Home Page Image

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 
 

 


 


Muere asesinado Serapio Rendón en Tlalnepantla, Estado de México.

Agosto 22 de 1913

Después de pronunciar fogoso, viril y patriótico discurso en la Cámara de Diputados en contra de Victoriano Huerta, el diputado Serapio Rendón Alcocer, es aprehendido y luego asesinado en Tlalnepantla, Estado de México.

En la noche, al salir de la casa de Clara Scherer, frente a la glorieta de Colón en el Paseo de la Reforma, fue subido con lujo de fuerza a un automóvil que lo llevó a la cárcel de Tlalnepantla, donde lo esperaba Felipe Fortuño, quien ordenó su confinación. Rendón intuyó lo que le esperaba pero no se doblegó. Al ser conducido a la celda en forma poco apropiada, golpeó a uno de los soldados exigiendo respeto; una serie de culatazos que lo dejaron sin sentido; después, pidió papel y tinta para escribir una carta de despedida a su familia y mientras la escribía, Fortuño lo acribilló por la espalda. Alfonso Taracena en La Verdadera Revolución Mexicana, refiere el hecho de la siguiente manera: “Cae muerto de un balazo disparado desde una claraboya del Palacio Municipal de Tlalnepantla, Estado de México, el diputado yucateco licenciado Serapio Rendón, cuando comenzaba la primera línea de una carta a su esposa, sentado ante una mesa en un cuarto interior. Amanece apenas. Anoche lo aprehendieron… sus amigos… Rafael Zubarán y Jorge Vera Estañol… habían sabido que por órdenes del doctor Aureliano Urrutia y del general Aureliano Blanquet, trasmitidas por el secretario particular de éste, licenciado Manuel Vidaurrázaga, al inspector de las Comisiones de Seguridad, Francisco Chávez, y al teniente coronel Fortuño Miramón, trataban de asesinarlo. Los esbirros lo tomaron de las manos, lo esposaron y lo condujeron en un auto, cerca de la medianoche, a Tlalnepantla. Con el balazo disparado hoy al amanecer, le destrozan el cráneo, lo rematan con una descarga y arrojan el cadáver en una fosa que ocultan con unas ramas. Sus amigos hacen gestiones por conducto de la Embajada de los Estados Unidos para localizarlo, creyéndolo aún con vida, pero el doctor Urrutia contesta: ‘Lo siento mucho; yo no he tenido intervención en ese asunto, pero ya la cosa no tiene remedio.’”

Rendón nace en 1867 en Mérida, Yucatán. Abogado, durante su etapa de estudiante desarrolla sus habilidades literarias, usa el seudónimo de “León Roch” y milita en la oposición a la dictadura de Díaz. Buen orador, en 1911, es electo diputado federal; se distingue por su defensa del gobierno de Madero; se afilia al Partido Constitucional Progresista. Él y Belisario Domínguez censuran severamente en la Cámara de Diputados la traición y asesinato de Madero y Pino Suárez a manos de Victoriano Huerta. Aurelio Urrutia, secretario de Gobernación de Huerta, advierte lo peligroso que resulta una oposición como la de Rendón y sugiere su eliminación como enemigo. Huerta intenta sobornarlo, corromperlo y de atraerlo a su causa; como no lo logra recurre al asesinato.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.