Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 
 

 


 


Juan Sarabia muere en la Ciudad de México.

26 de octubre de 1920,

Sarabia Díaz, precursor de la Revolución Mexicana, junto con los hermanos Flores Magón, participa en la lucha contra la dictadura de Porfirio Díaz. Abogado y periodista liberal, antirreelecionista y constitucionalista, nacido en San Luis Potosí el 24 de junio de 1882, se afilia al movimiento magonista y luego al Partido Liberal Mexicano. Participa en la organización del Primer Congreso de Clubes Liberales. Es encarcelado continuamente por la dictadura de Díaz; funda en 1902 “El Porvenir”, colabora en “El Demófilo”, “El Hijo del Ahizote”, “Regeneración”, “Vésper”, “México Nuevo”, “El Renacimiento”, “Excélsior” y “El Diario del Hogar”.

Tenazmente perseguido, se refugia con los hermanos Flores Magón en E.U.A. En septiembre de 1905, trabaja en la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano, cuyo  programa firma en 1906 en San Luis Missouri. En 1908, al regresar a México, es aprehendido en Ciudad Juárez y confinado en las “tinajas” de San Juan de Ulúa, en donde compone versos “A mis Verdugos”.

Al triunfo de Madero, es electo diputado por San Luis Potosí a la XXVI Legislatura. En octubre de 1913 es nuevamente encarcelado. En 1920 es senador, puesto que ocupa por muy poco tiempo pues muere. Sus palabras permanecen: “Volvemos al combate como siempre hemos vuelto después de cada golpe: con nuestra fe agigantada, con nuestras esperanzas no marchitas y con nuestro espíritu templado por la adversidad y caldeado por el entusiasmo. La convicción de que cumplimos con un alto deber, sirviendo a nuestra patria, nos infunde ese entusiasmo vigorosamente, y si acaso sentimos una tristeza, es la de vivir alejados de la patria querida y separados de la comunión con nuestros hermanos de México. Pero ha sido preciso. La tiranía nos ha arrojado de nuestra patria obligándonos a buscar libertad en suelo extranjero. Cuatro años hemos luchado en México, cuatro años la tiranía nos ha vejado, nos ha despojado, nos ha oprimido, sujetándonos a procesos inicuos, amenazándonos con procedimientos brutales, arrastrándonos por cárceles civiles y prisiones militares, por penitenciarias y cuarteles”.

Doralicia Carmona. MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.