Home Page Image
 

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 

Comentarios:
MePolMex@gmail.com

 
 

 


 


Lorenzo de Zavala propone la nacionalización de los bienes eclesiásticos

7 de Noviembre de 1833

Manuel Lorenzo Justiniano de Zavala y Sáenz -Lorenzo de Zavala-, diputado por sexta ocasión por el Estado de Yucatán, propone al Congreso la nacionalización de los bienes eclesiásticos para pagar con su producto la deuda pública.

El hecho ocurre cuando en ausencia de Santa Anna, Gómez Farías (que encabeza el gobierno de 1833 a 1834), articula una serie de reformas con la finalidad de cancelar la intromisión del clero y del ejército en las decisiones del Estado; entre las más importantes destacan: libertad de culto; separación entre Iglesia y Estado; liberación de los agricultores de la obligación civil de pagar el diezmo eclesiástico; secularización de los bienes de las misiones de California; destrucción del monopolio del clero en la educación mediante la creación de un Directorio de Instrucción Pública con el cual el Estado toma la responsabilidad de proporcionar y supervisar la educación a los ciudadanos; la clausura de la antigua Universidad y del Colegio; la disolución de los cuerpos del ejército que se hubieran sublevado contra el gobierno y la creación de la milicia nacional, organizada por los estados de la República con elementos del pueblo para mantener el Estado de derecho y evitar las constantes rebeliones de los jefes militares.

Como respuesta, el clero y el ejército, afectados en sus intereses, exigirán a López de Santa Anna que asuma la presidencia y reprima a los liberales. Posteriormente, López de Santa Anna derogará todas las disposiciones emitidas por Gómez Farías y por el Congreso.

En Morelia, se producirá un levantamiento de militares instigados por el clero, que con el lema “Religión y Fueros”, reclamarán la cancelación de las reformas y la restauración del viejo orden. Santa Anna saldrá a combatirlos y nuevamente Gómez Farías asumirá la presidencia, restablecerá las reformas y derogará las modificaciones efectuadas por Santa Anna. En 1835, surgirá otra revuelta conservadora en Cuernavaca con la finalidad de anular las leyes liberales dictadas por el Congreso y de que vuelva López de Santa Anna al poder con el carácter de gobernante absoluto. Dicha revuelta triunfará con el apoyo de él mismo y en octubre de ese año, se reunirá un Congreso constituyente para promulgar una nueva constitución centralista o conservadora, la llamada de “Las Siete Leyes”.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.