Home Page Image
 
 
 
 
 
 


Se constituye el Grupo San Ángel que pretende evitar la violencia de los partidos en las próximas elecciones.

Junio 9 de 1994

En la casa de Jorge G. Castañeda, en San Ángel, nace el grupo integrado por personajes destacados de distinta ideología y militancia partidista, que se propone lograr que el trance de los próximos comicios del 21 de agosto se mantenga en niveles manejables. Pretende formar bloques, alianzas estratégicas y delegaciones capaces de hacerse escuchar por los tres candidatos principales (Zedillo, Cárdenas y Fernández de Ceballos) y por el presidente de la República.

El grupo surge a partir de que Demetrio Sodi de la Tijera, asambleísta capitalino, advirtió el pasado 29 de abril en La Jornada, del peligro de que las elecciones terminen en "un choque de trenes". El 11 de mayo, Carlos Fuentes retomó la metáfora y propuso en el mismo diario que la "sociedad civil" tenga "imaginación" para traducirla en "responsabilidad de todas las partes" y asegurar, así, que el día de las elecciones "los trenes no choquen, las locomotoras se detengan y en la estación todos podamos abordar el convoy de la democracia".  Asimismo solicitó a Salinas "actuar como el Presidente de todos los mexicanos, no como jefe de un partido, una facción o una generación…para pasar a la historia como el Presidente de la transición democrática". El presidente Salinas respondió por teléfono a Fuentes: "Hay que hacer algo".

Cuando Fuentes de regreso de Cambridge, se encontró en Nueva York con Jorge G. Castañeda acordaron comenzar su organización y entrevistarse con el presidente Salinas para hacerle saber que crearían este grupo. Así lo hicieron.

Hoy se reúne por primera vez en la casa de Jorge G. Casteñeda, el grupo que se denominará San Ángel. Ahí concurren personajes como Carlos Fuentes, Jorge G. Castañeda, Demetrio Sodi y Enrique González Pedrero, que proceden a hacer una lista de las personalidades que serán invitadas a formar parte del grupo. En adelante, el grupo contará con sesenta y seis personajes destacados en la política y la academia como Teodoro Césarman, Alfredo del Mazo, Amalia García, Gabino Fraga, Federico Reyes Heroles, Adolfo Aguilar Zínser, Javier Livas, Manuel Camacho, Lorenzo Meyer, Ricardo García Sainz, Joel Ortega, Tatiana Clouthier, Vicente Fox, y Elba Esther Gordillo.

En las semanas siguientes, el grupo elaborará un texto, titulado “La hora de la democracia”, en el que abogan por un Pacto de la Concordia que garantice la legalidad y limpieza del proceso electoral y la adopción de una agenda transitoria de modernización democrática, además de proponer medidas concretas como el acceso libre e imparcial a los medios de comunicación, especialmente los electrónicos y la transmisión de programas de análisis político en horario triple A.

Paralelamente, el grupo se reunirá con los tres principales candidatos a la Presidencia, con el presidente Salinas, con el secretario de Gobernación y con los seis representantes ciudadanos en el Consejo General del Instituto Federal Electoral. Sus actividades contarán con una amplia cobertura noticiosa. Sin embargo, el grupo sufrirá críticas sarcásticas por su protagonismo, su elitismo y por lo refinado y suculento de sus comidas-reuniones. También se tildará al grupo de haber sido surgido por sugerencia del presidente Salinas.

Doralicia Carmona. MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.