Home Page Image
 
 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

2014

aguila

Informes y ventas en:

libero

memoriapolitica@librero.mx

Teléfonos:
(55) 41502084 y 63016742

Comentarios:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 

 


 


Portes Gil Emilio

1890-1978

Nació el 3 de octubre de 1890 en Ciudad Victoria, Tamaulipas, hijo de Domingo Portes y Adela Gil. Estudió la primaria en su ciudad natal, y la secundaria en la Escuela Normal de Ciudad Victoria entre 1906 y 1910. Posteriormente se trasladó a la ciudad de México, en donde ingresó en 1912 a la Escuela Libre de Derecho, en donde se recibió como abogado en 1915.

Además de maestro normalista, desempeñó varios cargos públicos: Primer oficial del Departamento de Guerra y Marina en 1914 y subjefe del Departamento de Justicia Militar del Departamento de Guerra y Marina en 1915. Tras recibirse como abogado, fue nombrado juez de Primera Instancia. Sección Civil, en Hermosillo, Sonora, y juez del Tribunal Superior de Justicia de Sonora, en 1916. Prácticamente al mismo tiempo fue diputado federal por Tamaulipas, encargo que repetiría entre 1921-1922 y 1924-1925.

Posteriormente fue nombrado secretario general de gobierno de Tamaulipas, puesto que desempeñó entre 1918 y 1919; en 1920 fue gobernador provisional del mismo estado al triunfo del Plan de Agua Prieta; llegó a ser el líder de la Cámara de Diputados, además de abogado general de Ferrocarriles Nacionales de México y presidente del Partido Cooperativista en 1923, al cual renunció para sumarse a la candidatura de Plutarco Elías Calles, de quien fue uno de los jefes de su campaña. En 1925 fue gobernador constitucional de Tamaulipas, desde donde apoyó la formación del Partido Socialista Fronterizo, desarrollo una intensa acción agraria y promovió el sindicalismo, pero no el que organizaba Morones.

Home Page Image

En una etapa crítica para la política del país debida al asesinato del presidente electo Álvaro Obregón, fue nombrado secretario de Gobernación por el presidente Calles. De ahí pasó a ser presidente interino de la República entre diciembre de 1928 y febrero de 1930, era un obregonista probado, cuya misión principal fue calmar los ánimos exaltados por el asesinato de Obregón y convocar a nuevas elecciones.

Al rendir la protesta como presidente, rompió la tradición ceremonial porque pronunció un extenso discurso, en el que expresó que “el problema más importante no será el de la próxima elección…ni fijar la ideología de la Revolución Mexicana…aspiro simplemente a consolidar –y a avanzar todo lo posible- las conquistas de que podemos ufanarnos. Una novedad si quiero que caracterice a mi administración…que mi gobierno esté integrado por las gentes mejor capacitadas. Los hombres que saben ser leales a los hombres, deben ser reemplazados por los hombres que saben ser leales a las instituciones…-y esta es otra de mis declaraciones terminantes- que sólo figuren a mi lado personas identificadas con la Revolución…Me refiero a la identificación y a la probidad que se desprenden de servir a una causa sin reservas y sin vacilaciones, y entiendo por falta de identificación y por falta de probidad adoptar una actitud hostil respecto a cualquiera de los puntos del programa revolucionario que sustentamos, o llevar una vida privada licenciosa u opulenta que contraste con la vida modesta y sencilla de nuestro pueblo, con quien pregonamos nuestra identificación con sus necesidades y aspiraciones…Juzgaré también condición indispensable la de que mis colaboradores se dediquen única y exclusivamente al servicio del país”.

En su gobierno logró concluir, mediante acuerdos con la alta jerarquía católica, la rebelión cristera, que había costado 70 mil muertos. Con la intervención del embajador norteamericano Morrow, la iglesia católica reconoció la soberanía del Estado y aceptó que se registraran los sacerdotes que designara la iglesia; por su parte, el gobierno concedió amnistía a los cristeros, consintió en que los curas impartieran enseñanza religiosa en sus templos y reconoció que los sacerdotes, como todo ciudadano, podían solicitar la aprobación, reforma o derogación de las leyes.

