco mazorcas de maíz antes que estuviese granado, y mandáronlos ahorcar, por ser mayor delito tomallo cuando está por granar que no cuando está ya granado.

Muerto el primer señor, los de México estuvieron tres años sin señor y después tomaron por señor a Huitzilihuitl, hijo del primer señor, el cual vivió veinticinco años.

En tiempo de éste aconteció que un hombre de Tezcuco espió a su mujer, y tres días después que había parido, la halló con un sacristán de los templos suyos, y túvolos, y por los tres señores fue condenada a muerte.

Aconteció asimesmo que uno fallando a su mujer con otro, lo mató, y no a ella, antes tornó a hacer vida con ella, y por eso ella y él fueron muertos.

Muerto el segundo señor, los de México hicieron señor a Chimalpupuca, el cual vivió once años.

En tiempo de este tercero señor aconteció en Chimalhuacan que una mujer vio a un hombre borracho y fue a él y echóse con él, y por ello, apedrearon a la mujer, y a él no dieron pena ninguna.

Asimesmo aconteció que uno de Tenayuca tenía una troje de maíz y uno de Cuauhtitlan le hurtó por encantamiento lo que había en ella porque echaba sueño con su saber y tomaba cuanto hallaba él y su mujer, y sabido por los tres señores fueron condenados a muerte entrambos, marido y mujer.

El que hurtaba una gallina era esclavo, y el que hurtaba un perro no tenía pena, porque decían que el perro tenía dientes con que se defender. Muerto el tercer señor, los de México alzaron por señor a Itzcoatzin. En tiempo de éste los de Azcapuzalco ordenaron guerra contra los de México y apellidaron a los de Tezcuco, Tultitlan, Cuauhtitlan, Tlacuba, Atlacupaya, Culhuacan, Culiacan. Xuchimilco, Cuitlahuac, Mizquic: todos estos pueblos vinieron contra México y fueron vencidos.

Tlatilulco

Mientras México tuvo señores, la parte de Tlatilulco, que agora se dice Santiago, tuvo asimesmo señores, porque:

  1. Mientras en México reinaron Acamapichtli y Huitzilihuitl, que fue en espacio de cuarenta años, reinó en Tlatilulco Cuacuapahuaque, padre del señor de Azcapuzalco. Éste fue dos años señor de México, antes de haber señor en México. Vivió cuarenta años.
  2. Mientras reinaron en México Chimalpupucatzin e Itzcoatzin, reinó en el Tlatilulco Tlacateutzin, hijo del primero, el cual vivió veintitrés años.
  3. Mientras en México reinó Motecuzoma el viejo, reinó en el Tlatilulco Cuauhtlatoatzin, hijo de Tlacateutzin y mató al primero, y vivió treinta años.
  4. Mientras en México reinó Axayacatzin, reinaron en el Tlatilulco Moquihuitzin, hermano del pasado, vivió trece años y fue casado con hermana de Axayacatzin y sobre ella fue la guerra entre ambos, porque dijo que decía su marido que él era valiente hombre que ganó a los de Cotasta y a los de México y para ello alquilaron los comarcanos.
  5. Mientras en México reinó Tizocicatzin, reinaron en el Tlatilulco Cuacoizcitzin, primer tlacaxcalteuctli y Tlaneloquitzin, primer Tlatilulco cuahtlato.

E) Mientras en México reinó Ahuizotzin, reinaron en el.Tlatilulco Cihuacpopoca, el cual fue hijo de Tlacatecatl y hijo de Cuatlatoatzin, e Yulocohuatzin.

  1. Mientras reinó Motecuzoma en México, reinaron en el Tlatilulco Topantemitzin, Ticoc y Ahuatlal, nieto de Moquihuitzin, e Izciatzin Tlacochcalco tequihua y éste no pudo con Motecuzoma.
  2. En tiempo en que en México fueron gobernadores Cuauhtemutzin y Juan Vázquez y Tapia, el cual no era hombre principal, los dos postreros en tiempo del Marqués, era en el Tlatilulco gobernador don Juan, padre del que agora es, y era hombre bajo y macehual de México.

