Home Page Image
 

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 

 


 


1846 Colonos estadounidenses proclaman en Sonoma la República de California o del Oso, alentados por el mayor del ejército norteamericano John Charles Frémont.

Junio 14 de 1846

Hoy, en el inicio de la invasión estadounidense a México, se constituye este “estado independiente”. En octubre de 1845, el presidente de Estados Unidos James Knox Polk ordenó al cónsul norteamericano en Monterey, California, Thomas O. Larkin, anexar pacíficamente la entonces Alta California a los Estados Unidos. Aventureros estadounidenses fueron esparcidos por todo el territorio californiano en espera del momento propicio para arrebatar el poder a los mexicanos. Desde diciembre pasado, Frémont se dedicó a estimular y asesorar a los ciudadanos norteamericanos asentados en este territorio mexicano para que mediante una rebelión armada se separaran de México y se anexaran a los Estados Unidos. Encubrió su labor subversiva disfrazándola de una expedición científica y topográfica integrada por unos sesenta efectivos; fue así que las autoridades mexicanas consintieron su ingreso a suelo mexicano.

De inmediato, Frémont, ya afamado explorador sureño del oeste americano, organizará bajo su mando una fuerza militar de 300 hombres denominada "Batallón California".

Al tener noticia de estos hechos, el comodoro de la Armada de los Estados Unidos, John D. Sloat ocupará Monterey el 7 de julio de 1846, y el día 9 siguiente, el poblado de Yerba Buena. Entonces Frémont disolverá la nueva “república” y las “autoridades” autoproclamadas entregarán su “gobierno” al de los Estados Unidos, con lo cual se cumplirá el propósito real de la expedición “científica y topográfica” del mayor Frémont, quien tratará, sin éxito, de unir su batallón a las fuerzas del comodoro Sloat, dado que no cuenta con autorización escrita de Washington que justifique su actuación militar y política.

Sin embargo, a la llegada del comodoro Robert F. Stockton, que relevará a Sloat, Frémont será ascendido a Teniente Coronel y sus fuerzas incorporadas al ejército regular norteamericano para la conquista y ocupación de la Alta California. Así, Frémont tomará San Diego, sin disparar un tiro, el 29 de julio siguiente. Del mismo modo, ocupará, junto con las tropas de Stockon, Los Ángeles, el 13 de agosto siguiente. También, en forma pacífica, se apoderará de Santa Bárbara el 24 de diciembre de ese año de 1846.

A la llegada a San Diego del general Stephen Kearny, después de haber ocupado  Nuevo México y Arizona, Stockon, Kearny y Frémont, unirán sus fuerzas militares para ocupar el resto de la Alta California mexicana.

Frémont tendrá la fortuna de que las tropas derrotadas del general mexicano  Andrés Pico se rindan ante él mediante la firma del Tratado de Cahuenga el 13 de enero de 1847 por el cual se pondrá fin a la guerra en la Alta California, lo que le merecerá el nombramiento de Gobernador Militar de California el 16 de enero de 1847 por el comodoro Stockon. Pero el general Kearny, inconforme con la designación, lo aprehenderá y enviará a Washington para ser sometido a un consejo de guerra, que lo encontrará culpable; no obstante, el presidente Polk le conmutará la pena a la que será condenado. Dolido, Frémont renunciará al ejército y vivirá como civil en California.

En los años siguientes, Frémont desarrollará una carrera política unido al movimiento antiesclavista que lo llevará, fallidamente, a ser candidato presidencial por el Partido Republicano en 1856 y por el Partido de la Democracia Radical en 1864 en contra de la reelección del presidente Abraham Lincoln.

Ya sexagenario, el 5 de junio de 1878 será nombrado gobernador de Arizona y su administración será muy cuestionada. Después vivirá en California y finalmente morirá en un hotel de Nueva York el 13 de julio de 1890 en medio de la pobreza.

Doralicia Carmona. MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.