 Asimismo, Portes Gil aceleró el reparto agrario y estableció escuelas agrícolas. También su gobierno concedió la autonomía a la Universidad Nacional de México, con lo que también cerró un importante conflicto social. Además, promulgó la Ley Orgánica del Ministerio Público y el Código Penal y suprimió los jurados populares; fue creada la Asociación Nacional de Protección a la Infancia; se implantó el Servicio Industrial y de Protección Social y se inauguró el aeropuerto de la ciudad de México. Asimismo, se emprendieron campañas antialcohólicas, contra el mal del pinto y la onchocercosis. Dio asilo político a César Augusto Sandino, pero la policía mexicana protegió a los asesinos de Julio Antonio Mella, fundador del Partido Comunista Cubano.

Por otra parte, quitó la protección oficial a la CROM, y hostigó a su líder Morones, y también a su partido, el Partido Laborista Mexicano. De este modo, y ya sin el apoyo de  Calles, la CROM  y Morones quedaron fuera del escenario político.

Otra tarea fundamental de Portes Gil fue organizar las elecciones presidenciales. En marzo de 1929, declaró formalmente constituido el Partido Nacional Revolucionario, la gran creación política de Plutarco Elías Calles, y el 25 de enero de 1930 dispuso que como miembros activos del nuevo partido, se descontaran a los empleados públicos siete días de sueldo al año para su sostenimiento. El PNR apoyó la candidatura a la Presidencia de Pascual Ortiz Rubio, mientras los intelectuales y estudiantes apoyaban a José Vasconcelos.

Las elecciones fueron interrumpidas por la rebelión del general José Gonzalo Escobar que lanzó el Plan de Hermosillo, redactado por Gilberto Valenzuela y apoyado por un importante grupo de exobregonistas que se oponían al poder del expresidente Calles y a su candidato Ortíz Rubio. Tras sangrientos combates, el general Calles logró derrotar a los rebeldes y las elecciones se realizaron entre fraudes, desórdenes, heridos y muertos. El resultado fue un cuestionado triunfo del candidato oficial.

En enero de 1930, Portes Gil rompió relaciones diplomáticas con la Unión Soviética, establecidas por Obregón, debido al fusilamiento del militante comunista Guadalupe Rodríguez, quien habiendo combatido contra la rebelión escobarista, mantuvo su pequeña tropa con la hoz y el martillo, muy probablemente con la idea de levantarse en armas; la Tercera Internacional publicó un manifiesto en el que llamó a Portes Gil y a Calles “lacayos del imperialismo” y que estaban de rodillas ante el Papa, lo que provocó una serie de desencuentros que culminó con el rompimiento.

En la presidencia de Ortiz Rubio, Portes Gil llegó a ocupar nuevamente la secretaría de Gobernación por algunos meses, y desempeñó también la presidencia del Partido Nacional Revolucionario. Todavía su trajín por las dependencias públicas fue largo: ministro en Francia, delegado a la Liga de las Naciones y procurador General de la República en los años del maximato; durante poco tiempo fue secretario de Relaciones Exteriores; entre 1934 y 1935 pasó a hacerse cargo nuevamente de la presidencia del PNR. Fue embajador en la República Dominicana, en Ecuador y en la India.

1952 Ene 15 - Portes Gil entrega Cartas Credenciales al Exmo. señor Dr. Rajendra Prasad, Presidente de la India.

Por nombramiento del presidente López Mateos, fue presidente de la Comisión Nacional de Seguros en 1961; posteriormente fue asesor de la Constructora Nacional de Carros de Ferrocarril, S. A. en 1966, y presidente de la Comisión Técnica Asesora de la Comisión Nacional Bancaria en 1970. También obtuvo títulos de honor de varias universidades del mundo y se dice que los siguientes presidentes de la República muchas veces pidieron su consejo. Entre sus principales obras se encuentran La labor sediciosa del clero mexicano, Autobiografía de la Revolución Mexicana y Quince años de política mexicana.

Falleció en la ciudad de México el 2 de junio de 1978.


Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.

Efeméride. Nacimiento 3 de octubre de 1890. Muerte 2 de junio de 1978.