Leyes en la guerra

Tenían ciertas leyes en la guerra, las cuales ejecutaban en gran manera y era:

  1. que si los capitanes envían un mensajero, y no decía la verdad moría por ello;
  2. e asimesmo había otra ley, que el que iba a dar aviso a los contrarios, moría por ello;
  3. e asimesmo, mataban al que se echaba con la captiva que tomaba;
  4. e asimesmo, el que tomaban al preso y moría éste... (?)
  5. Y si uno tomaba a uno vivo y otro se lo tornaba a tomar, moría por ello.
  6. En la guerra tenían cinco capitanes, que asimesmo eran jueces.
  7. Había uno que se informaba de los delitos y los pintaba y los daba al señor, juntamente con otros cuadros, y después de haberlo consultado el señor, había otros cinco que ejecutaban lo que los cinco mandaban.

Otras no mas

Tenían otras leyes en sus tianguis o mercados y ferias, que son las siguientes:

    • Si el hijo del principal salía tahur y vende lo que su padre tiene o alguna suerte de tierra, moría por ello secretamente ahogado. Y si era macehual o pechero, era esclavo.
    • Item, si alguno tomaba de los magueyes para hacer miel de veinte arriba págalos con las mantas que los jueces mandan, y si no las tiene, o es de más magueyes, es esclavo, o esclavos, si hay cómplices.
    • Quien pide algunas mantas prestadas y no las paga es esclavo.
    • Si hurta alguna red de pescar, págala con mantas y, si no las tiene, es esclavo.
    • Si alguno hurta alguna canoa o barco en que ellos andan, paga tantas mantas cuantas vale la canoa y, si no las tiene, es esclavo.
    • Si alguno se echa con alguna esclava que no es de edad, es esclavo el que se echa con ella, si muere la esclava, y si no muere, paga la cura.
    • Si alguno llevó a vender su esclava a Azcapotzalco —donde era la feria de los esclavos—, y el que se la compró le dio mantas, y él las descojó y se contentó de ellas, si después se arrepiente, le vuelve las mantas y es libre la esclava.
    • Si alguno quedó pequeño y los parientes lo venden, y se sabe después, cuando es mayor, sacan los jueces las mantas que les parece para dar a quien lo compró y queda libre.
    • Si alguna esclava se huye y se vende a otra persona, pareciendo se vuelve al dueño, y pierde lo que dio el otro por ella.
    • Si alguno se echa con alguna esclava y muere estando preñada, es esclavo el que con ella se echó, y si pare, el parto es libre, y llévalo el padre.
    • Si algunos vendieron a alguno por esclavo y después se sabe, todos los que en ello entendieron, son esclavos y de ellos dan uno al que le compró, y los otros los reparten entre la madre de quien era el hijo que vendieron y entre el que lo descubre.
    • Los que dan bebedizos porque otro muera, mueren por ello agarrotados, y si la muerta era esclava, era esclava la que los daba.
    • Si uno hurta las mazorcas de maíz antes de granado moría por ello, y si menos, se pagaba alguna cosa por ello.
    • El que arrancaba el maíz antes de granado moría a palos que le daban.
    • El que hurtaba el yetecomatl —que es una calabaza atada a unos cueros colorados por la cabeza con unas borlas de pluma al cabo—, de que usan los señores y traían en ella polvos verdes, que son tabaco, moría el que la hurtaba a garrotazos.
    • El que hurtaba algún chalchiuí en cualquier parte, era apedreado en el tianguis, porque ningún hombre bajo podía tener chalchiú, que era un hilo de cuentas.
    • El que en el tianguis hurtaba algo de los del tianguis lo mataban a pedradas.
    • El que salteaba en el camino era apedredado públicamente.
    • El papa (= sacerdote) que se emborrachaba, en la casa do le hallaban borracho lo mataban con unas porras.
    • Y el mozo por casar que se emborrachaba, era llevado a una casa que se decía telpuchcalli, y allí le mataban con garrotes.
    • Y al principal que tenía algún cargo, si se emborrachaba, quitábanle el oficio y si era valiente hombre, le quitaban el titulo de valiente hombre.
    • Si el padre se echaba con su hija, mueren entrambos ahogados con garrote, echada una soga al pescuezo.
    • El que se echaba con su hermana, moría ahogado con garrote, y era muy detestable entre ellos.
    • Si una mujer se echaba con la otra, las mataban ahogándolas con garrotes.
    • Si el papa (sacerdote) era hallado con alguna mujer, le mataban secretamente con un garrote, o le quemaban, derribándole la casa y tomándole todo lo que tenía, y morían todos los encubridores y los que lo sabían y lo callaban.
    • Item, no bastaba probanza para el adulterio, si no los tomaban juntos, y la pena era, hallándolos, apedreallos a entrambos públicamente.