Home Page Image
 

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 

 


 


El general republicano Nicolás Régules no toma venganza y perdona la vida a prisioneros belgas imperialistas que se le rinden.

11 de abril de 1865

Merecían ser pasados por las armas porque habían tomado como rehenes a su esposa, Soledad Solórzano, y a tres de sus hijos, y los habían puesto en la línea de fuego como escudo humano para evitar que los juaristas dispararan sobre sus trincheras. Después habían matado al coronel republicano Morales, cuando con bandera blanca intentaba parlamentar con los imperialistas.

Cuatro días antes, una legión belga al mando del mayor Tydgat habíase atrincherado en el exconvento de San Francisco de la ciudad de Tacámbaro, Michoacán, y teniendo conocimiento de que los familiares del general Régules no habían podido salir de la población, mandoles aprehender.

Hoy por la mañana el general Régules ordenó el ataque de dos mil guerrilleros juaristas y durante lo más granado del combate, los belgas hicieron uso del escudo humano de que disponían. Pero pronto los imperialistas se vieron cercados y la iglesia del convento ardió. Fue entonces que Régules mandó el grupo de parlamentarios que fue recibido a tiros por los belgas.

Cuando se desplomó el techo de la iglesia y los imperialistas se refugiaron en la sacristía que ya comenzaba a arder también, el general Régules entró a caballo envuelto en un sarape para protegerse del fuego, e hizo que los belgas se rindieran.

Todos, inclusive los imperialistas, esperaban que Régules tomara venganza. Pero les otorgó el perdón y los entregó como prisioneros al general Vicente Riva Palacio, quien semanas después los canjeará por republicanos en poder de los franceses.

Por esta acción, el presidente Benito Juárez ascenderá a Régules a general de División. Los belgas seguirán luchando al lado de los franceses hasta 1867, pero menos de la mitad de ellos regresarán con vida a su país.

El general Nicolás de Régules Cano nació el 10 de septiembre de 1826 en Quintanilla Sopeña, Merindad de Montija, España. Se alistó a los quince años de edad en la Escuela de Caballería de Segovia, España. Llegó a México por Veracruz, procedente de La Habana, Cuba en 1846. Se incorporó al ejército mexicano y participó en las guerras de Reforma y de la Intervención Francesa. En 1866 fue gobernador del estado de Michoacán. Al triunfo de la rebelión de Porfirio Díaz, salvó la vida al presidente Sebastián Lerdo de Tejada, rescatándolo de los porfiristas y embarcándolo a Estados Unidos. Falleció en la ciudad de México el 9 de enero de 1895.

En 1909 un municipio del Estado de Michoacán se nombró, Régules en su honor.

Doralicia Carmona. Memoria Política de México.