Home Page Image

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 
 

 


 


1814 Desde Valencia, Fernando VII restablece la monarquía absoluta en España

Mayo 4 de 1814

También declara nulo y sin efecto alguno toda la obra de las Cortes de Cádiz, “como si no hubiesen pasado jamás tales actos y se quitasen de en medio del tiempo.” Mañana emprenderá una marcha triunfal hacia Madrid, en donde será recibido entusiastamente como “El Deseado”. El 10 de mayo siguiente disolverá las Cortes.

Fernando VII había estado cautivo de los franceses durante la Guerra de la Independencia Española 1808-14, que el pueblo español había luchado exitosamente contra los franceses sin su rey, y se había dado una Constitución que lo reconocía como rey si la juraba. Fernando VII se había convertido en el símbolo de las aspiraciones nacionales españolas, por eso la gente le había apodado el Deseado, porque tenía la esperanza de que tras tanta destrucción, miseria y muerte, su reinado, una monarquía constitucional, trajera la paz y el bienestar popular.

El 11 de diciembre de 1813, a cambio de la paz con Francia, del desalojo de los británicos y de su neutralidad en la presente guerra, y conforme al Tratado de Valençay, Napoleón reconoció a Fernando VII como Rey, por lo cual recuperó su trono, los territorios y propiedades de la Corona y sus súbditos, en España y en el extranjero. Así regresó a su reino el 14 de marzo de 1814.

El 16 de abril siguiente, llegó a Valencia, en donde fue recibido por un representante de la Regencia para que jurara la Constitución de 1812 y pudiera asumir el trono conforme a esta ley; también se entrevistó con un diputado absolutista portador de un manifiesto llamado de “los persas” firmado por 69 diputados que rechazaban la Constitución y exigían la vuelta al absolutismo. Al día siguiente, recibió al general Elío, quien le manifestó el apoyo de sus tropas para que restaurara el absolutismo. Así lo hizo.

Durante los casi seis años siguientes, tratará de establecer un gobierno basado en la persecución sangrienta y despiadada de los liberales, de los militares disidentes y de las organizaciones secretas como la Masonería, que no cejarán de luchar porque se restablezca el régimen constitucional. Desaparecerá la prensa libre, las diputaciones y ayuntamientos constitucionales y se cerrarán las Universidades. Se restablecerá la organización gremial y se regresarán al clero las propiedades confiscadas a la Iglesia durante el periodo liberal en España. Acciones similares se realizarán en la Nueva España para combatir el movimiento insurgente hasta casi reducirlo a sólo algunas regiones de la costa grande con Vicente Guerrero y de Veracruz con Guadalupe Victoria.

El periodo absolutista de Fernando VII concluirá hasta 1820, cuando se verá obligado a jurar la Constitución que durante casi seis años había rechazado. Lo cual será un hecho que acelerará la independencia de México.

Doralicia Carmona. MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.