Home Page Image
 

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 

 


 


Las Provincias Unidas de Centroamérica proponen su separación de México

29 de Junio de 1823

Las Provincias Unidas de Centroamérica, adheridas a México espontáneamente el 5 de enero de 1822, proponen ahora su separación. El hecho ocurre durante el Congreso que celebran en Guatemala a convocatoria de Vicente Filisola.

Durante el virreinato, la Capitanía General de Guatemala abarcaba Centroamérica (territorio que ahora ocupan las actuales naciones de Guatemala, Honduras, San Salvador, Nicaragua y Costa Rica) y Chiapas; Centroamérica se había proclamado independiente de España el 15 de enero de 1821, pero el 5 de enero de 1822, en Guatemala, fue firmado con Agustín de Iturbide un documento conocido como el “Acta de la Unión”, por la que toda Centroamérica y Chiapas, se incorporaron al Imperio Mexicano.

La anexión desató la rebelión en la Intendencia de El Salvador, por lo que Iturbide envió a Vicente Filisola a la región para sofocarla. Sobre esto refiere Jaime Rodríguez O. (El nacimiento de Hispanoamérica. Vicente Rocafuerte y el hispanoamericanismo, 1808-1832): “En mayo de 1823 aparecieron cuatro enviados de la provincia centroamericana de El Salvador, que… deseaban anexarse a los Estados Unidos en calidad de estado. El jefe del grupo, José Manuel de Arce, se dirigió a [Vicente] Rocafuerte para que le presentara personas importantes de los círculos del gobierno, pero… la cuestión salvadoreña era particularmente difícil, porque aunque ese territorio formaba nominalmente parte del México independiente, en 1822 había declarado su propia independencia. El emperador Iturbide despachó entonces un ejército al mando del general Vicente Filisola para someter a los rebeldes, pero Filisola, al darse cuenta de que el imperio de Iturbide se tambaleaba, hizo las paces con los centroamericanos… Rocafuerte temía entonces que Filisola tratara de establecer su propia monarquía en Guatemala, que era el nombre con que se conocía toda la América Central. Además, en su calidad de amigo y representante oficioso de México, Rocafuerte no podía colaborar a la secesión de El Salvador. Como la noticia de la caída de Iturbide acababa de llegar a los Estados Unidos, Rocafuerte exhortó a los comisionados salvadoreños a dar oportunidad al nuevo gobierno de México de tratarlos con justicia”.

Ante la agitación que produjo la caída del imperio de Iturbide y ante el hecho que Filisola pretendía formar su propio imperio en Guatemala, los centroamericanos se dividieron, entre ellos el salvadoreño Manuel José de Arce y Fagoaga (que en su ciudad natal dio el Grito de Independencia el 5 de noviembre de 1811), quien viajó a Estados Unidos para pedir apoyo, armas y créditos. Filisola convocó a un congreso en Guatemala y fue así como hoy, 29 de junio de 1823, hacen la propuesta de separarse de México. De modo que el siguiente primero de julio, ya habrá otra nación, una república federal integrada por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, llamada: Provincias Unidas del Centro de América, con capital en Guatemala

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.