Home Page Image
 

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 

 


 


En Tolimán, Querétaro, José López Uraga proclama el Plan de Tolimán, en contra del Plan de Ayutla.

Diciembre 2 de 1855

El plan fue secundado por el prefecto político Antonio Montes Velásquez y por el oficial Tomás Mejía, comandante de Jalpan (Sierra Gorda). El presidente Comonfort, enviará a Luis Ghilardi a someterlos, quien convencerá a Velázquez y a Mejía de abandonar el Plan. Tolimán será ocupado el 24 de enero de 1856 y López Uraga será hecho prisionero el 18 de febrero siguiente.

López Uraga, nació en Morelia, Michoacán, en 1810 y participó en la guerra contra Estados Unidos. Después de promover el Plan de Tolimán y de haber sido prisionero, huirá a Estados Unidos, regresará y se integrará a las filas de los liberales durante la guerra de Reforma, en la cual alcanzará notoriedad, perderá una pierna en combate y será hecho prisionero en Guadalajara por los conservadores. Liberado, será Ministro de México en Prusia.

Al iniciar la intervención francesa, será jefe del Ejército de Oriente. Pero López Uraga actuará imprudentemente, con frecuencia escribirá cartas absurdas a Juárez en las que se ocupa de cuestiones pueriles y las importantes las trata con despreocupación y con visible falta de estudio.

Cuando recibe la visita de un oficial francés de Estado Mayor, será verdaderamente indiscreto; Saligny escribirá sobre él: “no carece de experiencia pero sin gran capacidad y completamente desprovisto de moral como también de toda opinión política. Habiendo servido alternativamente a todos los partidos es esclavo de sus pasiones y de sus necesidades, va siempre a donde considera que está su beneficio.” El 9 de febrero de 1862 será removido del cargo y sustituido por Zaragoza. En 1864 será comandante general en el estado de Jalisco y general en jefe del Ejército del Centro; el 26 de julio de ese mismo año, abandonará el mando para ponerse a las órdenes del Imperio. Cuando Carlota Amalia sale a Europa, será jefe de su escolta. Al triunfo de la República, vivirá en triste destierro. Morirá en San Francisco, California, en febrero de 1885.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.