Home Page Image
 

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 

 


 


Genaro Vázquez forma una guerrilla rural

14 de Noviembre de 1968

 

Se remonta a la Sierra de Guerrero con campesinos y estudiantes de esa entidad para formar una guerrilla rural, cuyas primeras acciones serán asaltos a instituciones bancarias y secuestros para financiar su lucha subversiva.

Genaro Vázquez Rojas nació en San Luis Acatlán, Gro., el 10 de junio de 1931. Ingresó a la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Tixtla, Gro., y a partir de 1950 ejerció su profesión en el mismo Estado. Fue militante del Movimiento Revolucionario del Magisterio y después del Movimiento de Liberación Nacional.

Desde su juventud, Vázquez Rojas tuvo inquietudes revolucionarias, habiendo integrado parte en octubre de 1959, de la Central Campesina Independiente CCI y de la Asociación Cívica Guerrerense ACG, que luchó contra el represivo gobernador del Estado, general Raúl Caballero Aburto. Durante 1960, Genaro Vázquez encabezó la resistencia contra el militar, fue aprehendido el 27 de abril en las cercanías de Teloloapan y liberado el 12 de mayo siguiente; en junio realizó una caravana a la ciudad de México y fue recibido por el presidente Adolfo López Mateos, ante quien denunció la falta de garantías constitucionales en el estado, el despojo de tierra a los campesinos, la represión por parte de pistoleros y policías, los fraudes electorales en algunos municipios y la corrupción del gobierno estatal. A su regreso a Guerrero fue detenido el 31 de octubre de 1960, acusado de injurias al gobernador y asociación delictuosa; pero el 7 de noviembre siguiente salió libre bajo fianza. Persistió en su lucha hasta lograr que el 4 de enero de 1961, se decretara la desaparición de poderes en Guerrero.

Motivado por el éxito logrado, en los años siguientes extendió su acción política a todo su estado natal y cuando la mayoría de las presidencias municipales fueron ocupadas por los “Cívicos”, se desencadenó la represión generalizada contra ellos y el 11 de noviembre de 1966, Vázquez Rojas fue detenido por la policía de Guerrero, a las puertas de la Central Campesina Independiente en la ciudad de México, conducido a Chilpancingo, y consignado en Iguala.

En 1967, se reestructuró la ACG para transformarse en un “partido proletario de vanguardia en el combate político armado de las masas con una ideología revolucionaria marxista-leninista. Así se integró un Núcleo Armado Popular, compuesto por estudiantes, maestros y campesinos. El 22 de abril de 1968, Vázquez Rojas se fugó de la cárcel mediante una maniobra en la que se fingió enfermo y pidió que se le llevara a un dispensario médico; cuando se realizaba su traslado, un grupo del Núcleo Armado Popular al mando de Roque Salgado, por sorpresa, mató a sus custodios y todos huyeron hacia la sierra. A partir de entonces surgió la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria y sus Fuerzas Armadas, con una dirección Político-Militar Central cuyo Comandante en Jefe era el profesor Genaro Vázquez Rojas.

En adelante, el grupo de Genaro Vázquez realizará varias acciones guerrilleras sin que el ejército pueda liquidarlo. La tropa penetrará la Costa Grande de Guerrero y emprenderá una "guerra de baja intensidad" encubierta por labores sociales en las comunidades que apoyan la guerrilla. La soldadesca implantará la arbitrariedad y el terror entre los campesinos. Habrá muchos ajusticiados y desaparecidos. Sin embargo, los insurgentes darán varios golpes espectaculares para financiar su lucha. Por ejemplo, el 19 de noviembre de 1971, secuestrarán al Dr. Jaime Castrejón Díez, rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, quien será liberado hasta el 1° de diciembre mediante el pago de un rescate de dos millones y medio de pesos, así como el excarcelamiento y envío a La Habana, Cuba, de varios procesados.

Pero no llegará muy lejos, porque morirá pocos meses después de esa acción que le resultó exitosa. A fines de enero de 1972, la Dirección Federal de Seguridad, al mando de Fernando Gutiérrez Barrios, detendrá a la esposa de Genaro Vázquez, con la pretensión de obligarlo a entregarse a las autoridades. El 2 de febrero siguiente, el rebelde perecerá en un accidente automovilístico a 20 kilómetros de Morelia, Michoacán, cuando viajaba en compañía de José Bracho Campos y Salvador Flores Bello, así como de dos maestras de la sierra de Atoyac de Álvarez, Guerrero. El ejército, no la policía de caminos, se encargará inmediatamente del accidente. No se permitirán fotos del suceso.

Según la Enciclopedia de México: "No se ha aclarado del todo la muerte de Vázquez Rojas. La versión más difundida asegura que murió en un hospital de Morelia, a donde se le condujo luego de un accidente automovilístico ocurrido en el kilómetro 226 de la carretera México-Morelia. Algunos periodistas e investigadores han afirmado que un grupo paramilitar lo emboscó y asesinó".

La versión oficial fue que murió en el Hospital Civil de Morelia por fractura en el cráneo debida a la contusión sufrida en el accidente, pero quienes viajaban con él aseguran que sus lesiones no eran de gravedad y probablemente los soldados, al conocer su identidad, lo asesinaran ahí mismo de un culatazo o intencionalmente lo dejaran morir al impedir su atención médica.

Por la oscuridad con que se manejará el accidente de Genaro Vázquez Rojas, no habrá marchas, carteles alusivos ni homenajes públicos. Sólo el 4 de febrero siguiente, acudirán unas dos mil personas a su sepelio efectuado en su pueblo natal San Luis Acatlán, Guerrero.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.

 

 

Martínez Torres Estela. “Contrainsurgencia ante Movimientos Armados en México: EPR-PDPR”.