Home Page Image
 

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 


A las 6:35 de la mañana del domingo, 2,260 elementos de la Policía Federal Preventiva irrumpen en la Ciudad Universitaria.

6 de febrero de 2000

La Policía Federal Preventiva, al mando del almirante Wilfrido Robledo, se posicionó a  las 6:30 en la avenida de los Insurgentes. Llegan al auditorio de Filosofía cuerpos de élite y paracaidistas de la PFP con pasamontañas, chalecos antibalas y cascos de campaña y aprehenden al pleno del Consejo General de Huelga, CGH, cuyos miembros levantan sus brazos haciendo la V de la victoria con sus manos. Después levantan una bandera nacional y cantan el Himno a la Alegría. El operativo tiene una cobertura en vivo de las empresas Televisa, TV Azteca y Radio Red.

Antes de las 7:00, llega el subprocurador A de Procedimientos Penales, Everardo Moreno Cruz, quien declara que el operativo se realiza en cumplimiento de un mandato de la jueza segundo de distrito, María del Carmen Flores Cervantes, en un acuerdo que dictó el pasado 4 de febrero, por el cual ordenó al procurador Jorge Madrazo la restitución de los bienes de la universidad a las autoridades universitarias. Señala que los detenidos están cometiendo flagrantemente el delito de despojo denunciado por varias personas, entre ellas las propias autoridades de la UNAM. Enseguida se inicia el desalojo y traslado en 14 camiones, de 432 integrantes del CGH.

El diario La Jornada comentará al día siguiente: “El escenario que se presentó en el estacionamiento de Filosofía se asemejaba al de un campo militarizado: cientos de policías federales, preventivos, judiciales federales, de la PFC y vehículos de asalto. Dos helicópteros sobrevolaban. Nadie de los que salían del inmueble entendía. Los que avanzaban hacia los camiones foráneos, muchachos y muchachas, hacían la ''V''. Muchos de ellos, casi niños, saludaban y otros lloraban. Quienes les siguieron se sujetaron de las manos, no se separaron. Había madres de familia, profesores y hasta hermanos de los huelguistas. En menos de una hora, los paristas abordaban los camiones que los condujeron a las oficinas del Ministerio Público Federal.” Pero algunos de los líderes, como Mario Benítez, Víctor Alejo, Alejandro Echeverría El Mosh, Martín Ramos e Iván Zavala, fueron esposados y subidos a vehículos especiales.

Una alumna increpa a un policía: ''¡En tus ojos se ve la muerte y tu mirada nunca se me va a olvidar!'', gritaba una joven frente a los ojos ennegrecidos de un policía. ''¿Tienes hijos y mujer? ¿Cuántos tienes? ¿Eres del pueblo? ¡Eres indígena, vete en un espejo, eres del pueblo y te jode igual que a mí o peor, porque no tienes ni un pinche gramo de dignidad! ¡Jamás se me va a olvidar el odio con el que me miras! ¡Tú quieres que los otros miren como tú!, ¿verdad? Ve las miradas de los otros, todavía no tienen el odio que tú tienes. ¿Sabes qué? ¡Nunca en la vida te voy a olvidar! Y cuando te vea, te voy a mirar también con odio porque por tu culpa y por la culpa de gente como tú estamos aquí y ¡no vamos a desaparecer, que se te grabe bien! Aunque tus hijos y los hijos de tus hijos estén de aquel lado, ¡nosotros no. ¿Vas a tener hijos o ya los tienes? ¡Contéstame! ¿Te impiden aquéllos que hables? ¿Aparte de la dignidad te quitaron la lengua? ¡También te quitaron la cabeza! ¿No ves? ¡No viste a mis compañeros que están en pie de lucha!". (La Jornada)

Por su parte, el subprocurador Everardo Moreno señala a la prensa: ''Es una vergüenza para el país cómo están las instalaciones... Sí, se encontraron bombas molotov, solamente unas plantas de mariguana, ¡una de metro y medio!, y algunos otras macetas con mariguana, un machete... No, ningún arma de fuego...

Termina así la huelga iniciada el 20 de abril pasado por la iniciativa del rector Francisco Barnés de aumentar el monto de las cuotas pagadas por los estudiantes, lo cual provocó su caída y el nombramiento, el 19 de noviembre pasado, del nuevo rector Juan Ramón De la Fuente.

