Home Page Image
 

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 

 


 


EUA pacta tregua, Trist propone celebrar un tratado con México para el cese de la guerra de intervención

21 de Agosto de 1847

A pesar de sus triunfos, el ejército norteamericano  estaba mermado y agotado, por lo que el general Scott manda una carta al general Alcorta, ministro mexicano de la guerra, en la que se lee: “Para facilitar que las dos repúblicas entren en negociaciones, deseo firmar, en términos razonables un corto armisticio.”

Ante la derrota en Churubusco sufrida ayer por los mexicanos, Alcorta acepta en principio la proposición y lo turna a la Cámara de Diputados para su aprobación. Se cita a los representantes populares con urgencia a una reunión, pero sólo acuden veintiséis,  por lo que se tiene que hacer una nueva citación. “Este es, sin duda, el lugar en que debe manifestarse la indigna conducta de la mayoría de los representantes del pueblo, que por indiferencia, cobardía o mala fe, desatendieron sus más altos deberes en los momentos de mayor conflicto para la patria. ¡La historia imparcial y severa destinará una página de oprobio e ignominia! se lee en los Apuntes para la historia de la guerra entre México y los Estados Unidos.

El gobierno decide continuar, sin esta aprobación y nombra a los generales Mora, Villamil y Quijano para que convengan el armisticio con el mayor general Quitman y los brigadieres Smith y Pierce. Mañana se reunirán en Tacubaya y el siguiente día 24 de agosto, los comisionados firmarán un armisticio que contempla como puntos principales los siguientes: cesación absoluta de hostilidades en un área de treinta leguas de la capital por todo el tiempo que duren las negociaciones de paz o hasta que cualquiera de las partes lo rompa avisando con 48 horas de anticipación al contrario; prohibición de construir obras defensivas u ofensivas en el área citada; compromiso de no avanzar destacamentos o individuos más allá de las posiciones ocupadas, salvo para parlamentar; libre paso de víveres para la capital y para el ejército norteamericano; canje de prisioneros; y respeto a la administración de justicia y a la propiedad en los territorios ocupados.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.