Home Page Image

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 
 

 


 


Dos partidos postulan a Francisco I. Madero y Francisco Vázquez Gómez.

Abril 15 de 1910

Se celebra la ciudad de México la Convención Nacional Independiente de los Partidos Aliados: Nacional Antireeleccionista y Nacional Democrático. Ahí son aprobadas las candidaturas de Francisco I. Madero y Francisco Vázquez Gómez a la presidencia y vicepresidencia de la República, respectivamente.

Esta postulación del antireeleccionismo tuvo varios antecedentes que finalmente lo llevaron a su florecimiento. Uno de los más importantes, sin duda, es la publicación del libro de Madero, La sucesión presidencial en 1910, que vio la luz en 1908. En ese libro, el autor plantea la necesidad de elegir libremente al vicepresidente de la República, al tiempo que todavía cree difícil disputar la presidencia a Porfirio Díaz. Pero ya desde entonces convoca a crear una organización política: explica que por ciertos hechos de represión que había atestiguado en Monterrey, “nos formamos el propósito de aprovechar la primera oportunidad que se presentara para unir nuestros esfuerzos a los de otros ciudadanos, a fin de principiar la lucha por la reconquista de nuestras libertades.”

Así, en mayo de 1909, se formó en la ciudad de México el Club Central Anti-Reeleccionista. Los principales directivos del club fueron: Emilio Vázquez Gómez, presidente, Francisco I. Madero y Toribio Esquivel Obregón, vicepresidentes; Filomeno Mata, Paulino Martínez, Félix F. Palavicini y José Vasconcelos, secretarios; vocal, Luis Cabrera. En un documento expusieron sus ideas: la necesidad de ejercer los derechos políticos como única salvaguarda contra la apatía política del pueblo que resulta de la presión que en ese sentido han ejercido los funcionarios públicos. Se invita a formar otros clubes bajo el lema “Efectividad del Sufragio. No Reelección”. Se hace énfasis en la necesidad de salvar a la República de las garras del absolutismo devolviendo a los estados su soberanía, a los municipios su libertad y a los ciudadanos sus prerrogativas.

En diciembre, el Club convocó a su convención para abril de 1910. Pero antes de la reunión, Madero publicó en marzo su folleto “El Partido Nacional Antireeleccionista y la próxima lucha electoral”, en el que establecía el procedimiento para formar el partido.

En el programa político resultado de la reunión, destacan los siguientes puntos: luchar por el restablecimiento de la Constitución; establecer el principio de la no reelección para presidente, vicepresidente y gobernadores; reformas a la Ley Electoral; alcanzar la efectividad del voto y la libertad de expresión, suprimir las prefecturas políticas, mejorar las condiciones del ejército y estrechar relaciones con los países latinoamericanos.

También se incluían algunas demandas de tipo social: el mejoramiento de la instrucción pública, así como de la condición material, intelectual y moral de los obreros y el fomento de la agricultura, la industria y el comercio.

Posteriormente, Madero se entrevistará con el presidente Díaz, quien le asegurará que entregará el poder a quien el pueblo elija. Sin embargo, en plena campaña electoral el candidato antireeleccionista será apresado a principios de junio, siendo liberado hasta casi un mes después de las elecciones presidenciales. De hecho, el Partido Nacional Anti-Reeleccionista presentará a la Cámara de Diputados un memorial de protesta por los incontables atentados y fraudes cometidos durante las elecciones, por lo que exigirán la anulación de los comicios.

Por supuesto, las autoridades afirmarán el triunfo de Díaz y Corral. Por ello, el 5 de octubre se dará a conocer el Plan de San Luis Potosí, en el que Madero declarará nulas las elecciones, por lo que el gobierno de Díaz será desconocido. También se establecerá que es de justicia restituir a sus antiguos poseedores los terrenos de los que se les haya despojado arbitrariamente. También se consagrará el principio de no reelección y se declarará a Madero presidente provisional. Finalmente, se señalará que el 20 de noviembre se inicie la revolución.

Tras la caída de Porfirio Díaz y la entrada triunfal de Madero a la ciudad de México, en julio de 1911, Madero señalará que el programa y las candidaturas del Partido Nacional Anti-Reeleccionista ya no corresponden a la situación presente. Por ello habrá que reconsiderar la fórmula presidencial y formar otro partido. Para esa tarea nombrara una comisión organizadora del Partido Constitucionalista Progresista.

Esto último, más división entre Madero y los hermanos Vázquez Gómez, marcarán la decadencia y fin del Partido Nacional Anti-Reeleccionista.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.