Home Page Image

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 
 

 


 


Es instaurada en Zitácuaro la Suprema Junta Gubernativa de América que ofrece gobernar a México en nombre de Fernando VII

21 de Agosto de 1811

Ignacio López Rayón, -secretario de Miguel Hidalgo y Costilla después del grito de Dolores y jefe supremo de la insurgencia-, convoca a las fuerzas insurgentes a constituir en la ciudad de Zitácuaro, Michoacán, la “Suprema Junta Gubernativa de América” o “Suprema Junta Nacional de América”. Se instaura con López Rayón como presidente y como vocales, José María Liceaga y José Sixto Verduzco.

La junta ofrece gobernar México en nombre de Fernando VII, mientras los franceses se mantengan invadiendo España, luego intentará dirigir todas las operaciones de guerra contra los españoles, pero desgraciadamente, incurrirá en algunas arbitrariedades contra los insurgentes que no se sometan a su mandato.

Rayón buscaba establecer un gobierno que regularizara la revolución y fuese el centro directivo de todas las operaciones de la guerra que funcionara como autoridad a la cual se sujetaran los demás jefes con la idea de dar impulsar el movimiento de independencia. Mientras tanto, Morelos seguía combatiendo en el Sur.

El 19 de agosto, López Rayón y José María Liceaga levantaron un acta en la que asentaron la necesidad de establecer una junta suprema que “organizara los ejércitos, protegiera la justa causa y libertara d la patria de la opresión y yugo que había sufrido por espacio de tres siglos”. Luego, Rayón convocó a los jefes que estaban en Zitácuaro: Liceaga, Ignacio Martínez, Tomás Ortiz; Benedicto López, José Vargas, Juan Albarrán, José Ignacio Ponce de León, Manuel Manso, José Miguel Serrano, Remigio de Yarza - representante de José Antonio Torres-; J. Ignacio Eizaguirre, y José Sixto Berdusco, concurrieron la Junta que tomó el nombre de “Suprema Junta Nacional Americana”. Una vez que suscribieron el contenido del Acta, eligieron a López Rayón como presidente y para anunciar el hecho mandaron publicar un manifiesto (Ver Documento) dado a conocer este día 21 de agosto.

Tan luego como fue posible, los miembros de la Junta de Zitácuaro difundirán el documento a sus partidarios de la independencia y tratarán de organizar las fuerzas de su ejército y el ramo de hacienda; asimismo, ordenarán tratar con humanidad a los prisioneros enemigos. La autoridad de la Junta de Zitácuaro no será reconocida por todos los jefes de las partidas armadas y se negarán a obedercerla; entre ellos, Albino García y los Villagranes.

Para promover la idea de independencia, “demostrando las ventajas que resultarían al país de tener un gobierno propio”, establecerán dos periódicos –editados en una imprenta de madera- en los que las plumas de Rayón, de Quintana Roo, y la de José María Cos, destacarán notablemente; uno de esos periódicos, fue el semanario “Ilustrador Americano”.

Cuando Calleja se entera de la instalación de la Junta, publicará en 28 de septiembre, en Guanajuato, una proclama en la que declarará que no existe “otra junta nacional que las Cortes reunidas en España para la que habían sido elegidos diputados por las provincias de Nueva España, ni en ésta otra autoridad legítimamente emanada del soberano que el virrey”; también anunciará la proclama una nueva campaña sobre Zitácuaro y ofrecerá una gratificación de diez mil pesos e indulto a quien entregase vivo o muerto a Rayón y a cualquiera de los integrantes de la Junta; pondrá precio a las cabezas de Hidalgo, Allende y de sus principales compañeros.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.