Home Page Image

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila.

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 
 
 

 


 


Inicia sus labores el Instituto Federal Electoral IFE.

11 de octubre de 1990

De acuerdo con la reforma constitucional de 6 de abril de 1990, que establece que la función estatal de la organización de las elecciones se realizará mediante un organismo público dotado de personalidad jurídica y patrimonio propios, y con base en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales COFIPE, expedido el 15 de agosto del mismo año, el IFE será la máxima autoridad electoral responsable de la organización de las elecciones.

Sus fines serán “contribuir al desarrollo de la vida democrática; preservar el fortalecimiento del régimen de partidos políticos; integrar el Registro Federal de Electores; asegurar a los ciudadanos el ejercicio de los derechos político-electorales y vigilar el cumplimiento de sus obligaciones; garantizar la celebración periódica y pacífica de las elecciones para renovar a los integrantes de los Poderes Legislativo y Ejecutivo de la Unión; velar por la autenticidad y efectividad del sufragio; y coadyuvar en la promoción y difusión de la cultura política. Todas las actividades del Instituto se regirán por los principios de certeza, legalidad, imparcialidad y objetividad.

El nuevo organismo sustituye a la Comisión Federal Electoral creada en 1973, integrada con voz y voto por todos los partidos registrados, e incluye también al antes autónomo Registro Nacional de Electores.

El Consejo General del IFE está integrado por seis Consejeros Magistrados, propuestos por el Presidente de la República y aprobados por las dos terceras partes de la Cámara de Diputados, personas que careciendo de una filiación partidista, posean una sólida formación académica y profesional en el campo del derecho. Asimismo, se compone por dos diputados y dos senadores (uno de la mayoría y otro de la primera minoría, respectivamente); por un número variable de representantes partidistas que se fija de acuerdo con su fuerza electoral, con base en los resultados de la última elección; por un director general y un secretario general. Preside el Consejo General el secretario de Gobernación.

Los Consejeros Magistrados son Sonia Alcántara Magos, Manuel Barquín Álvarez, Luís Espinosa Gorozpe, Olga Hernández Espíndola, Germán Pérez Fernández del Castillo y Luís Tirado Ledezma. El presidente es Fernando Gutiérrez Barrios, secretario de Gobernación. Con ellos comienza hoy a funcional el IFE.

Hasta 1946 la organización de las elecciones estuvo a cargo de los alcaldes y los jefes políticos locales y regionales, quienes decidían a discreción las prácticas y las reglas electorales. Fue entonces cuando se federalizó la estructura electoral con la creación de la Comisión Federal de Vigilancia Electoral, que fue formada por el Secretario de Gobernación como presidente, por otro miembro del gabinete, un diputado, un senador y dos representantes de los partidos políticos de mayor relevancia. Simultáneamente, se crearon las comisiones locales electorales y el consejo del padrón electoral.

La Comisión fue facultada en 1951 para arbitrar el registro de nuevos partidos políticos y para emitir constancias de mayoría. Así funcionó hasta que se creó la Comisión Federal Electoral ya mencionada en 1973, que se integró por el Secretario de Gobernación, un representante por cada una de las cámaras legislativas, un representante de cada partido político con registro y un notario público.

Conforme a la Ley de Organizaciones Políticas y Procesos Electorales (LOPPE) de 1977, se permitió la participación en la Comisión Federal Electoral a los partidos políticos registrados (ya fuera bajo la figura de registro condicionado o definitivo) en igualdad de condiciones.

En 1987 se introdujo en la entonces Comisión Federal Electoral el criterio de la representación proporcional en la integración del órgano electoral, de modo que para organizar las elecciones de 1988, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tuvo 16 representantes, en tanto que los representantes del Ejecutivo y el Legislativo junto con los demás partidos políticos sólo contaron con 15 asientos, lo cual ponía en duda la imparcialidad y objetividad del organismo electoral.

Tras los cuestionados comicios de 1988, dentro de las negociaciones con los partidos opositores se acordó crear una nueva legislación electoral. Durante 1989 se realizaron Consultas Públicas sobre la Reforma Electoral y la Concertación entre los Partidos Políticos, cuyo resultados fueron la reforma constitucional y el código electoral mencionados al principio de esta efeméride y que constituyeron la base legal para la creación del IFE.

Durante los años restantes del siglo XX, el COFIPE será reformado seis veces: dos veces en cada uno de los años de 1993, 1994 y 1996. Así serán modificadas sus atribuciones y funcionamiento en la organización de elecciones, capacitación de ciudadanos, promoción de educación cívica, construcción del Padrón Electoral, entre las muchas actividades que desarrolla. En 1993 será facultado para hacer la declaración de validez y la expedición de constancias para la elección de diputados y senadores, así como para establecer topes a los gastos de campaña de las elecciones.

En 1994 se implantará la ciudadanización y despartidización del IFE con la figura de los “consejeros ciudadanos” (antes consejeros magistrados), confiriéndoles la mayoría de los votos. Asimismo, se ampliarán las atribuciones de los órganos de dirección a nivel estatal y distrital. Serán Consejeros Ciudadanos: Santiago Creel Miranda, Miguel Ángel Granados Chapa, José Agustín Ortiz Pinchetti, Ricardo Pozas Horcasitas, José Woldenberg Karakowski y Fernando Zertuche Muñoz, nombrados a propuesta de las fracciones partidarias en la Cámara de Diputados y electos por el voto de las dos terceras partes de sus miembros. Los partidos políticos tendrán un representante sólo con voz por cada uno de ellos y el IFE será presidido por José Patrocinio González Blanco Garrido, Jorge Carpizo McGregor, Esteban Moctezuma Barragán y Emilio Chuayffet Chemor, sucesivos secretarios de Gobernación de 1994 a 1996.

Tras el triunfo presidencial del PRI, durante más de un año los cuatro partidos y ciudadanos destacados debatirán sobre cómo lograr mayor transparencia, legalidad, certeza, confiabilidad, imparcialidad y equidad en los procesos electorales, y el 25 de julio de 1996 suscribirán los “Acuerdos del Seminario del Castillo de Chapultepec”. El 22 de agosto del mismo año aparecerá en el diario oficial el "Decreto mediante el cual se declaran reformados diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos", que suprimirá toda participación y representación del Poder Ejecutivo en la conformación del IFE, lo que lo convertirá en un organismo autónomo e independiente.

Mediante esta reforma el Consejo General estará constituido por: un Consejero presidente; ocho consejeros electorales (antes consejeros ciudadanos) sin filiación partidista nombrados por las dos terceras partes de la Cámara de Diputados, con derecho a voz y voto; Secretario Ejecutivo, Consejeros del Poder Legislativo (uno por cada fracción parlamentaria); y representantes de cada partido político con registro, todos ellos sólo con derecho a voz. Los nuevos consejeros electorales serán: José Barragán Barragán, Jesús Cantú Escalante, Jaime Cárdenas Gracia, Alonso Lujambio Irazábal, Mauricio Merino Huerta, Juan Molinar Horcasitas, Jacqueline Peschard Mariscal y Emilio Zebadúa González. El presidente consejero electoral será José Woldenberg Karakowski.

En noviembre de 1996, sólo con el voto de la mayoría priísta en el Congreso de la Unión se aprobarán las modificaciones al COFIPE que establecerán reglas más explícitas y equitativas referidas a las condiciones en que deben desarrollarse las contiendas electorales.

 

Doralicia Carmona. Memoria Política de México.