Home Page Image
 

Edicion 2017

 

Autora: Doralicia Carmona Dávila

 

© Derechos Reservados
ISBN 970-95193

 

El contenido de la Memoria está a disposición como apoyo didáctico para los docentes de historia. Solicítelo en el siguiente enlace:

Solicitud de Descarga

Contacto:
MemoriaPoliticadeMexico@gmail.com

Comentarios:

MePolMex@gmail.com

 
 
 

 


 


Eguiara y Eguren Juan José

1696-1763

Nace el primero o comienzos de febrero de 1696 en la ciudad de México, de familia de vascos. Después de haber iniciado sus estudios con preceptores privados, ingresa al Real Colegio de San Ildefonso y continúa sus estudios de teología y derecho en la Real y Pontificia Universidad de México. A los trece años, el 28 de enero de 1709, obtiene el grado de bachiller en artes; en abril de 1724 el de bachiller en teología y en junio de ese año el de licenciado teólogo. El 30 de junio de 1715 se doctora en teología, se dedica a hacer labor pastoral y en la Universidad continúa su labor docente, tarea iniciada antes de su ordenación, pues entre 1713 y 1722 profesa las cátedras de Retórica, Prima de Teología y Prima de Sagradas Escrituras. En 1723 obtiene en propiedad la cátedra de Vísperas de Filosofía y al siguiente año la de Prima de Teología. En 1747 recibe la canonjía magistral y dos años más tarde, en cerradas elecciones, se le nombra rector de la Universidad.

Examinador sinodal, calificador del Santo Oficio, diputado del Seminario Conciliar, son algunos de los cargos que dentro de la Catedral, lo mantienen en una vida eclesial igualmente intensa. Es autor de más de 800 sermones que pronuncia con oratoria magistral. En uno de ellos titulado La Cristiandad del Imperio Mexicano, expresa ya su desbordante nacionalismo guadalupano.

Parco en el comer y beber, discreto y limpio en el vestir, en 1747 se jubila de sus cátedras. En 1752 por decreto real se le designa obispo de Mérida, Yucatán, que rechaza por “quebrantada salud y debilidad de fuerzas corporales". Libre de mayores obligaciones, durante más de diez años se dedica completamente a la escritura de Bibliotheca Mexicana, que representa la primera reflexión filosófica de la historia de México. Eguiara y Eguren, se considera a sí mismo como mexicano, como novohispano, identidad que ostenta y valora en sus dobles raíces: las culturas precolombinas y la herencia hispana. Por eso, en este inmenso y valioso catálogo que es la Bibliotheca, se integran más de mil semblanzas o biografías de las figuras más representativas y de las instituciones que han contribuido al largo proceso de formación de una nueva cultura, la mexicana, así como el registro bibliográfico de las obras producidas en Nueva España. Por sus páginas desfilan lo mismo virreyes como Don Antonio de Mendoza, que poetisas como Sor Juana Inés de la Cruz, o religiosos como Fray Bartolomé de las Casas. Es así como Eguiara y Eguren trata de desmentir que nuestro continente es inmaduro y sus hombres incapaces de cualquier producción intelectual.

A juicio del doctor de la Torre Villar, Eguiara y Eguren, es uno de los formadores de la idea de una nacionalidad mexicana, es el primero de los pensadores que vincula un pasado glorioso, lleno de valores y aciertos intelectuales, con otra raíz igualmente importante, la española: “en esto radica uno de los más altos valores de su filosofía de la historia, que cada cultura se forma con aportes intelectuales y espirituales, y que la conjunción de esos elementos es lo que constituye una cultura y una nación.[...] no dudó en apreciar que la Nueva España, si bien se había iniciado política y administrativamente con la conquista y el inicio de la administración virreinal, no podía prescindir de la estimación de que la sociedad mexicana resultaba de la fusión de la sangre y el espíritu de dos razas; que la española se había fundido con la india, que ésta que persistía había tenido notable desarrollo que había que estimar y mostrar como un sustrato valioso, equiparable al que en España habían dejado romanos y godos que permanecieron y formaron la civilización hispánica. A su nacionalismo criollo, seguiría –en el siglo siguiente- una reacción más violenta y con ella la aparición de una obra que revela en amplio, espectacular, y bien perfilado panorama, el nivel que la cultura criolla había alcanzado en el mundo hispanoamericano”.

En Bibliotheca Mexicana, en los Anteloquia, nombre que da al prólogo, sistematiza la producción literaria y científica de México desde la época prehispánica hasta su tiempo, una auténtica summa de la cultura mexicana, que considera que “lo mismo aporta a la cultura el sermón de un religioso, que el libro especulativo del filósofo, o un poema, fruto de la reacción sentimental”. Parte de este manuscrito se conserva en la Biblioteca de la Universidad de Austin, en Texas.

Eguiara y Eguren muere el 29 de enero de 1763, solemnes funerales se celebran en la Universidad y en la Catedral, en donde finalmente sus restos son depositados.


Doralicia Carmona: MEMORIA POLÍTICA DE MÉXICO.

Efeméride. Nacimiento febrero de 1696. Muerte 29 de enero de 1763.