Home Page Image
 

Edicion 2017

Edición Web Limitada

Autora: Doralicia Carmona Dávila

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

 
 
 

 


 


Ignacio de la Llave

1818-1863

Descendiente de una antigua familia española, hijo del coronel don Manuel de la Llave y doña Luz de Segura Zeballos, ingresa al Colegio Nacional de Orizaba. Prosigue sus estudios de jurisprudencia en la ciudad de México, los que termina en 1841. Es Juez en Orizaba; en 1844 combate a Santa Anna como voluntario del ejército comandado por Mariano Paredes.

Es diputado local por su localidad en 1846.

En 1847 lucha en la guerra contra los Estados Unidos en las batallas de Veracruz y Cerro Gordo. A la derrota de los mexicanos regresa a Orizaba como juez.

En 1852 es diputado federal, pero por sus diferencias con Santa Anna es desterrado a Yucatán. Logra fugarse y se levanta en armas en las sierras de Atoyac y Chiquihuite. El 15 de julio de 1855 se une en Orizaba al Plan de Ayutla.

Al triunfo liberal, asume el gobierno de Veracruz. Secretario de gobernación y magistrado de la Suprema Corte en el gabinete de Comonfort. Opuesto al plan de Tacubaya lucha con Benito Juárez como Secretario de Guerra y Marina durante la guerra de reforma.

En 1861 vuelve a Veracruz como gobernador [1], a la muerte de Manuel Gutiérrez Zamora. Durante su gestión son trasladados los poderes estatales a Jalapa. Fortifica el camino Jalapa-Veracruz al inicio de la intervención francesa. Se incorpora a las fuerzas de González Ortega como comandante general.

Participa en la defensa de Puebla en abril de 1863; la plaza es rendida y ocupada por los franceses, los jefes son capturados después de sesenta y dos días de sitio. Forey les había mandado una carta para que la firmaran en cual se comprometían a no volver a tomar las armas contra los franceses ni participar en política; en respuesta, los sitiados habían redactado una carta de protesta firmada entre otros, por González Ortega, Berriozábal, Antillón, De la Llave, Mejía, Patoni, Porfirio Díaz y más de cuatrocientos jefes y oficiales: “Los generales prisioneros que suscriben, pertenecientes al ejército mexicano de Oriente, no firman el documento que se les ha remitido la mañana de hoy del cuartel general del ejército francés, tanto porque las leyes de su país les prohíben contraer compromiso alguno que menoscabe la dignidad del honor militar, como porque se lo prohíben sus convicciones y opiniones particulares.

El 20 de mayo de 1863 son enviados a pie al puerto para ser llevados como prisioneros de guerra a Francia; marchan cantando el Himno Nacional; al día siguiente escapan Berriozábal y Díaz; González Ortega reclama el trato que les dan de presidiarios y no de prisioneros de guerra, pues algunos soldados han muerto de hambre; finalmente escapan el día 25 y se dirigen a San Luis Potosí, en donde Juárez y su gabinete instalaron el gobierno después de que el ejército invasor ocupó la ciudad de México.

En Guanajuato, el gobierno les da una escolta para acompañarlos a San Luis Potosí y salen hacia allá el 14 de junio González Ortega, Patoni, y de la Llave. Al pasar junto al rancho de las Trancas, cerca de Jaral de Berrio, San Felipe, los miembros de la escolta se percatan que González Ortega lleva mucho dinero en onzas de oro y los ataca por sorpresa; De la Llave que va rezagado, cae herido, a gritos le advierte a González Ortega del peligro y le pide que huya; Ortega se fuga y al pasar por el Rancho de los Quiotes, da aviso para que vayan a ayudar a De la Llave, a quien trasladan a Jaral.

El 19 por la noche, González Ortega informa al gobierno lo ocurrido; éste envía una enérgica nota a Doblado, gobernador de Guanajuato, ordenándole castigue a los culpables en San Luis Potosí “si aún no se han comenzado los procedimientos más eficaces contra ellos, deberá usted proceder inmediatamente a la rigurosa prisión, incomunicación y enjuiciamiento de todos los individuos de las escolta, inclusive el Comandante, para que sufran luego, inmediatamente, la pena a que se han hecho acreedores y usted se servirá dar cuenta a este Ministerio diariamente, por extraordinarios, de lo que se avance en este negocio.

Doblado responde al Ministro de Guerra, Sandoval, que es un caso de “accidente lamentable, pero tan imposible de preverse y evitarse... pero que son consecuencia forzosa de la inmoralidad y la anarquía propias de un país destrozado a un tiempo por la guerra civil y por la invasión extranjera”.

En una carta del 22 de junio, Juárez, apesadumbrado, comenta con Vidaurri que ha mandado facultativos para atenderlo “aunque parece que la herida es mortal. Pues se cree que la bala entró por el pecho y la tiene en el espinazo”.

Muere De la Llave el 23 de junio; Jorge L. Tamayo (Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia) refiere que su muerte fue el día 16 de junio.

Este hecho reviste especial importancia porque de la Llave era un oficial muy reconocido entre las filas liberales y leales a Juárez; la prensa de la intervención lo presenta como un asalto ordenado por Doblado para eliminar a González ortega y se interpreta falsamente como muestra de la pugna entre Doblado y el Gobierno de Juárez.

Sus restos serán exhumados y trasladados de San Luis Potosí al panteón de Orizaba, Veracruz, en 1869.

A partir del 10 de julio de 1863 el Estado de Veracruz pasó a llamarse Estado Libre y Soberano de Veracruz-Llave. El 23 de febrero de 1868 fue erigido el pueblo San Cristóbal de la Llave, mismo que a partir del 1º de enero de 1933, será el municipio Ignacio de la Llave.

 

Nota:

1.- Obtuvo 43015 de los 50 mil votos emitidos

 


Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.

Efeméride. Nacimiento 26 de agosto de 1818. Muerte 16 de junio de 1863.