Para la periodista Karina Avilés “Bastaron 80 días desde que tomó posesión para que el rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, cambiara la oferta del diálogo por la de la intervención de la fuerza pública”. 

El presidente Zedillo asumirá la responsabilidad de la medida en un mensaje difundido por la prensa, la radio y la televisión. También el procurador Jorge Madrazo y el secretario de Gobernación, Diódoro Carrasco, publicarán mensajes para justificar sus acciones. Por su parte, los cuatro candidatos presidenciales comentarán la medida:

Francisco Labastida del PRI, dirá que fue una medida ''extrema'' a la que se llegó ante la imposibilidad de que el diálogo avanzara como vía de solución, ''cuando no hay diálogo no queda más que aplicar ley…hubieran sido más lamentables enfrentamientos entre los universitarios''.

Cuauhtémoc Cárdenas, del PRD, argumentará: ''lamentamos que no se haya logrado una solución al conflicto y que haya tenido que procederse al desalojo con la PFP. Nos parece que el desalojo no es la solución al problema, solamente lo difiere y nos queda muy claro que la actitud asumida por las autoridades a lo largo del conflicto deliberadamente buscó prolongarlo hasta llevarlo a los tiempos de la contienda electoral… No podemos desconocer el origen mismo del conflicto. Para nosotros radica en un atropello, en una interpretación, no sólo errónea sino contraria, a lo que establece la Constitución respecto de que toda la educación pública debe ser gratuita'.”

Vicente Fox Quesada del PAN, señalará: “la incapacidad política del gobierno federal para encontrar una salida al conflicto universitario por medio del diálogo derivó en el uso de la fuerza pública para recuperar las instalaciones de la UNAM. Esto es lo que no me gusta de un gobierno, que pierde la capacidad política y al final tenga siempre que estar imponiendo soluciones o por corrupción o por imposición… Y deseará que el rector pueda retornar a la normalidad, “ahora que optó por este camino, me supongo que él dio la instrucción y la orden de que entrara la policía a la UNAM''.

Porfirio Muñoz Ledo, del PARM, declarará: ''es preocupante que el gobierno esté enorgulleciéndose de un hecho que le es imputable… La comunidad universitaria tiene que encontrar un camino; hay actores que debieran sentarse en la mesa, debe haber representaciones estudiantiles válidas, no creo que perseguir hasta acabar con el adversario sea un buen método; debe restablecerse el diálogo con los actores responsables de la UNAM y uno de los temas de un diálogo es la distensión'.

Manuel Camacho Solís, del PCD, comentará: ''La toma de la UNAM no es un éxito del gobierno, es el fracaso de una política…la decisión que provocó el conflicto, el alza de cuotas en la universidad, la tomó el presidente Zedillo y la sostuvo su secretario de Gobernación, Francisco Labastida Ochoa. La falta de atención oportuna al conflicto, que hubiera evitado todos los costos en los que ya se incurrieron, fue decisión del Presidente y de su secretario de Gobernación…'fue el Presidente quien tomó la decisión de elevar las cuotas y quien no previó la reacción que habría; o peor aún, quien observando la dinámica de este movimiento, apostó a su descomposición y radicalización, para al final utilizarlo políticamente…Lo que ya ocurrió dentro de la UNAM lo van a querer llevar al terreno de la vida política nacional. La apuesta de la polarización, sabe el gobierno, es el recurso más seguro para provocar abstencionismo, desánimo y temor. Otra vez van por el voto del miedo. Sólo con el voto del miedo pueden mantener el status quo político''.

Finalmente, Gilberto Rincón Gallardo, del PSD, exigirá la aplicación de la ley con todo rigor para los paristas, por el daño irreparable cometido en perjuicio de la UNAM, pero sin fabricar pruebas para sentenciarlos como sucedió en el conflicto estudiantil de 1968.

Al otro día, miles de personas marcharán del Ángel de la Independencia al Monumento a la Revolución en demanda de la liberación de estudiantes y sindicalistas y en repudio al ingreso de la Policía Federal Preventiva al campus de la UNAM. Después realizarán un mitin en la plaza de La República, frente a las puertas de la delegación de la PGR.

Doralicia Carmona MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO