Home Page Image

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 
 

 


 


Agustín de Iturbide asume el mando militar del Ejército del Sur. Combatirá a Vicente Guerrero y a Pedro Ascensio

9 de Noviembre de 1820

Las autoridades virreinales lo han nombrado para combatir y derrotar a Vicente Guerrero y a Pedro Ascensio, únicos surianos que sostienen la lucha insurgente. Poco después declararán juntos la independencia de México.

Después de que Armijo renunció al mando, hubo una entrevista entre Iturbide y Apodaca; que le trajo como resultado que este día lo nombrara para la comandancia general del Sur y rumbo de Acapulco.

Alamán refiere este nombramiento: “La escasez de jefes aptos para desempeñar con acierto un mando importante, ponía en conflicto al virrey siempre que se veía en el caso de hacer un nombramiento de esta naturaleza, y en esta incertidumbre se encontraba para dar un sucesor a Armijo cuando entró en su despacho el teniente coronel don Miguel Badillo, que tenía á su cargo el ramo de guerra por la ausencia y muerte del coronel Peláez. El virrey, resuelto á admitir la renuncia de Armijo, mandó á Badillo le dijese qué jefes había sin empleo actual que pudiesen ser nombrados, y habiendo dicho los nombres de algunos que no parecieron bien al virrey, éste se detuvo al oír el de Iturbide, sin duda por la recomendación anterior que el doctor Monteagudo había hecho de él; preguntó á Badillo si lo conocía y qué concepto tenía de él, y habiendo sido la contestación satisfactoria, le previno le mandase recado para que viniese inmediatamente á presentársele. Hízolo así Badillo, é Iturbide, antes de hablar con el virrey, entró en la secretaría á preguntar á aquél el objeto del llamamiento, notándosele un movimiento de sorpresa cuando Badillo se lo dijo. Fue entonces a ver al virrey, y después de una larga conversación á solita, Apodaca llamó á Badillo para que pasase oficio á Iturbide nombrándolo comandante general del Sur, con las mismas facultades que había tenido el coronel don José Gabriel de Armijo

Como estrategia, Iturbide puso algunos reparos al nombramiento y pidió que en cuanto terminara la campaña se le relevara del mando.

El día 16 de noviembre siguiente, saldrá a cumplir la encomienda que se le había confiado. “La comandancia general del Sur se extendía desde los distritos de Tasco é Iguala hasta la costa bañada por el mar Pacífico; al atravesarla el río Mexcala de uno á otro extremo, dejaba á la parte septentrional el campamento de Pedro Ascensio en las fragosidades de Tlatlaya y la Goleta, y hacia el mediodía las tropas que obedecían las inmediatas órdenes de Guerrero, diseminadas por Ajuchitlán y las revueltas montañas de la Coronilla, que son á manera de contrafuertes de la Sierra Madre. Los soldados realistas ocupaban al norte las comarcas de Zacualpan, Cuernavaca y Cuantía; por el poniente, las de Tejupilco, Sultepec y Temascaltepec, bajo el mando del coronel Ráfols; y por el rumbo oriental, Ometepec, Tlapa y la Mixteca Allá á las órdenes del teniente coronel Miota. El curso del Mexcala, desde la confluencia del Cutzamala hasta su desembocadura en el Grande Océano se hallaba vigilado por el teniente coronel realista don Juan Isidro Marrón con una fuerte brigada; y las demás tropas que acababan de ser comandadas por Armijo guarnecían Acapulco, Tixtla, Chilapa, Teloloapam y otros pueblos, de los cuales unos se hallan de este lado del Mexcala y otros allende ese impetuoso río”.

Para entonces, Iturbide estará resuelto a proclamar la independencia y se dedicará a acopiar el mayor número de tropas y elementos de todo género y pedirá al virrey que envíe a su antiguo regimiento de Celaya.

Iturbide instalará su cuartel en Teloloapam.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.