Home Page Image

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 
 

 


 


Venustiano Carranza expide el Plan de Guadalupe por el que desconoce al gobierno de Victoriano Huerta.

Marzo 26 de 1913

Tras de considerar traidor a Huerta y a quienes lo han reconocido y apoyado, en la hacienda de Guadalupe, Coahuila, el gobernador del Estado, Venustiano Carranza, con los principales jefes y oficiales de la misma entidad, acuerdan sostener con las armas el Plan de Guadalupe que señala:

1º.- Se desconoce al general Victoriano Huerta como Presidente de la República.

2º.- Se desconoce también a los Poderes Legislativo y Judicial de la Federación.

3º.- Se desconoce a los Gobiernos de los Estados que aún reconozcan a los Poderes Federales que forman la actual Administración, treinta días después de la publicación de este Plan.

4º.- Para la organización del ejército encargado de hacer cumplir nuestros propósitos, nombramos como Primer Jefe del Ejército que se denominará "Constitucionalista", al ciudadano Venustiano Carranza, Gobernador del Estado de Coahuila.

5º.- Al ocupar el Ejército Constitucionalista la Ciudad de México, se encargará interinamente del Poder Ejecutivo al ciudadano Venustiano Carranza, Primer Jefe del Ejército, o quien lo hubiere sustituido en el mando.

6º.- El Presidente Interino de la República convocará a elecciones generales tan luego como se haya consolidado la paz, entregando el Poder al ciudadano que hubiere sido electo.

7º.- El ciudadano que funja como Primer Jefe del Ejército Constitucionalista en los Estados cuyos Gobiernos hubieren reconocido al de Huerta, asumirá el cargo de Gobernador Provisional y convocará a elecciones locales, después de que hayan tomado posesión de su cargo los ciudadanos que hubieren sido electos para desempeñar los altos Poderes de la Federación, como lo previene la base anterior.

Entre los principales firmantes del plan están Jacinto B. Treviño, Lucio Blanco, Cesáreo Castro y Alfredo Breceda. Se trata de restablecer la legalidad rota por el cuartelazo de Huerta. En palabras de Carranza: “...con el Plan de Guadalupe quedó perfectamente planteada la cuestión de la legalidad contra la usurpación, del derecho contra la asonada, de las instituciones libres contra la dictadura militar".

Comenzará así una sangrienta guerra civil que terminará con la derrota del ejército federal y la rendición del presidente Francisco S. Carvajal, sucesor de Huerta, mediante los tratados de Teoloyucan que serán firmados en 1914.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.