Home Page Image

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 
 

 


 


González Ortega es detenido al tratar de internarse en México para buscar a sus partidarios y reclamar para sí la Presidencia de la República

3 de Noviembre de 1866

Jesús González Ortega es detenido por la guarnición de Brazos de Santiago, E.U.A., al tratar de internarse en México para buscar a sus partidarios y reclamar la Presidencia de la República, en virtud de que Benito Juárez ha terminado su período constitucional. Ortega se ostenta como presidente y exige el reconocimiento de Estados Unidos. Es detenido a bordo del buque Santa María a causa de un conflicto con algunos comerciantes extranjeros en Tamaulipas.

El periodo presidencial de Benito Juárez concluyó el 30 de noviembre de 1865 y el gobierno republicano, por el estado de guerra y la ocupación de la mayor parte del territorio nacional por las tropas invasoras, no pudo convocar a elecciones. La Constitución prevé que al terminar el ejercicio del presidente, si no hay sustituto legal, el cargo será cubierto por el presidente de la Suprema Corte de Justicia. En 1861 González Ortega había sido designado Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pero a fines de diciembre de 1864 había obtenido autorización para trasladarse a alguna parte del territorio en donde pudiera combatir; así, estuvo en Estado Unidos el año de 1865. Juárez no quería prorrogar su mandato, pero al mismo tiempo, analizó las repercusiones que podía tener el que otra persona le sucediera y consideró que González Ortega era incapaz de enfrentar los problemas; además, no tenía la autoridad moral para conservar la unidad de las fuerzas republicanas. De este modo, el 8 de noviembre de 1865, apoyado por su gabinete, Juárez decidió prorrogar su mandato hasta que existieran condiciones para convocar a elecciones.

Ese mismo día, González Ortega fue declarado responsable (Ver Documento) del delito de abandono voluntario del cargo de presidente de la Suprema Corte y se ordenó su detención cuando penetrara a territorio nacional. Por su parte, Ortega dejó Nueva York para ir a San Antonio Texas, en donde lanzó un manifiesto en el que señala que a él le corresponde la presidencia de la República y trata de buscar adeptos.

En septiembre de 1866, desde Nueva York, Francisco Zarco escribió a Juárez: “González Ortega cuyas intrigas, siempre torpes, han acabado por desacreditarlo”. Mariano Escobedo solucionará el conflicto que provocó la detención de González Ortega para que no pase a mayores y por esa misma intervención, Ortega será liberado; sin embargo, el 26 de diciembre de 1866, expedirá otro manifiesto contra Juárez y el 8 enero de 1867, será aprehendido en Zacatecas y enviado a la cárcel de Monterrey, N. L.

El 22 de enero de 1870, en Saltillo González Ortega publicará otro manifiesto.

Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.