Home Page Image

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 
 

 


 


Se enfrentan fascistas y comunistas en el zócalo de la ciudad de México

20 de Noviembre de 1935

En el vigésimo quinto aniversario de la Revolución Mexicana, luchan “Los Dorados de Villa”, “camisas doradas”, con miembros del Partido Comunista frente al Palacio Nacional. Los primeros pretenden desfilar frente al presidente Cárdenas, que se encuentra en otro acto conmemorativo; los segundos tratan de impedirlo. El enviado del presidente, Luis I. Rodríguez trata de calmar los ánimos, pero los cohetes de los comunistas estallan en las patas de los caballos de los “dorados”, quienes responden con sus reatas lazando a los comunistas que, a su vez, los reciben con palos y piedras. La pelea dura alrededor de una hora sin que intervenga la policía ni la guardia militar del Palacio Nacional. Los choferes del Frente Único del Volante usan sus automóviles como tanques y logran dispersar los cuerpos de caballería de los fascistas. Ambos bandos disparan sus pistolas. Al final del zafarrancho, la policía impuso el orden. Hay tres muertos y 46 heridos, entre ellos el exgeneral Nicolás Rodríguez, jefe de los dorados, lesionado por arma punzo-cortante. Los Dorados habían anunciado para este día una gran parada militar y los comunistas, dirigidos por David Alfaro Siquieros, habían declarado que lo impedirían a toda costa por considerarlos fascistas.

El año pasado, el mismo exgeneral villista organizó la asociación política “Acción Revolucionaria Mexicanista” (ARM), en un acto que fue la primera acción pública de grupos fascistas nacionales auspiciados por agentes extranjeros del nazifascismo cuya misión era organizar quintas columnas en cada uno de los países de América Latina. Al efecto los nazis habían creado el Instituto Iberoamericano, bajo la dirección del coronel Wilhelm von Faupel, cuya tarea consistía en influir en la opinión pública, arrebatar a los Estados Unidos la hegemonía sobre los países latinoamericanos y favorecer la formación de gobiernos amigos del Tercer Reich.

La actividad política de ARM se inició con un asalto a las oficinas del Partido Comunista, en la calle de Cuba de la ciudad de México. Golpearon a quienes se encontraban presentes, destruyeron mobiliario, equipo y documentos y enseguida prendieron fuego al edificio. Más tarde, como el exgeneral Rodríguez y quienes lo secundaban habían participado en el grupo de los Dorados de Francisco Villa, adoptaron ese nombre para explotar la fama de los soldados del legendario guerrillero. A partir de entonces y durante casi dos años, los “dorados” y los comunistas protagonizaron una serie de choques sangrientos en la capital del país, pero el más grave de los que acontecieron fue el ocurrido este día.

El presidente Lázaro Cárdenas ordenará la disolución de Acción Revolucionaria Mexicanista, Dorados o “camisas doradas”, a causa de estos hechos sangrientos ocurridos hoy en pleno zócalo de la ciudad de México.

Ante el fracaso de los grupos terroristas, el Instituto Iberoamericano cambiará de táctica. Entonces, surgirán varios agrupamientos políticos con el común denominador del nacionalismo: Unión Nacionalista Mexicana, Partido Nacionalista de México, Vanguardia Nacionalista Mexicana, Juventud Nacionalista de México, y otros muchos semejantes. El más importante será la Confederación de la Clase Media, dirigida por Gustavo Sáenz de Cicilia y financiada por las grandes casas comerciales alemanas de la capital de la República.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.