Home Page Image

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 
 

 


 


Inicia el Sitio de Querétaro. La caída del Imperio se acerca…

Marzo 14 de 1867

En Querétaro inicia el sitio entre feroces combates librados por las fuerzas republicanas de Juárez contra las imperiales de Maximiliano.

Convencionalmente los historiadores señalan este día como el inicio del sitio, en razón de que el conjunto de tropas republicanas establecidas se conectaron para formar un cerco pese a que en sus comunicados Escobedo no usa todavía la palabra.

Este día Mariano Escobedo informa a Juárez: “Hoy hemos tenido un combate reñidísimo de ocho horas: nos propusimos hacer un reconocimiento con fuerzas, muy formal y cuando acordamos nos comprometimos en este combate que seguramente ha sido el más reñido que he tenido en toda la campaña. Hemos conseguido en este hecho de armas imponerle respeto al enemigo, por las de la República, ganarle las posiciones del cerro de San Gregorio que ahora son las de una parte de nuestro ejército y causarle, en muertos, heridos y dispersos, una pérdida muy considerable. Nosotros también hemos tenido pérdidas; pero incomparablemente menores que las del enemigo. […] El Gral. Antillón se ha portado de una manera que todos hemos admirado. […] Rindo un tributo a la justicia haciéndole a usted esta manifestación.”

Dos días antes, pese al derrumbamiento del Imperio, los jefes invitan por escrito a los soldados republicanos para que se les incorporen. Cuando llegaron los refuerzos enviados por Porfirio Díaz, el ejército quedó formado por 25 mil hombres, entre los que destacan el General en Jefe: Mariano Escobado y el General Segundo en Jefe: Ramón Corona. Los Generales: Nicolás Régules, Gerónimo Treviño, Sóstenes Rocha, Francisco A. Vélez, Ignacio R. Alatorre, Antonio Neri, Vicente Riva Palacio, Silvestre Aranda, Aureliano Rivera, Juan N. Méndez, Benigno Canto, Antonio Carbajal, Amado A. Guadarrama, Florencio Antillón, Refugio González, Francisco O. Arce, Vicente Jiménez, Ignacio Zepeda y Manuel Márquez de León. Entre los Coroneles sobresalen: Francisco Naranjo, Miguel Palacios, Pedro Martínez, Francisco P. Méndez, José Rincón Gallardo, Pedro Rincón Gallardo, Rosalío Banda e Ignacio M. Altamirano.

Días después Escobedo pide más refuerzos para proteger el sur de la ciudad e informa a Juárez enfáticamente: “Si el enemigo no abandona la plaza en cinco días, es casi seguro que ya no saldrá”. Los problemas de avituallamiento los resolvía Escobedo magramente con la cooperación espontánea de los habitantes de las zonas que ocupaban quienes también se encargaban de quitar parque a los partidarios de Maximiliano. El sitio fue completado diez días después. La caída del Imperio estaba ya demasiado cerca.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.