Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Autora: Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

 

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

Comentarios:

MePolMex@gmail.com

 
 
 

 


 


Xicoténcatl  el Joven

1484-1521

Hijo de Xicotencatl el Viejo, quien era señor de uno de los cuatro señoríos de Tlaxcala a la llegada de Hernán Cortés, nació hacia el año de 1484. Llevaba como segundo nombre el de Axacacatzin y se le llamaba El Joven para distinguirlo de su padre. Se hizo cargo del señorío de Titzatlan poco antes de la Conquista, debido a la avanzada edad de su progenitor.

Cortés, conocedor de que los tlaxcaltecas eran tributarios de los mexica y deseaban su liberación, pretendió establecer una alianza con ellos para la conquista de Tenochtitlan, con la idea de que una vez tomada la ciudad, terminaría por sojuzgar a sus aliados indígenas. Al efecto, envió una embajada a los cuatro señoríos que integraban Tlaxcala en 1519. De los cuatro jefes tlaxcaltecas sólo Xicotencatl, el viejo, se opuso a recibir a los españoles.

Mientras se discutía entre los señores de Tlaxcala la conveniencia de recibir o no a los españoles, el 5 de septiembre del mismo año, Xicotencatl, el joven, inició la lucha contra los peninsulares y sus aliados indígenas, una lucha desigual por la superioridad del acero, la pólvora y los caballos que poseían los conquistadores, además de la desventaja que representaba para los indígenas, su costumbre de no tratar de matar al enemigo sino tomarlo prisionero.

Xicotencatl, a pesar de ser derrotado en dos ocasiones, se batió duramente, aún por la noche, contra los invasores, a los que incluso dio alimentos para que recuperaran fuerzas y la victoria en la batalla fuese únicamente atribuida al valor de los guerreros tlaxcaltecas. Combatió hasta que recibió la orden de cesar las hostilidades porque su padre y los restantes tres señores de Tlaxcala se lo ordenaron, aunque los dos Xicotencatl estaban convencidos de la necesidad de continuar la guerra contra los conquistadores.

Por la intervención de Maxixcatzin, los tlaxcaltecas decidieron entrar en negociación con Cortés. Fue entonces cuando los señores de Tlaxcala recibieron a Cortés en el palacio de Xicotencatl el Viejo, donde optaron por trabar alianza con los españoles para combatir a sus enemigos los mexicas. Así fue como con las fuerzas tlaxcaltecas llegó Cortés al encuentro con Moctezuma en 1520.

Tras la grave derrota sufrida por el extremeño en Tenochtitlan en la batalla de la noche triste, Cortés recibió el respaldo de Xicotencatl el Viejo, pese a que el hijo de éste se oponía a seguir apoyando a los españoles. De esa manera, los tlaxcaltecas se convirtieron en la fuerza fundamental para poner sitio a Tenochtitlan en 1521.

Sin embargo, Xicotencatl el Joven no confió en ser en verdad un aliado de los españoles, tuvo conciencia de que eran utilizados por los conquistadores, cuyo propósito final no era liberar a los pueblos indígenas del yugo mexica sino imponerles una servidumbre mayor que arrasaría con todo lo que hasta entonces habían sido. Por eso no llegó a utilizar en el sitio toda su destreza y bravura en contra de los mexicas y sí se preparaba para la deserción.

Si bien formó parte de las tropas invasoras, cuando fueron ignoradas por los mandos españoles varias de sus propuestas y recomendaciones, convencido de que no sería una alianza entre iguales, se ausentó sin permiso de Cortés, y en mayo de 1521 marchó a Tlaxcala con la intensión de organizar la resistencia contra los europeos sin lograrlo.

Meses más tarde, Cortés ordenó aprehenderlo y mandó a Alonso de Ojeda a ahorcarlo en Texcoco, como desertor en el frente de la guerra. Así concluyó su vida el patriota militar y poeta que defendió Tlaxcala contra el invasor español.

Hoy, Xicotencatl es considerado uno de los símbolos de la resistencia de los pueblos originarios mesoamericanos.

Algunos de sus poemas están compilados en Cantares Mexicanos.


Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.

Efeméride 5 de septiembre de 1519 Xicotencatl combate a los españoles.