Home Page Image
 

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 

 


 


Lázaro Cárdenas nacionaliza los Ferrocarriles Nacionales de México.

Junio 24 de 1937

El presidente Lázaro Cárdenas nacionaliza los Ferrocarriles Nacionales de México. Desde fines del siglo XIX, las empresas ferroviarias emitieron gran cantidad de bonos y obligaciones hipotecarias para desarrollarse.

El 28 de marzo de 1908, se creó la empresa Ferrocarriles Nacionales de México para agrupar y consolidar varias líneas de ferrocarriles controladas por intereses extranjeros y para que el Estado mexicano tuviera acciones. Al efecto, los accionistas y acreedores representados por un consorcio de bancos de Nueva York, Londres y Berlín acordaron con el gobierno mexicano el canje de acciones y bonos. En diciembre de 1914, Carranza decretó la incautación de los ferrocarriles y su gobierno se hizo cargo de la deuda.

Cuando en 1922 se firmó el Convenio Huerta-Lamont, dicha deuda quedó incorporada a la deuda exterior de México. En 1926, vuelven a sus propietarios el control y la administración de los ferrocarriles, con los argumentos de que por la revolución, en el lapso comprendido entre 1914 y 1926 privó gran desorganización administrativa y falta de mantenimiento; asimismo, que los pagos de dividendos e intereses presentaban serias dificultades al gobierno; además, que por la situación financiera del país no se podían hacer mejoras ni en vías ni en equipo y que los costos de operación habían aumentado considerablemente, sobre todo, en el área de sueldos. En 1930 fue firmado el Convenio Montes de Oca-Lamont en el que se pretende separar la deuda ferrocarrilera, pero el Congreso no aprobó el convenio, lo que motivó que esta deuda quedara como parte de la deuda general de México.

Esta situación había prevalecido hasta que los ferrocarriles son nacionalizados por Cárdenas, quien después los entregará a los obreros para su administración en 1938.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.