Home Page Image

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 
 

 


 


Venustiano Carranza promulga la Ley del Municipio Libre, y con el apoyo de la feminista Hermila Galindo, también la Ley del Divorcio.

25 de Diciembre de 1914

En el primer caso, deroga la ley del 26 de marzo de 1903, sobre la reorganización política y municipal del distrito Federal, con lo que les devuelve su libertad y autonomía a los municipios así como los bienes, rentas y prerrogativas que le son propias.

En el segundo caso, el de la ley del divorcio, ésta es impulsada por Hermila Galindo Acosta, quien es secretaria particular de Carranza: “Por fortuna la revolución trae entre sus grandes promesas la destrucción de ese pasado de infamia y los que tenemos fe en que ella y la honradez de sus jefes, esperamos que, así como se ha decretado ya el divorcio, que es un progreso, se organizará en no lejano día, la familia mexicana haciendo que la mujer sea igual que el hombre, y que por lo mismo tenga iguales prerrogativas”.

Hermila Galindo, nace en Ciudad Lerdo, Durango, el 29 de mayo de 1885. Estudia para maestra en Durango y Chihuahua, e ingresa a la Escuela Industrial para Señoritas, en donde aprende gramática, taquigrafía y mecanografía. Imparte clases en colegios de Gómez Palacios y Lerdo. En 1909 tomó en taquigrafía, transcribió y distribuyó un discurso del abogado Francisco Martínez Ortíz, en contra del régimen de Porfirio Díaz. Desde 1911 radica en la ciudad de México, en donde es secretaria particular del general Eduardo Hay; dos años más tarde, se adhiere al constitucionalismo. En 1914, a la caída de Huerta, es oradora del Club Abraham González para dar la bienvenida a Venustiano Carranza a su entrada a la capital del país, le pide que siga el ejemplo de Juárez. Así se convierte en secretaria particular del Primer Jefe.

En 1915 será comisionada a varios estados de la república para dar a conocer la causa constitucionalista.

Ese mismo año fundará la revista semanal “La Mujer Moderna” (1915-1920), publicación desde la cual promoverá el desarrollo de las mujeres, luchará porque la igualdad política de la mujer se extienda a la educación, al trabajo y a las relaciones personales y defenderá la educación laica, la educación sexual y el derecho de las mujeres a ejercer libremente su sexualidad. “Enriquece tu ingenio con la lectura, con la elección de lecturas elevadas, depura tu gusto visitando museos y hojeando álbums de arte.”

En 1916 participará en el primer Congreso Feminista en Mérida, Yucatán, mediante su ponencia “Monografía sobre la Mujer”, en la cual exigirá derechos políticos y sexuales para las mujeres.

Ese año también será enviada a La Habana, Cuba, para dar a conocer las razones de la Revolución Mexicana y la “Doctrina Carranza” en materia de política internacional; también dictará conferencias contra la intervención norteamericana en los asuntos mexicanos.

En diciembre del mismo año, presentará al Congreso Constituyente una propuesta para otorgarle el voto a la mujer en las elecciones para diputados. Pero el Congreso se negará a concederle el voto a las mujeres porque carece de preparación política y tiende a someterse al clero. Sin embargo, en 1918, Hermila se postulará como candidata a diputada por el 5º distrito electoral de la Ciudad de México, lo que la convertirá en la primera mujer mexicana que contiende por un cargo de elección popular. El Colegio Electoral rechazará los votos obtenidos por ella, que según algunos analistas le dieron el triunfo. En las décadas siguientes, su ejemplo estimulará la participación política de otras mujeres del país.

En 1919, Don Venustiano propondrá a Hermila que viaje a España y a Centro y Sudamérica, pero no tendrá tiempo de realizar esta gira.

Al ser asesinado Carranza en 1920, Hermila se retirará de la vida política, pero seguirá escribiendo libros y artículos, entre otros: La Doctrina Carranza y el acercamiento indolatino; Un presidenciable: el general Pablo González; Consideraciones Filosóficas y El Viacrucis de la Legalidad.

En 1923 contraerá matrimonio con Miguel E. Topete, con quien procreará dos hijas y se dedicará a la vida familiar.

En 1953, durante el gobierno de Adolfo Ruiz Cortines, será otorgado el voto a la mujer y el 4 de julio de 1954 será electa Aurora Jiménez Quevedo, la primera diputada federal de la historia de México.

Poco después, el 19 de agosto de 1954, Hermila Galindo morirá de un ataque cardiaco en la ciudad de México.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.