Home Page Image
 
 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

2014

adquiera

Informes y ventas en:

comprar

memoriapolitica@librero.mx

Teléfonos:
(55) 41502084 y 63016742

Comentarios:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 

 


 


Ortíz Rubio renuncia a la Presidencia. Ejerció su mandato en el periodo del “Maximato” llamado así por el poder real ejercido por Calles

2 de Septiembre de 1932

Renuncia al cargo de presidente de la República Pascual Ortiz Rubio. Las cámaras, los gobiernos de los estados, y el jefe “máximo” Calles, lo presionaban políticamente.

Los días previos al informe del presidente Ortiz Rubio, corría ya el rumor de su renuncia; el 29 de agosto anterior, la Secretaría Particular había entregado a los periódicos un boletín en el que se negaba el distanciamiento con el expresidente Calles. Durante su informe del 1 de septiembre, el presidente expresó su lealtad al “Jefe de la Revolución” y su disciplina al PNR. Sin embargo, a medianoche de este día, el secretario de Gobernación, Juan José Ríos, dio a conocer un boletín: "A las 17 horas se reunieron en el Castillo de Chapultepec los secretarios de Estado, Jefes de Departamentos, Procurador General de la República y Procurador de Justicia del Distrito y Territorios Federales, previamente convocados por el Primer Magistrado de la Nación. El ingeniero Pascual Ortiz Rubio dio a conocer en la reunión aludida el texto de su renuncia que presentará al Congreso de la Unión, del cargo de Presidente de la República. El Congreso de la Unión recibirá el día de mañana, por conducto de esta secretaría de Gobernación, el pliego respectivo que suscribe el C. Presidente Ortiz Rubio."

Refiere Alfonso Taracena (La Verdadera Revolución Mexicana): "La situación era ya insostenible. Desde que el ingeniero Ortiz Rubio escaló el poder comenzaron —dice en lo privado— las dificultades provocadas por ambiciosos y desleales que tomando el nombre del general Calles, agitaban en las Cámaras". Fue a quejarse en el Casino "Sonora-Sinaloa" (el famoso "Son-Sin") con don Plutarco, por ser el que todos consideran Jefe de la Revolución, de que el general Abelardo L. Rodríguez ordena movimientos de tropas sin consultarlo, como el de que cuatro corporaciones militares ocuparan La Ciudadela bajo las órdenes directas del general Gilberto Limón… fuertes contingentes de tropas se colocaron ayer mismo en las inmediaciones de la Cámara de Diputados y aun en las azoteas de las casas, temerosos los callistas de un golpe de Estado. Cuando Calles le sugirió cambiar el gabinete, lo hizo, pero los agitadores persistían. El general Heliodoro Charis acaba de instarlo a que asuma de lleno el Poder..., pero Ortiz Rubio… le dice: ‘De nada nos serviría derramar sangre… No crea usted, general, que me falta valor para hacer lo que me sugiere, pues tome en cuenta que se necesita todavía más valor para tomar la determinación de abandonar el alto puesto que ocupo’… Sábese que en el Consejo de Ministros a que convocó leyó el texto de su renuncia en la que explica los motivos que a renunciar lo obligan, principalmente enfermedades y deseo de que no surjan divisiones. Luego suplicó a todos los miembros del gabinete que también renunciaran para dejar a su sustituto en libertad de designar a sus colaboradores. Pero las versiones sobre la verdadera causa de la dimisión se multiplican… para mí que la razón primordial de la renuncia fue que don Pascual no supo de las dulzuras del Poder. Como nadie iba a rendirle pleitesía a Chapultepec, prefirió resignarse a que lo llamen "El Corrido de la Revolución".

Durante las elecciones extraordinarias del 17 de noviembre de 1929, Ortiz Rubio había sido candidato a la Presidencia de la República por el Partido Nacional Revolucionario (PNR); contendió con José Vasconcelos, nominado por el Partido Antirreeleccionista. Pese a la oposición, Ortiz Rubio asumió la presidencia el 5 de febrero de 1930; ese día, Daniel Flores atentó contra él y resultó con heridas en la cara. Durante su gestión se formó la Comisión Nacional de Turismo; Baja California se dividió en dos territorios, el Norte y el Sur; fue inaugurada la carretera México-Nuevo Laredo; promulgó la Ley Federal del Trabajo; México ingresó a la Liga de las Naciones; se suprimió el territorio de Quintana Roo y fueron ampliados los límites de Campeche y Yucatán. Su gobierno quedó comprendido en el periodo del “Maximato” llamado así por el poder real ejercido por Calles, que hizo que la gente lo apodara “el nopalito” (por baboso).

El 4 de septiembre siguiente, después de haberse despedido por teléfono de Calles, Ortiz Rubio saldrá de la ciudad de México y del país, a bordo del Tren Olivo, acompañado por los generales Eulogio Ortiz y Nazario Medina, así como el licenciado Nicéforo Guerrero.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.